Homenaje, memoria y balance de logros

Durante el acto en que se homenajeó a Martín Castellucci, el joven asesinado hace cuatro años en La Casona, de Lanús, su padre reveló que en Argentina “por año se mueren unos 4800 adolescentes” por causas relacionadas con la violencia. Aún así, “aprendimos a luchar con alegría”, remarcó Oscar, su padre.

Lomas de Zamora, diciembre 4 (AUNO).- “Por año se mueren unos 4800 adolescentes de todo el país por causas relacionadas con (distintos tipos de) violencia” social, reveló Oscar Castellucci, durante el acto de memoria y homenaje a cuatro años del asesinato de su hijo Martín, el joven que falleció a manos de un “patovica” del boliche La Casona, de Lanús.

Las estadísticas “dan cuenta de que en el país fallecen 6 mil jóvenes por año, de los cuales el 80 por ciento se deben a causas externas y la mayoría están relacionadas con adicciones”, así como también accidentes, casos de “gatillo fácil” o asaltos, detalló el hombre, que basó los datos en cifras brindadas por un funcionario del Ministerio de Salud, según precisó a esta agencia.

En diálogo con AUNO, Castellucci expresó: “Tengo sensaciones encontradas, porque uno nunca hubiese querido pasar por semejante dolor, pero a la vez estoy contento por los logros y avances que hemos obtenido en estos años de lucha”.

En cuanto a las dificultades que afrontó a lo largo de los cuatro años, Castellucci precisó a AUNO que está tratando con un tema “polémico como lo es el de la noche, donde se hizo mucho dinero en base a la ausencia del Estado” y aseguró que uno de los mayores logros fue “haber involucrado a los gobernantes en un lugar donde no había control”.

“Aprendimos a luchar con alegría —remarcó—, de la misma manera que recordamos a Martín: con una sonrisa. No nos vamos a doblar, vamos a redoblar los esfuerzos.”

Además, realizó un balance de lo conseguido en materia legislativa, como la ley nacional 26.370, que reglamenta la actividad de los controladores de admisión y permanencia en boliches y espectáculos públicos; la creación del registro nacional para los trabajadores de ese sector, lo que permitirá legitimar la relación laboral en un rubro en el que prima el trabajo “en negro”; y la creación del los centros de capacitación para ese mismo fin.

Según estimaciones del Sindicato Único de Trabajadores de Control, Admisión y Permanencia de la República Argentina (Sutcapra) hay unos 30 mil patovicas en actividad, de los cuales el 95 por ciento está de manera irregular realizando sus tareas.

Actualmente, las únicas provincias que han adherido a la ley nacional son Buenos Aires, que ya ha reglamentado y puesto en marcha tanto cursos de capacitación como el registro de trabajadores, y Salta, que adhirió recientemente a la legislación vigente.

El titular de Sutcapra, Leandro Nazarre, agradeció la decisión de Castellucci de hacerlos parte de las tratativas y el diseño de la ley y se sinceró: “No merecemos este espacio para hablar. Tengo sentimientos de culpa y de vergüenza. Sabíamos que esto (los casos de muerte a causa de la violencia de los ‘patovicas’) podía pasar. Y, lamentablemente, va a seguir pasando. Esperamos poder prevenirlo”.

“Perdiste a Martín, pero adoptaste a otros hijos, que somos todos nosotros”, afirmó Nazarre durante el acto en referencia a la relación afectiva que lo une a Castellucci, quien desempeña el cargo de director del Centro de Formación Profesional Nº420, donde se dictan los cursos habilitantes para los controladores.

Hasta el momento, hay alrededor de 600 trabajadores inscriptos en el Registro Público Provincial de Personal de Control de Admisión y Permanencia (RECAP), pero “todavía queda mucho por hacer, falta mucho para lograr la regulación de los miles que siguen ejerciendo su tarea de manera irregular”, confió el padre de Martín.

El secretario gremial del sindicato, Marcelo Fernández, informó a esta agencia que “hasta fin de año se estará llevando a cabo una etapa informativa, para explicarle tanto a los trabajadores como a los dueños de los locales los requisitos que establece la ley. A partir de enero comienza la etapa normativa, por lo que el establecimiento que no cumpla con las normas será sancionado”.

En el acto, que fue realizado en el lugar donde se encuentra un mural que recuerda al joven, se hizo presente el director del Registro Nacional de Controladores de Admisión y Permanencia (Rencap), Juan Tegiachi, quien informó la puesta en funcionamiento del Centro Nacional de Denuncias que tendrá dos plataformas para registrar incidentes: un sitio web y una central telefónica 0-800, que almacenarán los hechos de ese tipo en una base de datos y trasladarán las responsabilidades a las autoridades correspondientes.

Una vez finalizadas las palabras de los oradores, el cantante de folklore Bruno Arias y su banda brindaron un recital en memoria de todos los adolescentes que perdieron su vida en hechos de violencia.

LA VOZ DE LOS “PROFESORES”
En el acto que rindió homenaje a Martín Castellucci estuvieron presentes miembros del Centro de Formación Profesional Nº 420 que se encarga de dictar los cursos de capacitación para los controladores de admisión y permanencia.

El secretario de Capacitación del Sindicato Único de Trabajadores de Control, Admisión y Permanencia de la República Argentina (Sutcapra), Miguel Silva, afirmó a AUNO que los avances logrados por Oscar Castellucci son “excelentes” y explicó: “Antes, en caso de algún incidente, el dueño del boliche no se hacía cargo de nada, debido a que no había ninguna relación establecida legalmente. Ahora, por medio del registro esto va a cambiar”.

Además de ser miembro del sindicato, Silva es quien dicta la materia “Técnicas de neutralización de agresiones físicas” (TENAF) por medio de las cuales los controladores pueden intervenir en conflictos de manera no violenta.

Por su parte, la colaboradora en el área de Capacitación Liliana Fiebelkorn expresó a esta agencia el objetivo de “profesionalizar” la actividad y aseguró que “los trabajadores de este rubro necesitan hacer mucha catársis, ya que desempeñan su labor en condiciones pésimas”.

Asimismo, aseguró que antes de la ley “el que quería pegar en la puerta de un boliche era ‘bienvenido’ como trabajador, ahora ya no puede” y detalló que “con los instrumentos legales actuales ya no va a haber ‘patovicas’ sino que serán controladores”.

PT-AFD
AUNO-06-12-2010

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>