Ex macristas se sumaron al PJ con duras críticas a la conducción nacional del PRO

Fue en un acto que se realizó en el Club Los Andes. El dirigente lomense Carlos Florentino se fue del PRO con duras críticas a la conducción nacional de su ex partido. Trabajarán para el PJ y ahora están alineados con el kirchnerismo provincial y nacional. Acusó a Mauricio Macri de armar las listas a “dedo”. Rossí cuestionó con dureza al PJ de Solá y Mércuri.

“Los peronistas que venimos del PRO disidente vamos a trabajar duro para que el Partido Justicialista gane el 28 de junio”, aseguró el concejal Carlos Fiorentino, un peronista que estaban en el macrismo, durante un acto que encabezó anoche junto al intendente lomense, Jorge Rossi, en el Club Los Andes.

Fiorentino criticó con dureza la conducción del PRO, al afirmar: “Nuestra lucha ha sido en vano porque nunca existió en la conducción nacional del PRO una auténtica vocación de participación y de construcción política, entregaron al partido y toda su militancia”.

En esa línea, el concejal agregó que “a la hora de la verdad, cuando llegó el momento de decidir cómo iba a ser la representación de ese espacio en la provincia de Buenos Aires, intervinieron el partido y armaron listas a dedo dejando de lado toda la dirigencia y la militancia que duramente había trabajo durante estos años”.

“Por eso nació primero el PRO disidente como un reclamo y un rechazo a la intervención del partido provincial (del porteño José Torello) y a la necesidad de reorganizar el espacio”, aclaró.

Por su parte, el jefe comunal criticó a “esos personajes que solamente se juntan para ganar un diputado o un senador más” y manifestó: “El ex gobernador Felipe Sola dijo en su momento que la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires estaba dirigida por un delincuente, hoy ese gobernador y delincuente están juntos”, en referencia a las alianzas por las elecciones.

En ese sentido, puntualizó: “También nosotros tenemos los disidente, yo digo que no son disidente de nada, simplemente son los oportunistas que quieren seguir siendo algo en la vida política”

En tanto, Fiorentino remarcó que regresan a su “familia”, luego de transitar por una “una crisis política, en un espacio, en un partido” que armaron “creyendo que iba a ser una estructura para renovar y mejorar la política entre los gobernantes y en la Argentina”.

En cuanto a los próximos comicios, el dirigente señaló que están en discusión dos proyectos: “uno para fortalecer las instituciones y la democracia para toda la generación de argentinos y otro que quiere llevarnos a un espacio de riesgo, donde no sabemos adónde vamos a terminar”.

Participaron dirigentes del PRO y del justicialismo, entre ellos, la senadora provincial Viviana Arcidiácono, que también se fue del macrismo; el presidente del Consejo Deliberante lomense, Santiago Carasatorre; el titular del bloque justicialista de ese cuerpo, Juan María Viñales; y la dirigente justicialista Silvia Domínguez, entre otros.

El encuentro, en plena campaña electoral para las elecciones legislativas del próximo 28 de junio significó la formalización de la ruptura en el PRO bonaerense, derivada de la crisis que se generó en febrero último.

En aquella oportunidad, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, había desplazado a su primo, Jorge Macri, de la conducción del PRO provincial, con el propósito de encarar la realización del frente que conformó con los diputados justicialistas disidentes Francisco De Narváez y Felipe Solá y que se denomina Unión-Pro, una nombre que ya utilizó el sector en los comicios de 2007.

Fiorentino y otros dirigentes macristas provinciales estaban fuertemente alineados con Jorge Macri, pero quedaron a la deriva una vez que éste dirigente fue echado de la presidencia del partido e incluso habían realizado hace poco más de un mes una movilización hacia la Jefatura de Gobierno porteño para protestar contra esa medida.

En el medio de esa grave crisis, Mauricio Macri había resuelto intervenir el partido y a su frente colocó a su amigo personal, el porteño José Torello, acompañado por los diputados del PRO, los bonaerenses Ramiro Tagliaferro y Christian Gribaudo.

Sin embargo, Jorge Macri logró recomponer su relación con su primo y ahora encabezará la lista de candidatos a diputados provinciales por la tercera sección electoral, que comprende a municipios de la zona oeste y sur del conurbano bonaerense y es una de las más importantes en el orden provincial, pero aquellos dirigentes disidentes resolvieron irse del PRO.

AUNO 07-05-09
CT-SAM-HRC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>