Reclamo indígena por la devolución de tierras

Representantes de las comunidades kolla-guaraní y ava-guaraní de Orán, Salta, protagonizaron un escrache frente a las oficinas que la empresa Seabord -dueña del ingenio San Martín del Tabacal- tiene en Buenos Aires, en reclamo por el desalojo de 70 familias kollas de sus tierras en la zona de Río Blanco.

Por Ana Cecilia Díaz

(AUNO-TERCER SECTOR*) Estela y Mario Miranda son dos hermanos de la comunidad kolla-guaraní de Río Blanco, provincia de Salta, que viajaron hacia la Ciudad de Buenos Aires. Emocionados, miran las pancartas que tapan la entrada del edificio de Leandro Alem al 900. A ellos el martes 13 ya no los asusta y sueñan con que al fin sus reclamos sean escuchados.
La agrupación “#732;Alerta Salta”#8482; realizó un escrache para repudiar la violación de los derechos de propiedad y dignidad que sufrieron 70 familias guaraníes del departamento de Orán al ser desalojadas de sus tierras ancestrales.
A un mes de concretarse la expropiación, representantes de asambleas barriales, movimientos de derechos humanos y desocupados acusaron a la multinacional Seaboard Corporation dueña del ingenio San Martín del Tabacal que produce el azúcar Chango de dejar desamparadas a más de 400 personas.
Los manifestantes señalaron que “mientras la justicia salteña ya había declarado como improcedente el desalojo de los indígenas, la multinacional continuó destruyendo plantaciones y viviendas de familias guaraníes”.
Neka Jara, del Movimiento de Trabajadores Desocupados de Francisco Solano explicó que la única solución para que los Kolla Guaraníes y los Ava Guaraníes recuperen sus propiedades es la movilización social, ya que “sólo si crece la solidaridad del pueblo hacia estas comunidades, la situación se podrá revertir. Juntos debemos frenar la represión”.
Con el objetivo de demostrar la crueldad en la que se basaron los desalojos, se proyectaron imágenes de un documental en donde se observa el llanto de tristeza y desesperación de niños, mujeres y hombres al momento en que sus casas son destrozadas.
Pero a pesar de las pancartas, los bombos y los filmes, las autoridades de la empresa aguardaron en silencio, sin dar respuesta a los reclamos realizados.
Quienes sí han escuchado a los indígenas son los representantes de la Defensoría del Pueblo de La Nación, que enviaron a principio de mes una comisión a Orán para evaluar la situación.
El relevamiento permitió comprobar que muchas de las familias se encuentran “viviendo” sobre las banquinas porque no tienen lugar adonde ir. La jueza que interviene en el caso reconoció que se “equivocó” al permitir el desalojo sin un acto judicial previo que lo hubiera autorizado legalmente.
Frente al desamparo que sufren estas familias, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel viajó a Salta para entrevistarse con el gobernador Juan Carlos Romero a quien lo comprometerá en tratar el tema con seriedad y concretar, entonces, una posible solución.
*Agencia Universitaria de Noticias y Opinión
Revista Tercer Sector

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>