Las número uno no dieron lugar a las sorpresas

Campus-Riera se llevaron el título en el torneo profesional de pádel APP que se disputó en el club Nice Place de Monte Grande. Vencieron 4-6, 6-4 y 6-2 en la final a las Nº2, Banchero-Niella.

Lomas de Zamora, nov 05 (AUNO) – Fue una final soñada para todo el público que se acercó el domingo al Club Nice Place, en Monte Grande.

Las número uno, Silvana Campus-Virginia Riera, contra las 2º, Daniela Banchero-Daniela Niella. Un nivel de juego espectacular. Y un tanteador que fue y vino en un sinuoso camino no apto para cardíacos.

Se lo llevaron las líderes del ránking, que sumaron su noveno título APP de la temporada. Pudo ser para cualquiera de las dos duplas.

El resultado final fue 4-6, 6-4 y 6-2 a favor de Campus-Riera, que tuvieron que remar con marea en contra, levantar el set en contra y bancarse en el segundo haber estado 5-2 arriba y recién poder cerrarlo en el último suspiro.

La muy buena cantidad de espectadores que hubo en el partido definitorio se fue con los ojos llenos de pádel, porque se trató de un encuentro muy entretenido, parejo e intenso.

El comienzo del partido fue muy disputado, con cada pareja cuidando su servicio pero no logrando hacer mella en el rival. Así, se fueron sucediendo los games hasta el séptimo, cuando Banchero-Niella lograron quebrar en su quinta oportunidad de break para ponerse 4-3 arriba.

Las emociones volvieron a aparecer sobre el epílogo del parcial, cuando ‘las Daniela’ servían para cerrar. Aparecieron algunos nervios y Campus-Riera consiguieron ponerse break point. Sin embargo, Banchero-Niella supieron salir del brete y finalmente lograron mantener el saque para cerrar 6-4.

Comenzaba el segundo set y la incógnita era si a las número uno les iban a pesar las chances desaprovechadas para estirar el primer set. El primer game, con Campus al saque, era la prueba de fuego. Y la superaron, porque salieron de la decepción y sostuvieron.

Luego de eso, las número uno supieron ser pacientes para esperar la chance. Que finalmente apareció en el cuarto juego, cuando tuvieron un nuevo break point y lo concretaron. 3-1 y el saque, que no falló y llevó los números a 4-1.

Parecía resuelto el set, pero ambas parejas se conocen mucho, y tienen sobrada experiencia. Así lo demostraron Banchero-Niella en ese tramo, porque no bajaron los brazos. Pese a haber estado con doble punto de quiebre abajo en el 2-5, lucharon, levantaron y se llevaron el game, para dejar sobre el servicio de Campus toda la presión de cerrar el parcial.

Ahí apretaron el acelerador y, tras desaprovechar un break point, se hicieron con el segundo y dejaron las cosas 5-4 abajo pero con el saque para igualar el tanteador.

Y allí hubo una nueva vuelta, porque Campus-Riera salieron con todo a presionar el servicio de sus rivales. A tal punto que se pusieron 0-40, triple punto de rotura para llevarse el set. A pura garra, Banchero-Niella levantaron los tres.

40-40 y a empezar de nuevo. Pero en ese momento llegaron dos errores de Niella que tiraron por la borda todo el esfuerzo del game. Quiebre y set para las Nº1.

Ahora la ecuación se revertía. Las que tenían que demostrar que seguían enteras eran ‘las Daniela’. Pero a Niella pareció afectarle el final del segundo parcial, porque no empezó el tercero con la solidez que la caracteriza. Cometió un par de errores no forzados que le permitieron a Campus-Riera sostener su servicio en el primer juego y ya ponerse a pensar en cómo romper el de sus rivales en el siguiente game.

Se ve que lo analizaron muy bien, porque enseguida tuvieron una chance de rotura. Esa no la aprovecharon, pero la que generaron a continuación sí: 2-0 y tranquilidad.

Era lo que necesitaban para terminar de soltarse, porque a partir de eso comenzó un dominio más claro, que les permitió afrontar el resto de sus juegos de saque sin sobresaltos, hasta que quedaron 5-2 arriba, con Banchero-Niella al servicio.

Las número uno se miraron, cruzaron un par de palabras y salieron con todo a tratar de cerrar el pleito ahí mismo. Y parece que cuando se proponen algo, es muy difícil que no lo logren. En el primer punto de rotura que tuvieron atacaron, apretaron, y ganaron. 6-2 y el grito de “Vamossss!” de Campus.

Un nuevo título, el noveno de la temporada, para Campus-Riera, que este lunes viajan a España a representar a Argentina en el Mundial Open de Bilbao. Hay algo que es seguro: Llegarán al país ibérico con muy buenas sensaciones tras este título.
Para llegar a la final, las número uno del país habían eliminado en semifinales a las Nº3, Mariela Peyregne-Paola Armesto por 6-0 y 6-3, mientras que Banchero-Niella hicieron lo propio con la cuarta mejor dupla del ránking, Carina Bertín-Matilde Cassani, por 7-5 y 6-2.

El torneo de Monte Grande se disputó en el club Nice Place, otorgó 300 puntos para el ránking a las campeonas, repartió una bolsa de ocho mil pesos en premios y tuvo a Andrea Díaz como árbitro y a Enrique Cataldo como organizador.

AUNO 05-11-13
EMR-HRC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>