El ‘Taladro’ no brilla a pesar del triunfo

El triunfo del conjunto dirigido por Almeyda sobre San Martín y ante su gente acalló las críticas a los malos resultados, pero en cuanto al juego el equipo no mostró una mejoría significativa más que la aparición estelar de ‘Juanito’.

Agustín Szafranko

Lomas de Zamora, marzo 16 (AUNO).- La primera victoria de Banfield en el Florencio Sola en lo que va del año representó un alivio debido a los pobres resultados que había obtenido hasta el momento en el Torneo de Primera División, pero el juego del equipo ante San Martín de San Juan volvió a poner en descubierto algunas problemáticas que había sufrido en los cuatro encuentros anteriores.

El mal retroceso en las transiciones defensivas facilitó otra vez el ataque del rival, que en esta ocasión llegó al gol en su primer ataque a fondo. El dominio constante, aunque tenue del balón, otra característica del Banfield versión 2015, sin dudas no fue la causa de las dificultades defensivas que tuvo el conjunto de Oscar Mayor.

A pesar de renunciar al ataque una vez alcanzada la ventaja transitoria, la última línea del elenco sanjuanino le abrió las puertas al conjunto de Matías Almeyda, que con pocos argumentos colectivos en ofensiva logró empatar y dar vuelta el marcador.

Las dos grandes apariciones de Juan Cazares que terminaron en festejos, en un primer tiempo en el que el ‘Taladro’ volvía a entregar una imagen negativa, opacaron el murmullo de la tribuna e incluso algunas escaramuzas entre simpatizantes.

Sin la inspiración de Cazares, el conjunto del Sur del Gran Buenos Aires en este torneo no supo generar el juego que lució el semestre pasado. El ‘Santo’ sanjuanino fue el cuarto equipo que al agruparse cerca de su arco cercenó todo intento colectivo de Banfield en lo que va del torneo.

Si se repasa el estilo de juego de los rivales que enfrentó el ‘Taladro’ en el año, los adversarios que más adelantan sus líneas son los que menos lo incomodan ya que la velocidad de Ricardo Noir, Nicolás Bertolo y Mauricio Cuero son el elemento neurálgico del ataque ‘albiverde’.

En la faz defensiva, Almeyda no logró que la línea de cuatro defensores brinde la seguridad necesaria, por lo que la mutación a una de cinco cubrió los espacios generados por el mal retroceso.

De hecho, los tres puntos obtenidos el sábado fueron los primeros que Banfield consiguió con un 4-3-3 desde el arranque, aunque para cuidar la ventaja volvió a parar la defensa de cinco hombres.

Una vez alcanzado el 3-2, el sacrificio suplió el orden táctico para resguardar la victoria transitoria en los últimos 15 minutos en los que la pelota quemaba y los delanteros locales apenas podían pisar el campo contrario.

San Martín terminó con cuatro delanteros en busca de un empate que nunca llegó pese al desorden posicional del ‘Taladro’, que, como expresó Almeyda después, necesitaba imperiosamente los tres puntos.

AUNO-16-03-15
AS-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>