Homenajearon a Javier Barrionuevo, a 15 años de su asesinato

Militantes sociales y políticos recordaron en Monte Grande al joven asesinado por un puntero y ex policía durante un piquete en El Jagüel. “Cuando no llegamos a condenar a los asesinos como Bogado, después se suele repetir la historia”, cuestionaron los manifestantes, sobre el crimen que sigue impune.

Pablo Miglio

Lomas de Zamora, febrero 16 (AUNO) – “¿Sabés quién era Javier Barrionuevo y cómo lo mataron?”, preguntaban los carteles colgados en el escenario, así como aquellos que cubrían las rejas de la fuente de la Plaza Mitre, mientras los vecinos de Monte Grande y alrededores se acercaban a renovar un pedido de justicia que lleva ya 15 años.

“Asesinado en un piquete por un puntero con complicidad policial”, respondían otras pancartas, como si se tratara de un diálogo; al igual que la grabación que salía de los parlantes ubicados a los costados del escenario, desde donde los organizadores de la jornada repetían una y otra vez quién era Javier, en un intento por salvarlo del anonimato.

Y es que, como lamentó el referente del Frente Popular Darío Santillán (FPDS), Leonardo Santillán, en diálogo con AUNO, el asesinato de Javier en manos de un puntero político “ha sido un caso menos conocido, no tan mediatizado” como el de Darío, hecho que sí tuvo difusión al “tener la rara suerte de que se filmara lo que pasó”, aclaró.

No había cámaras presentes durante la madrugada del 6 de febrero de 2002, momento en el que Jorge “Batata” Bogado, puntero vinculado al entonces intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, disparó desde su Ford Falcon a un grupo de piqueteros que cortaba la Ruta 205, a la altura de El Jaguel, hiriendo de muerte a Barrionuevo.

Para recordarlo, organizaciones de izquierda, convocadas por el FPDS de Esteban Echeverría, hicieron la tradicional jornada cultural con un panel sobre Derechos Humanos, a cargo de organizaciones contra la represión policial, la trata de personas y la violencia de género, entre las que dijeron presente Infancia Robada, Niñez y Territorio, y la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi).

Durante la exposición, frases como “criminalización de la pobreza”, “justificación de la represión” y “ensañamiento contra los pibes pobres”, se mezclaron con constantes menciones sobre la última dictadura cívico-militar, ante la atenta mirada de los pibes y pibas de la murga piquetera que estaban por salir a escena.

En una historia como la de Javier, que involucra disparos desde un Falcon, policías liberando la zona así como aprietes y amenazas a familiares, las referencias a la dictadura no sorprendieron; y es que, como aseguró Santillán, “cuando no llegamos a condenar a los asesinos como Bogado, después se suele repetir la historia”.

Mientras caía la tarde y la murga le cedía el paso a las bandas que se preparaban sobre el escenario, el militante piquetero analizó el contexto actual de los barrios como el de Barrionuevo: “Durante el gobierno anterior hubo una pequeña mejora, pero no se han tocado las bases, como el trabajo, y hoy esto se ha vuelto a recrudecer. Tenemos muchas necesidades”, finalizó.

La música seguía al tiempo que parte de la gente se desbandaba hacia otro punto de la plaza donde un grupo de efectivos de la policía local rodeaba a unos pibes que tomaban cerveza en el suelo.

Vecinos y militantes enfrentaron a los policías que se multiplicaban en segundos antes de ser finalmente despedidos al canto de “¡lucha, lucha, yuta trucha y asesina!”.

En una jornada en la que las fuerzas de seguridad fueron permanentemente denunciadas y hasta satirizadas, los hechos terminaron hablando por sí solos.

AUNO 16-02-2017
PM-AFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>