“El campeonato más importante que ganamos fue el económico y lo coronamos con el ascenso”

El presidente de Temperley anticipó que la comisión directiva tratará de retener al arquero Federico Crivelli y al director técnico Ricardo Rezza, al asegurar que el objetivo de la dirigencia es “armar un equipo que funcione bien” para lograr uno de los diez ascensos a primera división.

Juan Ignacio Lanari

Lomas de Zamora, junio 12 (AUNO).- Después de lograr el ansiado ascenso a la B Nacional, el presidente de Temperley, Hernán Lewin, reiteró que no se va a presentar como candidato en las próximas elecciones del club y enfatizó que el campeonato “más importante que logró la comisión directiva fue sanear la deuda del club y lograr el ascenso”.

“Se ganó a lo Temperley”, definió la final el presidente del club, quizá recordando el ascenso a Primera División de 1982 en la cancha de Huracán contra Atlanta, que le costó a los celestes la interminable definición de 13 penales por equipo. También se podría decir que fue una final “no apta para cardíacos”, si esta frase no fuese repetida hasta el hartazgo por todos los relatores de fútbol varias veces por fin de semana.

Lo cierto es que este dirigente que tomó las riendas del club a mediados de 2012, luego de una crisis institucional que implicó la renuncia de antecesor Mauro Morrone, logró cumplir varios objetivos propuestos en el plano institucional y, claro está, en lo deportivo. “El campeonato más importante que ganamos fue el económico, y lo coronamos con el ascenso”, consideró en una entrevista con AUNO, y adelantó que para el próximo semestre el objetivo del club es “armar un equipo que funcione bien” para tratar de aprovechar la “oportunidad histórica” de los diez ascensos a Primera por la reestructuración del torneo.

En 2012 Temperley venía de una gestión muy cuestionada y el ex presidente Mauro Morrone renunció dejando un club inestable deportiva y económicamente, ¿por qué eligió hacerse cargo de la presidencia en un clima tan desfavorable?
A mí siempre me gustaron los desafíos. Es algo que siempre tuve y no sé bien si es una virtud o un defecto. Siempre que hay algo difícil de lograr me genera cierta inquietud y no le escapo a esas cosas. Yo en realidad no quería ser presidente del club porque tenía miedo. Era algo que nunca había hecho. Me iba a hacer muy conocido y tenía que hacerme cargo de un equipo en descenso directo y de un club fundido económicamente. Yo siempre pensaba por qué agarrar semejante problema. Era un lindo desafío para mí, pero al mismo tiempo era como agarrar una bomba atómica con la mano. Había un grupo de chicos que trabajó mucho, organizó muchas marchas para levantar al club y acercar a los hinchas pero les faltaba un líder. Me dio mucho orgullo cuando ellos me vinieron a pedir por favor que encabezara la lista para presidente. Al principio me negué por la responsabilidad que significaba pero cuando faltaban 48 horas para el cierre de las listas, como vi que no tenían candidato, me decidí a decir que sí y a arrancar con esto.

Antes del ascenso había confirmado que no se iba a presentar a las próximas elecciones, ¿no toma esta conquista como un nuevo desafío para afrontar?
Yo creo que tiene que haber una continuidad en la comisión directiva, sin importancia del presidente. Haber logrado el ascenso no cambia mi visión, sigo con la misma idea. Igualmente, todavía quedan dos años de gestión así que en ese momento se evaluará la continuidad y cómo seguir.

¿Considera que el ascenso que se consiguió el domingo fue el logro más importante de su gestión o lo pone al mismo nivel que el crecimiento institucional y económico?
Creo que lo más importante que logró la comisión directiva fue sanear la deuda del club y lograr el ascenso. Haber dejado a Temperley en cero nos permite tener un futuro auspicioso para el club. El campeonato más importante que ganamos fue el económico, y lo coronamos con el ascenso.

¿El objetivo del club es conseguir una de las diez plazas a Primera División o antes van a buscar afianzarse a la nueva categoría?
Los diez ascensos a primera división se presentan como una posibilidad histórica. Vamos a intentar hacerlo pero somos conscientes que primero tenemos que armar un buen equipo. Al ser dos grupos de once con cinco ascensos cada uno, cualquier club que sume una racha de buenos resultados tiene chances de estar en Primera. El objetivo es armar un equipo que funcione bien.

¿Qué sentimiento le produce que el gol agónico que permitió llegar a la definición por penales lo haya marcado Ariel Rojas, un chico surgido de las inferiores del club?
La verdad que es un gran mérito del jugador y del técnico. Creo que es muy importante sobre todo para los chicos de inferiores. Sirve para que ellos se den cuenta que pueden hacer historia en el club. Ascendimos a lo Temperley, sufriendo hasta el final y es un logro de todo el club.

Otro héroe de la noche del domingo fue el arquero Federico Crivelli, a quien se le está por vencer el contrato, ¿desde la dirigencia van a tratar de retenerlo o lo van a vender?
La intención de la comisión directiva es renovar el contrato de Crivelli. Queremos que siga siendo el arquero del club, siempre y cuando la renovación esté de acuerdo al presupuesto del club. Pero queremos que siga.

Con el ascenso conseguido los gastos del club van a aumentar y así también las ganancias, ¿piensa que esto puede llevar a que la barra quiera disputar más poder del que tiene hoy?
La barra siempre va a querer más ganancias y nosotros no le vamos a dar más de lo que tienen porque no somos socios en los éxitos y en los fracasos. La barra no es socia del club. Con el ascenso que logramos tenemos que colaborar para que Temperley se equilibre económicamente y no vamos a dejar que nadie venga a hacer negocios con el club. Yo tengo bien claro en lo que me pongo firme y no me hago el héroe en decir que no hacemos ningún arreglo. Los beneficios van a ser todos para el club, no para los que quieran hacer negocios con él.

Además de lo económico, el salto de categoría implica más exigencias en lo deportivo, ¿tiene algo definido en cuanto a refuerzos o posibles incorporaciones?
Todavía no nos reunimos con el técnico para arreglar el tema de los refuerzos. Vamos a tener una reunión con él y en base a lo que nos pida vamos a tratar de ajustarlo al presupuesto del club para hacer un equipo competitivo para el Nacional.

¿Entonces ratifica a Ricardo Rezza como director técnico para el próximo semestre?
De nuestro lado queremos que él sea el técnico de Temperley en el Nacional, así que eso depende de él. Igualmente, todavía no nos reunimos. El viernes nos vamos a juntar para empezar las negociaciones, pero la intención es que siga a cargo del equipo.

AUNO 15-06-2014
JIL-AFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>