En Lomas se redujo un 62 por ciento la lista de beneficiarios del Plan Jefas y Jefes

Según datos oficiales, 13.500 beneficiarios del Plan Jefas y Jefes habrían conseguido un empleo formal en los últimos tres años. Unos 10 mil siguen recibiendo otros planes sociales y 2.500 fueron dadas de baja por diferentes motivos.

La cantidad de beneficiarios del plan Jefes y Jefas de Hogar Desocupados de Lomas de Zamora disminuyó en un 62,4 por ciento en los últimos tres años, según datos del Instituto Municipal de la Producción, el Trabajo y el Comercio Exterior (Imptce). De los que dejaron de cobrar el subsidio, el 52 por ciento habría conseguido un trabajo formal, el 38 por ciento fue reubicado en otros dos planes sociales y al 10 por ciento restante se le dio la baja por cobrar una jubilación o pensión, o no realizar las tareas que el plan solicita como contraprestación.
Los datos a los que tuvo acceso Auno precisan que el 62,4 por ciento representa un total de 26.080 ex beneficiarios de los 41.790 que llegaron a ser en julio de 2003. El listado actual es de 15.637 personas, 10.309 mujeres y 5.328 hombres.
Paralelamente, el porcentaje de beneficiarios que habría conseguido un puesto de trabajo representa 13.531 personas, mientras que los derivados al Programa Familias y al Seguro de Capacitación y Empleo son cerca de 10 mil.
Además, se realizaron 857 bajas a personas que habrían recibido jubilaciones o pensiones y 1.729 por motivos como el “incumplimiento en la contraprestación laboral” del subsidio.
El saldo de derivados al Programa Familias hasta diciembre de 2006 —en un operativo que comenzó hacia fines de 2005 pero que tuvo su mayor flujo durante el año pasado— fue de 7.414 personas, que comenzaron a percibir entre 175 y 300 pesos por mes, de acuerdo a la cantidad de menores a su cargo.
Asimismo, fueron 2.549 los antiguos beneficiarios del Plan Jefes que migraron al Seguro de Capacitación y Empleo, un programa de alcance nacional que busca capacitar a la población desempleada para que pueda alcanzar un trabajo, y que paga 225 pesos mensuales.
Esta reducción de los padrones del primer programa social que lanzó el Estado tras la recesión de 2001 estuvo en consonancia con lo que el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, anunció en Lomas de Zamora semanas atrás cuando precisó que “crece el trabajo registrado y decrecen los planes sociales, que pasaron de 2.210.000 al comienzo de la gestión a 1.169.226 (en todo el territorio nacional) en noviembre pasado”.
En el padrón por franja etaria para el primer pago mensual de 2007, la mayor cantidad de beneficiarios son los que tienen entre 30 y 39 años: 4.811 personas. A ellas les siguen las 4.137 de 40 a 49, 3.535 de entre 20 y 29 años, 2.285 de 50 a 59, 735 de 60 a 69, 126 de 70 a 79 y los 8 beneficiarios de entre 80 y 89 años.
En su momento, Tomada había declarado que “antes se discutían políticas sociales, y ahora estamos discutiendo cantidad y calidad de empleo”. Pero desde la Dirección del Imptce se sabe que el problema de la desocupación y la falta de capacitación continúan.
Desde el organismo se espera que para febrero se hayan realizado alrededor de 1.200 nuevos traspasos al Programa Familias, y cerca de 500 al Seguro de Capacitación y Empleo. De ser así, el número de beneficiarios se establecería por debajo de los 14 mil en todo el municipio.
El coordinador de prestaciones del Seguro de Capacitación y Empleo del Imptce, Martín Rodríguez, declaró a Auno que “se haciendo hincapié en el tipo de capacitación de la persona”, y que por ello el instituto abrió “una etapa de difusión en talleres de orientación laboral que proyectamos para este año”.
La iniciativa se enmarca en el plan de políticas estratégicas territoriales para la inclusión social y laboral de beneficiarios desocupados, que el Imptce aplica en conjunto con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.
Las previsiones indican que este proyecto capacitará a los beneficiarios de programas sociales por medio de charlas y talleres en el edificio de Alem 207 y en las delegaciones de Cuartel IX, Ingeniero Budge, Llavallol y el Barrio San José. Organizaciones sociales del partido harán lo propio en sus sedes.
Para Rodríguez, “la reactivación económica y la generación de nuevos puestos de trabajo le quitan razón de ser al plan”. En su criterio, “los subsidios son una alternativa en épocas de crisis, pero hoy por hoy buscamos concientizar a la gente de que debe capacitarse para dejar el plan, y no esperar que el plan los deje a ellos”, opinó.

LP-AFD
www.auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>