Quejas por autos secuestrados

Al menos 20 vehículos, camionetas y autos, están estacionadas enfrente de la comisaría de Burzaco. Fueron secuestrados durante varios operativos. Los vecinos se quejan porque se les dificulta transitar por las veredas y la calle.

La Comisaría segunda de Almirante Brown, de Burzaco, deposita a ambos lados de las calles 9 de Julio y Quintana y sobre la vereda de la avenida Espora más de 20 autos secuestrados que están bajo proceso judicial, lo que, según algunos vecinos, genera problemas en el tránsito peatonal y vehicular.

Sin embargo, esos coches y camionetas que están bajo procesos judiciales, tienen espacios donde podrían ser trasladados, al menos hasta el momento de las pericias: dos depósitos que la seccional tiene en Espora y 2 de Abril.

En diálogo con AUNO, el capitán Osvaldo Martín García admitió que una solución al problema sería “trasladar los vehículos al predio 2 de Abril”, pero que no son llevados allí directamente “por una cuestión de comodidad” para la comisaría.

El titular de esa seccional argumentó que si los autos fueran trasladados directamente a alguno de esos predios se “entorpecería el trabajo del perito” debido al tiempo que se tardaría en ubicarlos entre los más de cien vehículos ya estacionados en esos depósitos.

“Tenemos un oficial de servicio por turno, y a esa persona no podría destinarla para que cada vez que se secuestra un auto vaya al predio porque sería perdida de tiempo y porque hay gente que atender en la guardia”, argumentó García, y concluyó: “A los vecinos no entorpece en nada porque no hay ningún impedimento para circular”.

No obstante, varias personas que viven en las cercanías de la seccional están en desacuerdo con la gran cantidad de vehículos estacionados, pero aún así no se presentaron denuncias.

Según se justificó una vecina llamada Inés, “no es bueno quedar marcado” porque, además, “cuando (a los policías) los tenés que llamar por algo, si sos un vecino molesto, no sabés cuánto van a tardar en venir”.

“Pienso que a todos les jode, pero nadie dice nada. Todos protestan por la Policía pero no pasa nada”, se quejó Silvia, otra de las habitantes del lugar que sostuvo que quien debiera dar una solución al problema sería “el intendente o alguien que se ocupe” del tema.

Para ella, la situación no sólo genera una complicación para los automovilistas, sino que “incluso cuando uno va en bicicleta no tenés para donde tirarte, uno tiene que ver si viene alguien de adelante o de atrás, esperar a que se haga un hueco para pasar, porque te pasan por encima”.

Así y todo, hay una posibilidad de solución: una escuela especial está en construcción al lado de la comisaría, y según el capitán García “el día que esté en funcionamiento, el frente de la escuela quedará libre” y “se tratará de ubicar los vehículos en otro lado”.

MMC-GR-AFD
AUNO-15-04-09
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>