Homenaje a “un hombre común”

El Concejo Deliberante declaró por unanimidad “ciudadano ilustre” al diputado nacional Jorge Rivas. Previamente, el legislador había visitado el hospital Gandulfo donde leyó una carta de agradecimiento al personal de esa institución y reivindicó la posición de la salud pública.

Lomas de Zamora, agosto 12 (AUNO).- El diputado nacional Jorge Rivas fue homenajeado ayer al mediodía en el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora, donde se aprobó por unanimidad un proyecto que lo declaró “ciudadano ilustre” de esa localidad en “reconocimiento a su militancia, su actitud de vida y su constancia en la defensa de los Derechos Humanos y la igualdad social”.

Horas antes, cerca de las 10, Rivas había visitado el hospital Luisa C. de Gandulfo donde, a través de un software que usa para comunicarse, leyó una carta de agradecimiento a los médicos y enfermeras que lo atendieron la madrugada del 13 de noviembre de 2007, fecha en que fue asaltado y un golpe en la cabeza lo dejó tetrapléjico.

Al llegar al hospital, el legislador fue recibido por un tropel médicos, enfermeras y periodistas que se amontonaron a su alrededor para saludarlo, hablarle o tomarle fotos de todos los ángulos posibles. A pesar de tener las capacidades motoras altamente disminuidas, las risas imperfectas que se dibujaban en el rostro del legislador expresaban, mejor que cualquier palabra, la felicidad que le producía reencontrarse con aquellos que le habían salvado la vida.

El director ejecutivo del Gandulfo, Carlos Gustavo Oviedo, acompañó a Jorge Rivas a un pequeño auditorio dentro del hospital que, a los pocos minutos, se pobló de médicos, familiares, periodistas y algunos desconocidos curiosos que querían ver de qué se trataba. “Para nosotros es un honor que puedas estar acá porque sos un ejemplo de persona, no sólo para todos los habitantes de este país, sino también para todos los que alguna vez fuimos pacientes”, le expresó Oviedo a Rivas una vez que el diputado fue acomodado frente a un escritorio con su computadora portátil.

Luego de un breve silencio, Rivas, por medio de un software llamado HADA (Human Answering with Digital Assistant) que le permite comunicarse utilizando la cabeza y los dedos, leyó una carta de agradecimiento a los trabajadores del hospital Gandulfo. “Quiero agradecerles la primeras atenciones que me dieran en la madrugada del 13 de noviembre del 2007, tanto al personal médico como al de enfermería. Esas atenciones me permitieron seguir viviendo, y este agradecimiento pretende conllevar mi reconocimiento al trabajo solidario, esforzado y anónimo que se realiza cotidianamente en todos los centros de atención pública de nuestro país, y que no siempre tiene su merecido reconocimiento”, recitó Rivas con una voz robótica que le hacía de mediadora.

“Una manera de dimensionar el criterio igualitario que prima en el hospital público –continúa la carta– lo da precisamente mi caso, pues aquella madrugada no ingresó a la guardia el vicejefe de Gabinete (cargo que ocupaba en ese momento), sino que hizo su ingreso un tipo que se encontraba tirado en la calle agonizando y del cual se desconocía absolutamente su identidad y, sin embargo, eso no fue obstáculo para que recibiera una atención de excelencia”.

La lectura culminó con una ovación de pie por parte de todos los presentes. Algunos, incluso, emocionados por las palabras del diputado, gritaban “¡vamos Jorge!” dándole ánimos.
Cerca de las 12.30, Rivas asistió al Concejo Deliberante de Lomas de Zamora, donde se presentó un proyecto para declararlo “ciudadano ilustre” de esa localidad. La medida reconoce su trayectoria pública y lo destaca como uno de los primeros legisladores en impulsar el proyecto de nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. Además, recalca sus trabajos vinculados a la calidad democrática y el control de los actos de gobierno y su accionar contra los “reiterados abusos” de las empresas privadas prestadoras de servicios públicos. “Por todo ello –establece el proyecto– el Honorable Concejo Deliberante expresa su pleno reconocimiento al otrora vecino de Lomas de Zamora y actual diputado Jorge Rivas.”

Esta iniciativa contó con el apoyo de las Madres de Plaza de Mayo de Lomas de Zamora y de todos los bloques políticos del concejo. Nadia Vicentini de Ricny, una de las Madres fundadoras de la sede lomense, destacó que “Rivas se merece ese reconocimiento porque siempre fue un defensor de los Derechos Humanos”.

Durante la sesión, los diferentes representantes de los bloques expresaron su apoyo al proyecto. “Jorge Rivas hizo una reivindicación de la importancia salud pública. La actitud y entereza con la que afronta la adversidad es un ejemplo a seguir, y por eso le quiero dar las gracias públicamente por lo que hace día a día”, destacó el presidente del bloque del Frente Para la Victoria, Alfredo Fernández.

El concejal del Partido Socialista Julio Cesar Fornelli leyó un texto titulado “Carta para un hombre común”, escrita por compañeros del PS del diputado Rivas. “Un hombre común –-dice la carta—- que aun siendo vicejefe de Gabinete manejaba su auto todos los días para ir a su trabajo. Un hombre común que nunca quiso alejarse de su barrio, de su entorno ni de sus cosas. Y cuando la noche apareció terrible mostrando imprevistamente toda su impudicia y todo su horror y de pronto esa cosa extraña e indefinida llamada suerte se equivocó fiero, vos emergiste inaugurando una nueva sonrisa, pergeñando nuevos rumbos para decirnos ‘muchachos acá estoy, fue apenas una breve licencia. ¡Pongan la pava, tomemos unos mates!’.”

“Desde el Partido Justicialista adherimos al proyecto y nos sentimos absolutamente orgullosos de poder contar con un legislador y un vecino con la trayectoria del doctor Jorge Rivas”, agregó el presidente del bloque del PJ, Juan María Viñales.

La aprobación del proyecto en forma unánime, las palabras de aliento de los concejales y la lectura de la carta trajeron aparejada la segunda ovación más emotiva del día. Mientras tanto, familiares y conocidos del diputado se apiñaban a su alrededor para saludarlo y felicitarlo. Con lágrimas en sus ojos, Jorge agradecía moviendo reiterativamente la cabeza. Por primera vez en mucho tiempo no se notó que carecía del habla. No hacían falta palabras.

GAVQ-AFD
AUNO-12-08-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>