El kirchnerismo puso a prueba su mayoría en el Concejo

El Frente para la Victoria del Concejo debutó imponiendo una ajustada mayoría en una sesión especial, que había convocado la oposición para tratar dos proyectos sobre obras hidráulicas. En la ocasión, el kirchnerismo rechazó las dos iniciativas por un voto de diferencia. Algo parecido podría ocurrir este mes si se debate el contrato relacionado con la recolección de basura. El 1 de abril comienzan las sesiones ordinarias.

El oficialista Frente para la Victoria de Almirante Brown comenzará el año legislativo con mayoría en el Concejo Deliberante y quórum propio y esta semana demostró, aunque de manera ajustada, esa fortaleza política al rechazar dos iniciativas que pretendían imponer bloques opositores.

La oposición había presentado un pedido de informes al Departamento Ejecutivo para saber sobre el avance de las obras hidráulicas y un proyecto de ordenanza que proponía la creación de un Consejo Hídrico Sanitario Municipal.

En esa primera sesión especial del año, realizada el martes, el oficialismo logró rechazar con doce votos en contra los proyectos que había sido presentados por los concejales José Fernández y Miryam Locher, ambos de la Coalición Cívica-ARI.

A favor de los proyectos lo hicieron los ocho ediles que habían impulsado la sesión especial, más los concejales de los bloques Unión-Pro Hugo Cisco, Santiago Perón y Ramón Valdez.

El oficialismo volverá a poner a prueba su ajustada mayoría en el Concejo posiblemente este mes cuando se trate el contrato con la empresa que hará la recolección de basura.

El primero de abril venidero se realizará la apertura de las sesiones ordinarias, a partir de la cuales el oficialismo que responde al intendente Darío Giustozzi tendrá una mayoría no muy holgada.

Aunque de manera ajustada, la correlación de fuerzas en el Concejo se presenta favorable para el oficialismo kirchnerista que contará con quórum propio para la aprobación de ordenanzas puntuales, mientras que el conjunto de la oposición apenas contará con once ediles dispersos en siete bancadas.

A partir de esta nueva configuración política, el intendente Giustozzi cuenta con mayoría legislativa en el recinto, lo cual habilita al Departamento Ejecutivo a la aprobación de las ordenanzas o frenar alguna iniciativa, como las mencionadas más arriba, en un año signado por la carrera preelectoral.

La oposición continúa debilitada y estará compuesta por concejales de la Coalición Cívica-ARI, el GEN que responde a Margarita Stolbizer, el radicalismo, Libres del Sur, el macrismo y los ediles alineados con Francisco de Narváez y Felipe Solá, sectores desde donde se señaló que tienen “expectativas de más debate” en el Concejo.

A los propios concejales del FpV se les podrían sumar ante determinados proyectos representantes de algunos de esos bloques, contó a AUNO una fuente del oficialismo. En efecto, la iniciativa relacionada con la basura podría ser una prueba de ello.

“Creo que vamos a poder dialogar mucho más dentro del recinto y evitar que todo sea aprobado sobre tablas, sin poder escuchar lo que opinan los concejales del oficialismo que sólo levantan las manos”, señaló a AUNO el radical Sergio Guerriere.

El oficialismo, en tanto, se vio beneficiado con el pase del edil vecinalista de ‘Todos por Brown’ Mario Fuentes, que había sido electo el 28 de junio junto a Ivanna Rezano de Libres del Sur, al bloque del Frente para la Victoria, con lo que de esa forma el kirchnerismo elevó el número a 13 concejales.

Por su parte, Mirián Niveiro se autodenomina como la “verdadera” representante del PRO y conformó un monobloque.

Por su parte, la justicialista disidente Stella Alló, alineada con Felipe Solá y que constituyó el monobloque Peronismo Federal, había integrado la misma lista de la cual proviene Perón, que estará con la bancada Unión-Pro que integran Ramón Valdez y Hugo Cisco, quienes responden a De Narváez.

En tanto, la referente de Libres del Sur, Ivanna Rezano, quedará integrando un monobloque, al haber emigrado Fuentes a las filas del Frente para la Victoria.

“No volvemos al Frente para la Victoria, porque hoy es el Partido Justicialista el que marca el rumbo y no nos sentimos contenidos en él”, argumentó Rezano en diálogo con AUNO.

En otra sintonía, y con perfil de oposición, la histórica referente del justicialismo disidente Eva Calderón reveló que “seguirá representando al PJ” y que no integrará el bloque del FpV.

Por su parte, Florencia Retamozzo (GEN), Sergio Guerriere (UCR-Radical) y José María Fernández (CC-ARI), junto a Miryam Locher (CC-ARI), integrarán un interbloque opositor.

Dependerá de los acuerdos que se realicen entre las distintas fracciones para que la oposición pueda alcanzar un tercio del cuerpo, ocho legisladores, y utilizar el mecanismo que le permite la Ley Orgánica para llevar a cabo sesiones especiales, como la realizada el martes, aunque el oficialismo terminará por imponer su mayoría como quedó demostrado en esa ocasión.

Quienes conforman el oficialismo son Jorge Ayala, Ofelia Quintana, Carlos Ravena, Eduardo Fabián, Roberto Bastanza, Norma Illescas, Andrea Capasso, José María Gómez, Oscar Pinal, Mariano San Pedro, Juan Carlos Torres, Norma Warrel y Mario Fuentes.

La presidencia del Concejo continuará en manos del concejal oficialista que renovó su mandato, Mariano San Pedro; la vicepresidencia primera recayó en Oscar Pinal y la segunda, en Hugo Cisco, alineado con De Narváez.

AUNO 05-03-10
EBS-HRC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>