Juanjo Domíguez brilló en Adrogué

De vuelta por la zona que lo vio crecer como músico, el guitarrista presentó su nuevo disco en el Centro Cultural de Adrogué. En diálogo con AUNO recordó cuando vivió en el sur y criticó a las compañías discográficas por el grado de difusión que dan a sus producciones.

Martín Silles

“Estoy muy contento de compartir mi música con la gente de esta zona, donde viví muchos años”, dijo emocionado a AUNO el guitarrista Juanjo Domínguez al finalizar la presentación de su nuevo disco, “Eterno”, en un concierto que brindó en Adrogué y que significó su vuelta al sur del conurbano para mostrar la calidad artística que lo ubica entre los mejores músicos del país.

Aunque nació en Junín, Domínguez vivió en Lanús desde muy chico y más tarde en Burzaco. Inició sus estudios de música en la Academia Oliva, “después estudié guitarra el ‘Julián Aguirre’ con la profesora María Angélica Funes, que era discípula de María Luisa Anido, y más tarde viví mucho tiempo en Burzaco”, contó a esta agencia. Luego siguió los estudios en el Conservatorio Julián Aguirre, de Banfield, y pisó los primeros con el “Polaco” Goyeneche y otros grandes de la música nacional.

Hace días presentó su nuevo trabajo en el Centro Cultural de Adrogué, y hacerlo allí fue “una alegría y un gusto”, reconoció. Interpretó temas de folklore como “A doña Cata”, “Milonga en Son” y “Pal que se va”, mientras que cuando le llegó el turno del tango realizó un homenaje a Astor Piazzola con temas como “Mi loco bandoneón”, “Los Pájaros Perdidos” y una versión de “Adiós Nonino” de más de 15 minutos que, al finalizar, hizo que el publico lo aplaudiera de pie.

En un momento del concierto, Domínguez le compartió al público que “acá somos todos amigos, yo soy de la zona”, y concluyó con “Estrellita”, “Recuerdo” y “Quejas de bandoneón”, canciones que provocaron los aplausos de las más de 800 personas.

Alguno de los trabajos de Domínguez fueron editados solamente en Japón, país al cual viajó en diversas oportunidades. – ¿Alguna vez podrán ser escuchados en el país? –preguntó AUNO. – Yo tengo los derechos de esos discos y de otros que salieron sólo en Alemania, Turquía o Austria. Pero en realidad depende de que las discográficas que los quieran editar, porque me he dado cuenta que algunos de mis discos que salieron acá hoy no están ni en las casa de discos de capital.

En este sentido, el guitarrista reconoció estar “un poco cansado de tener que andar por las radios con mis discos dando vueltas de un lado para el otro; eso lo tendrían que hacer las discográficas con las que uno trabaja y por eso cuesta un poco más”.

“Pilín”, un vecino de la zona y amigo íntimo del músico, recordó que “el padre de Juanjo era muy humilde y no creía que su hijo fuera a ser un buen guitarrista, pero yo le insistí para que lo hiciera estudiar porque cuando venía a mi casa nos quedábamos impresionados por como tocaba”.

Por su parte, Ana, una de las hijas de “Pilin”, recordó que “cuando Juanjo venía a casa, papá nos obligaba a que nos sentarnos a escucharlo porque decía que era uno de los mejores guitarristas de la Argentina. Muchas veces se quedaba a almorzar y después, cuado llegó hasta donde llegó, papá decía que era el mejor guitarrista de América; y desde hace un tiempo dice que es el mejor del mundo. No sé si será así, pero ha tocado con Paco de Lucía y otros grandes de la guitarra. Así que papá no esta tan errado”.

MS-AFD
AUNO-10-4-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>