Otros planes, una misma gestión

Cuando Jorge Rossi asumió como intendente regía el plan “el hambre más urgente” que abastecía de alimentos a los comedores del distrito, pero fue derogado a un año de su asunción. En diciembre pasado comenzó su segundo mandato y, con Daniel Scioli como gobernador bonaerense, el municipio adoptó una política distinta.

El plan de seguridad alimentaria “el hambre más urgente” que representaba un convenio entre el Ministerio de Desarrollo Social y las autoridades comunales tendiente a garantizar los aportes de alimentos a personas en condiciones de vulnerabilidad social, estuvo vigente en Lomas de Zamora desde el 2002 hasta el 2004, avalado por una ordenanza municipal propuesta por varias organizaciones y movimientos políticos.

A partir de este programa, un poco más de 80 comedores comunitarios de organizaciones lomenses recibieron como prestaciones básicas alimentos secos arroz, polenta, harina, leche en polvo, yerba, entre otros; frescos —carne, verduras y frutas— y también fueron beneficiados con materiales de cocina e infraestructura que intentaban asegurar la ejecución del plan en los comedores.

En el 2004 la ordenanza no se prorrogó y quedó derogada. A pesar de ello la secretaria de desarrollo social siguió trabajando y brindando asistencia a los comedores con el aval del gobierno provincial y nacional.

“Hasta fines de noviembre del 2007 el plan se ejecutó de maravilla”, aseguró a esta agencia el actual secretario de Desarrollo Social, Gonzalo Calvo – que también estuvo a cargo de la cartera —entonces con el rango subsecretaria— en la gestión 2003-2007 del reelecto intendente Jorge Rossi. En contraposición los representantes de los comedores afirmaron que “año tras año los suministros fueron bajando en cantidad y calidad”.

En tanto, las organizaciones que lucharon por la implementación de esa ordenanza explicaron que en ella estaba acordada la lista de alimentos secos y frescos, los materiales necesarios para el comedor y se fijaba la cantidad porcentual del presupuesto que se tenía que destinar a los comedores.

A pesar de que los representantes de los comedores comunitarios alegan “desconocer la situación legal” de la ordenanza, aún reclaman la vigencia de esos acuerdos.

Lo cierto es que al día de la fecha los comedores no reciben más raciones ni prestaciones desde fines del año pasado por parte de las autoridades municipales debido a una política impulsada por el Gobierno provincial y acompañada por el ejecutivo lomense.

Para continuar con el plan de seguridad alimentaria, el gobierno comunal decretó a través de la ordenanza 11.492 el servicio “Ticket Social Lomas Crece” que brinda a los comensales inscriptos un cupón mensual de 40 pesos, siempre y cuando no estén beneficiados por ningún otro plan social y puedan cumplir con requisitos básicos como tener DNI y un domicilio registrado.

Volver a la nota principal

AUNO 11-1-08
NS-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>