Denuncian “amenazas y malos tratos” a una paciente detenida en el Gandulfo

La Comisión Provincial por la Memoria aseguró que la mujer, que dio a luz recientemente y que padece un grave estado de salud, está doblemente esposada a una cama de ese centro de salud. También acusaron a la custodia de darle una fuerte golpiza al momento de detenerla.

Juan Ramón Ledesma

Lomas de Zamora, junio 5 (AUNO).- La Comisión Provincial por la Memoria bonaerense (CPM) denunció “amenazas y malos tratos” a una detenida con problemas de salud, que se encuentra esposada con doble sujeción a una cama del Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora.

La CPM presentó un habeas corpus para preservar la vida de la paciente y reclamó a la Justicia que evalúe la posibilidad de otorgarle una alternativa a la prisión preventiva.

Para corroborar la situación de la paciente, la Comisión envió a su equipo del Comité Contra la Tortura para comprobar “la grave situación de violencia que denunció la madre de la mujer detenida”, quien aseguró que su hija era víctima de “una situación inhumana”.

También detallaron que la detenida, que no contaba con el sistema de alerta accesible a los pacientes para solicitar ayuda, fue avisada luego de dar a luz de su grave estado de salud: un cuadro de sífilis y tuberculosis en fase de contagio con pérdida de masa corporal y pulmones comprometidos.

La mujer le relató al CPM que antes de estar en la habitación la tuvieron durante cuatro días en el pasillo de la planta baja del hospital, acostada en el piso sobre una manta y sujetada con grilletes de pies y manos a las patas de una camilla.

Además, en un comunicado, acusaron a los mismos policías que la custodiaban de darle una brutal golpiza al detenerla y de amenazarla con enviarla a la Unidad Penitenciaria 40 “para hacerla matar por otras detenidas”.

También recalcaron que la mujer, acusada de haber cometido un robo, aún no fue condenada y calificaron de “absurdos” los protocolos establecidos para personas internadas que se encuentran privadas de su libertad.

La CPM aseguró que en algunos trabajos de parto de mujeres detenidas se realizan con “grilletes en ambas manos”, y que esta decisión la toma la custodia de la detenida.

La Comisión insistió en que la custodia debería implicar no solo una medida preventiva para una posible fuga, sino una protección para cualquier hecho que atente contra la integridad física de la detenida.

AUNO 05-06-2015
JRL-AFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>