Sanguinetti: “Ya venía pensando esta posibilidad desde hace tiempo”

En diálogo con *AUNO*, el ex ayudante de campo de Falcioni, cuenta los motivos que lo llevaron a convertirse en primer entrenador. “Voy a tener siempre una gratitud enorme para con Julio”, expresó. Y adelantó: “Mi idea es que mi equipo tenga la posesión, sea dinámico y ofensivo.”

Agustín Szafranko

Lomas de Zamora, diciembre 17 (AUNO).- Javier Sanguinetti, ídolo y futbolista con más presencias en la historia de Banfield, decidió comenzar su etapa como director técnico, luego de formar parte durante seis años del cuerpo técnico de Julio César Falcioni, otra gloria ‘albiverde’, como segundo entrenador.

Sanguinetti, que vistió 485 veces la camiseta del ‘Taladro’, explicó, en exclusiva con AUNO, su relación con Falcioni, las razones de su decisión, las enseñanzas y el estilo que buscará inculcar en sus equipos, además de mostrarse crítico con los últimos diseños de los campeonatos.

—¿Qué motivó esta decisión de convertirte en director técnico?
Uno lo venía madurando. No había tenido un tiempo prudencial para decidirlo porque cuando terminamos el ciclo en la Católica ahí ya había pensado en dar un paso al costado y arrancar mi carrera como entrenador. Pero apareció Quilmes y lo vi como una oportunidad para terminar de otra manera mi acompañamiento a Julio (César Falcioni), porque él se lo merecía, porque se había portado muy bien conmigo. Cuando terminamos con Quilmes se lo planteé, fue muy contemplativo. Le expliqué las razones por las que había decidido desvincularme y arrancar mi carrera como entrenador.

—¿Cómo quedó tu relación con Falcioni?
Con Julio quedó la mejor relación. Voy a tener siempre una gratitud enorme para con él porque es la persona que me dio la oportunidad de insertarme en el campo de la dirección técnica y me hizo pasar momentos maravillosos. Espero poder pasar momentos similares ahora como entrenador.

—¿Qué enseñanzas te dejó él para tu carrera?
Sobre todo el gran manejo de grupos que tiene. El hecho de cuidar siempre a su cuerpo técnico y respaldarlo. Era un entrenador de categoría porque organizaba constantemente todo tanto él como todo su cuerpo técnico, muy capaz. Además de todo eso me dio la posibilidad de participar de grandes momentos como jugador y colaborador. Jugar cuartos de final de la Copa Libertadores, pero sobre todo es un entrenador al que le gusta el trabajo, intenta mejorar cada día, con mejores o peores resultados, pero manteniendo su ideología.

—¿Qué estilo vas a tener como entrenador? ¿Te ves similar a Falcioni?
Todos somos diferentes. Con intentar parecerse a otros entrenadores por más que sean personas emblemáticas se termina siendo un clon desdibujado. Tengo la idea de un fútbol dinámico, en el que me acomode a los jugadores que tenga la posibilidad de dirigir. Tratar de tener entrenamientos en los que el director técnico maneje los tiempos y que tenga la posibilidad de armar el rompecabezas del equipo a partir de ciertas premisas. Mi idea es tratar de ser ofensivo, sin que ello signifique poner muchos delanteros. Los objetivos tienen que ser claros y uno tiene que saber trabajar de diferentes formas. A veces uno puede ser ofensivo teniendo transiciones muy rápidas y agarrando al rival mal parado, o teniendo ataques posicionados, teniendo presión alta. Hay muchas variantes para ser ofensivo y uno debe llevar a cabo la que crea más consecuente con el plantel que tiene. Mi idea es que mi equipo intente tener la posesión, que tenga movilidad y variantes. Jugar de acuerdo a la manera que uno quiera implementar.

—¿Creés que el esquema del equipo se tiene que adaptar al plantel o que el plantel debe adaptarse al esquema?
Creo que son las dos cosas. Uno tiene que seguir cierta ideología pero tiene que tener los jugadores necesarios para llevar a cabo esa ideología. A veces hay muchos que están en el medio y con mensajes y convicción podés persuadir al jugador de realizar ciertas tareas y jugar de ciertas maneras, pero también tiene que ver con la capacidad y las características que tenga el futbolista.

—¿Tenés ya armado tu cuerpo técnico?
Sí, ya tengo armado mi cuerpo técnico. Tengo también a mis ayudantes, que por tener alguna cuestión contractual no me gustaría revelar su identidad, por ahora, para no tener inconvenientes. Pero tengo a todos confirmados.

—¿Te gustaría comenzar a dirigir en Argentina o en el exterior?
He tenido la posibilidad tanto en el país como afuera y la verdad me da lo mismo. Me gusta trabajar, me gusta conocer, me gusta tener la posibilidad de mostrar mis formas y mi capacidad. Creo que es el momento justo. Si es en Argentina, bárbaro; y si es afuera también. Son situaciones que puede tener nuestra profesión.

—Cuando se fue Matías Almeyda de Banfield sonó mucho tu nombre para reemplazarlo, ¿qué tan cerca estuviste?
Nunca tuve ningún contacto con ningún dirigente de Banfield. No había ninguna posibilidad, por lo menos que yo sepa.

—¿Cómo ves a esta nueva camada de entrenadores jóvenes?
Hay procesos exitosos y de los otros, es como todo. Hay procesos exitosos de entrenadores jóvenes, que la mayoría de los equipos tiene, que podrán contar con nuevas formas de trabajo, con la tecnología para poder ver, analizar equipos propios y ajenos. Las camadas son como todo, tener un entrenador joven no te asegura tener éxito ni al revés. Depende de cada uno cómo aproveche sus oportunidades. Después podrán realizar buenos, regulares o malos ciclos, como también han hecho los representantes de las camadas anteriores.

—¿Qué influencia tienen estos virajes repentinos en los armados de los campeonatos en el trabajo del entrenador tal como pasó en estos últimos años?
Te pueden definir muchas cosas. Podés disponer de quince, de treinta o de cierta cantidad de partidos para evitar el descenso con tu equipo o para pelear el título. Este año no se tuvo la posibilidad de jugar de local y de visitante contra todos los equipos. A lo mejor te toca jugar con tres o cuatro equipos grandes de visitante y ahí ya tenés una desventaja. Eso a mí no me gusta. Y tampoco que sean cambios tan recurrentes los cambios. Necesitás orden para poder llevar a cabo cualquier trabajo. Acá hay equipos que ascienden y tienen seis meses para mantenerse en el torneo, y a lo mejor lo más lógico sería que les den un año, para poder tener la chance.

—¿Cómo lo viste a Banfield en estos últimos meses?
Ha sacado buenos resultados, quizá se cayó un poco al final, pero consiguió resultados importantes. Tiene la posibilidad nuevamente de jugar un torneo internacional, que es lo que la gente pretende. Como hincha pretendo que siga bien, progresando y que siga así en un tiempo no muy lejano. Que pueda pelear torneos locales y seguir disputando torneos internacionales. Está por buen camino y espero que lo pueda mantener.

AUNO-17-12-15
AS-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>