Garnero, entre la bronca y la esperanza

El ‘Taladro’ perdió a pocos segundos del pitazo final y se lamenta los puntos perdidos. Sin embargo, su entrenador es optimista y consciente de que las chances no se acabaron. “Si ahora que perdimos creemos que estamos fuera, estamos confundidos”, destacó.

Florencia Tagliafico

Lomas de Zamora, febrero 27 (AUNO).- El entrenador de Banfield, Daniel Garnero, se lamentó por la agónica derrota sufrida por su equipo como local ante Gimnasia y Esgrima La Plata (0-1), aunque pidió calma, ya que consideró queda mucho camino por delante en el Torneo de la Primera B Nacional y todavía hay tiempo para recuperarse.

Casi como una fórmula que no falla, al ‘Taladro’ le convierten en los minutos finales de los partidos y le quitan de las manos puntos valiosos para aferrarse a la pelea por un puesto de ascenso. Al punto que se le escapó en el Florencio Sola contra el ‘Lobo’ se le suman los dos que se le escurrieron la fecha anterior ante Aldosivi, en Mar del Plata

“Todavía queda muchísimo por jugarse y no hay nada resuelto”, sostuvo Garnero, que se mostró preocupado por el flojo rendimiento de su equipo, que resultó incapaz de construir juego y de generar peligro en el arco rival.

“No pudimos asociarnos, en estos desafíos cerrados hay que aprovechar las situaciones y las tuvimos en el primer tiempo pero nos faltó efectividad. Se dio un partido con mucha intensidad y poco juego. En líneas generales no fue un buen encuentro, nos costó mucho asociarnos”, analizó el entrenador.

Con relación a la jugada del gol de Matías García, el entrenador se mostró preocupado por la falta de concentración de la defensa en los últimos minutos y, más allá de las virtudes del adversario, admitió que debe corregir algunos errores de funcionamiento durante la semana.

“El gol no sólo fue por desconcentración. Hay que estar hasta el último minuto pendiente, pero a veces el rival acierta aunque hay errores propios para corregir. Hay que seguir creciendo, estamos convencidos de que estamos por buen camino”, agregó con optimismo.

Además, destacó que fue un partido “parejo y chato” y que si bien sus dirigidos no pudieron tomar el protagonismo del encuentro, si tuvieron “las situaciones más claras”.

Ahora, con la obligación de levantar cabeza para no quedar demasiado lejos de los puestos de ascenso, el conjunto del Sur del GBA ya piensa en su próximo rival: el envalentonado Rosario Central de Miguel Russo, que suma diez victorias consecutivas y mira a todos desde arriba en la tabla de posiciones.

AUNO 27-02-13
FT-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>