La idea que llevará a Colombia

El debate es la base y la intención puesta en marcha en el programa del Parlamento Juvenil del Mercosur 2012, impulsado por los ministerios de Educación de los Estados de la región. Jonathan Monzón  forma parte de la delegación argentina de 24 estudiantes que sorteó una serie de etapas a nivel regional y nacional. Aunque […]

El debate es la base y la intención puesta en marcha en el programa del Parlamento Juvenil del Mercosur 2012, impulsado por los ministerios de Educación de los Estados de la región. Jonathan Monzón  forma parte de la delegación argentina de 24 estudiantes que sorteó una serie de etapas a nivel regional y nacional.

Aunque la creación de los centros de estudiantes ya está determinada por la ley 5.135, no muchos la cumplen. Además, el cuerpo central del proyecto de Monzón está sustentado en las problemáticas descubiertas por estudiantes de la escuela N° 49 en su barrio e invita a que el resto ponga en práctica la misma metodología.

La base está construida sobre varios ejes: trabajar y analizar temas que tocan de cerca a los barrios, como embarazo adolescente, violencia familiar y cuestiones de género. También políticas públicas, como la Asignación Universal por Hijo, el Plan Conectar Igualdad y la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. El cómo implementarlas a través de la escuela integrando a los vecinos es la propuesta que también se llevará a Colombia.

“Nos parece que existe una tendencia desde algunos adultos a tener una mirada que nos subestima”, señala la declaración redactada por los alumnos que participaron del Parlamento Juvenil. Será porque, por ejemplo, sólo una decena de escuelas de Cuartel IX cuentan con ese tipo de organizaciones sobre un centenar de escuelas secundarias que hay en la zona, según comentó el director de la escuela, Diego Llanos.

Por su parte, Llanos destacó el trabajo realizado por sus alumnos y reconoció que ese espacio sirvió para abordar diferentes situaciones. “Desde que empezaron hicieron que bajara el nivel de violencia que había en la escuela y ahora estamos integrando a todos para que participen de actividades sociales y de entretenimiento”.

Los integrantes del centro están en continuo movimiento. Emprenden constantemente la apertura de actividades extracurriculares como la escuela de fútbol, talleres de murga y pintura, entre otros.

Queda claro que las ganas de los pibes son difíciles de aplacar. Por la red social Facebook se comunican entre los integrantes de la delegación para planear cómo materializar los encuentros y cómo conseguir el apoyo de los directivos que aún se resisten a la participación de los jóvenes en el sistema educativo.

Entre tanto, no pierden de vista la premisa de contagiarles las ganas a los más chicos para “dejar herederos” en el centro de estudiantes y construir puentes con las universidades. “Queremos que haya un acercamiento para que los chicos sepan desde antes cómo se estudia ahí, pero sobre todo, para que cuando terminen el colegio continúen formándose profesionalmente”.

La idea es fomentar a la escuela como núcleo barrial. Así, lograr un cambio profundo que eche por tierra la estigmatización que deben enfrentar día a día por el simple hecho de ser habitantes de un barrio periférico del conurbano bonaerense.

AUNO 28-03-12
CP-MFV

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>