Ordenan reincorporar a delegados despedidos

La firma es Elemento, que produce para la marca de indumentaria Cheeky. Los trabajadores denuncian discriminación y explotación contra trabajadores extranjeros. Los trabajadores fueron apoyados por entidades de derechos humanos

Lomas de Zamora, noviembre 26 (AUNO) – La empresa de indumentaria Elemento, proveedora de entre otras, la firma Cheeky, deberá reincorporar a dos delegados sindicales despedidos, de acuerdo con un fallo de la Justicia.

El Poder Judicial de la Nación ordenó a la empresa textil Elemento reincorporar en el plazo de 48 horas, los trabajadores María Ugarte y Eduardo Toro, quienes denunciaron a la firma por persecución sindical.

Según indicaron fuentes de la Asociación de Profesionales por los Derechos Humanos, el motivo del despido de Ugarte y Toro fue haber encabezado los reclamos para mejorar las condiciones laborales. La empresa Elemento provee a Cheeky, que es a su vez propiedad de Juliana Awada, esposa del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri.

La entidad denunció que hace unos meses, una empleada de la firma, Marina Bonarìn, se prendió fuego para protestar por lo que se considera “pesimas condiciones de trabajo, maltratos y discriminación contra personas extranjeras”.

La diputada electa por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Myriam Bregman y Matías Aufieri, miembros del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh), con el apoyo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) solicitaron el otorgamiento de la medida cautelar.

“Este fallo es un triunfo y fue gracias a la gran campaña de solidaridad que impulsamos los despedidos, donde recibimos el apoyo de cientos de organizaciones sociales, políticas, sindicales, estudiantiles y de derechos humanos, como Nora Cortiñas y Elia Espen Madres de Plaza de Mayo Línea Fundador), Adolfo Perez Esquivel del SERPAJ y Premio Nobel de la Paz, Osvaldo Bayer, entre muchas otras”, afirmó Toro.

“Ahora tenemos que fortalecer la organización en el taller para terminar con todos los maltratos y discriminación de esta empresa que trabaja para Cheeky de Juliana Awada, la esposa de Macri”, señalò el trabajador.

Por su parte, Maria Ugarte señaló que el Ministerio de Trabajo les “había dado la razón” cuando ordenó las reincorporaciones durante la conciliación obligatoria por ser un conflicto colectivo que afecta a toda la fábrica, en cambio la empresa, violando las leyes, “no la cumplió”, y además indicó que “ahora es también la justicia la que falla a favor de los trabajadores, y la empresa va a tener que cumplirla y reincorporarnos desde la próxima semana”.

AUNO 26.11.2013
AAA CGL
aauno@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>