Otro reclamo contra la violencia de género y las redes de trata

Miembros de organizaciones sociales se reunieron con el intendente Bolettieri para presentarle los últimos casos de violencia contra mujeres. El jefe comunal negó la existencia de prostíbulos en el distrito.

Marina Pandolfi

Lomas de Zamora, abril 28 (AUNO).- A pocos días de que apareciera el cuerpo de Mariana Llamazare, la joven hallada en un descampado de Florencio Varela tras permanecer un mes desaparecida, distintas organizaciones sociales se reunieron con el intendente de Almirante Brown, Daniel Bolettieri, para exigir “el desmantelamiento de las redes de trata para que no haya ni una mujer desaparecida más”. Sin embargo, el jefe comunal negó que hayan prostíbulos en el distrito.

A la una de la tarde, el sol del mediodía se filtra entre los ventanales de la sala de reuniones. En el centro hay una mesa ovalada y en su cabecera está sentado Bolettieri. “Por favor pasen y pónganse cómodas”, les dijo a las referentes de Creando Juntas, Plenario de Trabajadoras del Partido Obrero y Madres de Constitución.

A diferencia de la última “audiencia” improvisada que referentes de Las Rojas y Plenario de Trabajadoras mantuvieron en el hall de la Municipalidad diez días atrás, esta vez el intendente no estaba solo: lo acompañaron tres policías, secretarias del área de Género, el abogado Claudio Frai del Departamento de Legales, la funcionaria Ana Romero, el secretario de Seguridad local, Marcelo Fila, y su subsecretario, Francisco Pena. Rodeado por parte de su equipo, propuso discutir punto por punto todas las inquietudes y debatir sobre los últimos casos de violencia registrados en el distrito, como el de Milagros Gonzáles, Estefanía Díaz y Mariana Llamazare.

Durante casi dos horas reinó un clima tenso en el que los funcionarios aseguraron destinar “parte del presupuesto” a prevenir la violencia de género, construir hogares de tránsito (Durante toda la gestión de Darío Giustozzi, quien asumió la intendencia en 2007, se construyó un solo hogar), dar charlas en barrios y escuelas y organizar campañas “sobre noviazgos sin violencia y educación sexual con perspectiva de género”. Pero en su exposición, Bolettieri no reconocía la existencia de prostíbulos en el distrito. “No hay prostíbulos en Almirante Brown. No los hay. Si ustedes saben dónde están, tráiganme impreso en una hoja la dirección de cada uno”, sentenció el jefe comunal, para que no quedaran dudas sobre la postura del municipio ante esta problemática.

Desde el otro lado de la mesa, Margarita Meira, presidenta de Madres de Constitución, organización que lucha contra la trata de personas desde el año 1992, increpó al intendente: “Por favor, señor Bolettieri, usted no puede desconocer lo que pasa en la villa Betharrám (asentamiento ubicado detrás del supermercado Carrefour en la avenida Pavón). Usted sabe que ahí hay prostíbulos, cocinas de droga y que es una zona liberada. Y si no lo sabe, se lo podemos contar”. Bolettieri la observó por un momento, pero siguió hablando de sus políticas para “prevenir” la violencia de género.

EL CASO DE MARIANA LLAMAZARE
Durante la reunión, Bárbara Carrillo, una de las referentes del Plenario de Trabajadoras, apuntó a la “inacción policial” en el caso de Mariana Llamazare, la joven desaparecida el 10 de marzo y cuyo cuerpo fue encontrado el 19 de abril en un descampado de Florencio Varela, al advertir que “el cuerpo de Mariana fue encontrado por un grupo de chicos donde ya se había hecho un rastrillaje un día antes”.

Llamazare tenía 17 años y faltaba en su casa desde la madrugada del 10 de marzo, cuando volvía de visitar a un amigo. El joven, una vez que se habían despedido, notó que alguien la empezó a seguir, pero como después vio a Mariana hablando con esa persona le restó importancia y entró nuevamente en su casa.

Para la UFI 2 de Florencio Varela, donde está radicada la causa, el único sospechoso, hasta el momento, es un hombre que es conocido en la zona como el “Carrero”, que cuenta con antecedentes de homicidio y violación, además de que suele captar chicas para las redes de trata de la zona.

Si bien Mariana vivía en una calle límite entre Almirante Brown y Florencio Varela, fue vista por última vez en Claypole. Por lo que se hicieron rastrillajes en ambos partidos. “La chica vivía en Varela, el cuerpo apareció en Varela y la denuncia se hizo en Varela. No tiene nada que ver con Almirante Brown, no es responsabilidad nuestra”, alegó el secretario de Seguridad Marcelo Fila. Y, con un elevado tono de voz, agregó: “¿Ustedes se piensan que todo lo que hacemos no sirve, que todo lo que les estamos diciendo es mentira, que el señor intendente no se encuentra preocupado? Los policías son seres humanos, se equivocan y fallan como cualquiera de nosotros”.

Tras no llegar a un acuerdo, los funcionarios propusieron “trabajar en forma conjunta” con las organizaciones y hacer reuniones periódicas cada semana o quince días. Sin embargo, las organizaciones se niegan porque, en principio, el municipio no reconoce la existencia de los prostíbulos ni la complicidad policial. Mientras tanto, Bolettieri seguirá esperando a que le lleven una hoja con direcciones para empezar a buscar a los culpables en las calles.

MP-AFG-AFD
AUNO-28-04-14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>