Respuesta a las afirmaciones sobre un docente de la UNLZ

En relación con una nota publicada en marzo de 2004, en la que se hace referencia a un docente de la UNLZ, hoy fallecido, su hijo, también docente, hizo llegar a AUNO una nota en rechazo de las afirmaciones vertidas en ese artículo.

En relación con la nota “Los primeros días de la dictadura”, publicada el 23 de marzo de 2004, en la que se hace referencia a un docente de la UNLZ, hoy fallecido, su hijo, también docente, hizo llegar a AUNO una nota en rechazo de las afirmaciones vertidas en ese artículo.

En la mencionada nota, referida a la situación en la Universidad de Lomas de Zamora durante los primeros años de la dictadura, se hace referencia al docente Ivo Parica, sobre quien se hacen consideraciones que para el hijo del profesor mencionado resultan “agraviantes”.

Claudio Alberto Parica, hijo del aludido, sostiene en la nota que envió a AUNO, sostiene que su padre fue docente en la zona sur desde la “década del 60 y por su capacidad fue convocado a la Universidad de Lomas de Zamora”.

Agrega que Ivo Parica, quien falleció el 7 de abril de 1981, “no estuvo ni cerca del nazismo, sea este alemán o bien de grupos filonazis, que efectivamente los hubo en la ex Yugoslavia.”

Considera “posible que Ivo Parica haya huido en 1942, al amparo del Vaticano de la Yugoslavia sometida a la tiranía de Josip Broz, Tito, y de la Croacia ocupada por los nazis”. Pero rechaza que lo hubiera hecho disfrazado de sacerdote ya que “era lisa y llanamente un seminarista y la ropa que usaba no era un disfraz sino la de uso diario”.

Añade que su padre “fue condenado a muerte en su Croacia natal por el régimen yugoslavo al oponerse al sometimiento, a la falta de libertad y fundamentalmente, a cualquier totalitarismo”.

También rechaza que Ivo Parica haya pertenecido al Ustasha (una organización nacionalisa croata, aliada del nazismo) ya que “la Croacia Ustasha acabó en 1945 y no antes, por lo cual muy difícilmente (su padre) pudo llevarse tras de sí a los Ustasha”.

“A Ivo Parica se lo puede acusar de haber sido muy estricto y muy recto, pero con ello llevaba un alto sentido de la justicia; se lo puede acusar de ser católico, de haber hablado y escrito en contra del totalitarismo, de querer una Croacia libre, a la que nunca quiso volver por el dolor que le acarreaba la falta de libertad en su tierra, pero jamás se lo puede acusar de haber sido colaborador de los nazis, de ser Ustasha”, sostiene.

El artículo al que alude Claudio Alberto Parica es una nota de opinión publicada en el marco de una producción especial con motivo de celebrarse el 28 aniversario del último Golpe de Estado. Su autor fue estudiante de la Universidad de Lomas de Zamora en aquellos años y actualmente es periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>