El regreso del trueque

La Red Global del Trueque firmó un convenio con empresas farmacéuticas por el cual se podrán comprar medicamentos con descuentos de hasta 40 por ciento.

Por Sebastián Ochoa

(AUNO-TERCER SECTOR*) Después de transitar por una etapa de reestructuración, el Club del Trueque firmó un convenio con una distribuidora de medicamentos mediante el cual los poseedores de tickets trueque o créditos podrán comprar medicamentos en 30 farmacias de la Capital y el Gran Buenos Aires. Rubén Ravera, uno de los fundadores de la Red, confía en que antes de fin de año el número de locales incorporados puede llegar a 700 en todo el país. El acuerdo con una importante distribuidora, contempla descuentos que, en algunos casos, rozan el 40 por ciento del valor del producto.
Según Ravera, el convenio abarca el 95 por ciento de los medicamentos de uso ambulatorio por receta. “Ofrecemos los más económicos en plaza y casi la totalidad del vademécum –señaló-. Es la primera vez que fuera de los clubes y dentro de un marco formal la gente tiene posibilidad de atender su salud sin dinero. Para nosotros es un paso trascendental”, consideró.
La Red Global del Trueque viene de atravesar un periodo de desprestigio en donde las denuncias por falsificación se sucedieron incansablemente. Surgida en 1995, supo alcanzar la cifra de 100 mil adherentes con los que trabajaba en un esquema donde el intercambio de productos y servicios satisfacía la demandas de los asociados. De un día para otro, más de 6 millones de personas, en el punto álgido de la crisis, se aferró a este sistema que, de ser un centro de intercambio solidario, pasó sin escalas a convertirse en un ámbito frenético regido por el juego libre de la oferta y la demanda.
La falsificación en masa del ticket-trueque logró que en varias zonas, como Lomas de Zamora, Quilmes y Florencio Varela, el flujo de circulante adulterado fuera del 90 por ciento. Las denuncias que efectuaron los fundadores desembocaron en la detención de los estafadores.
Para impedir que se reanude el ilícito, la Red implementó nuevos mecanismos de seguridad, como por ejemplo utilizar papel con filigrana propia. También se incorporó a los vales 2003 una tasa de oxidación del 12 por ciento anual con la que se busca desalentar la acumulación así como la imitación.
“La necesidad tiene cara de hereje”, señaló Ravera para justificar los abusos que la red sufrió por parte de sus usuarios. Escasez de productos básicos, la aparición en las puertas de los nodos de ‘arbolitos’ que vendían créditos y la ‘viveza criolla’ desplegada en toda su magnitud, contribuyó al deterioro de la forma organizativa de los clubes de trueque. Para remediarlo, la Red acordó que los clubes tuvieran una capacidad operativa máxima de 200 personas, las que deberán estar acreditadas en el sistema. También se ocupará de brindar capacitación permanente sobre microemprendimientos y expresará de manera “más clara” los fines del Club del Trueque.
Ravera reconoció que un error que tuvo la organización fue el de “no hablar lo suficiente, no explicar los alcances del sistema, que no funciona como un mero paliativo de las crisis económicas del capitalismo. Es un lugar de transformación de las motivaciones, de las conductas. Es una filosofía”. Esta denominada “renovación del acuerdo social de la RGT” se está poniendo en práctica en el nodo experimental ‘Reactivación’, ubicado en Bernal.
“Venimos con una maqueta –asegura Ravera-, quizás constituya el experimento social más importante del mundo. Mientras la hegemonía mundial pasa por sobre las leyes internacionales, nosotros venimos con una moneda plural, competitiva y transparente. Esto, a la larga o a la corta va a demostrar que otra economía es posible”, se entusiasmó.
————————-
Cómo comunicarse:
Red Global del Trueque: Lamadrid 1700, Bernal. Teléfono: 4251-1974.

————————-

  • Agencia Universitaria de Noticias y Opinión

Revista Tercer Sector

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>