Debut y triunfo en el Viaducto

La victoria ante Arsenal (2-1) en Sarandí le permitió a Lanús cosechar las primeras tres unidades en el Torneo Apertura. Con un golazo de Marcos Aguirre y el buen manejo de pelota por parte de Guido Pizarro, los dirigidos por Luis Zubeldía capitalizaron sus oportunidades y ahora esperan tranquilos en lo más alto de la tabla.

Matías Quercia

Despertó el Torneo Apertura con el pitazo inicial de Rafael Furchi, pero el comienzo del partido se disolvía en puras imprecisiones. En los primeros minutos la pelota dormía en la mitad de la cancha y los equipos se prestaban el balón.

Sólo el buen pie de Guido Pizarro y algunas asociaciones con Agustín Pelletieri levantaban el ritmo del juego, pero sin demasiado peligro para el arco rival. Arsenal se perdía en las proyecciones de Cristian Álvarez por el lateral derecho y algunos centros intrascendentes sobre el área granate.

El nuevo esquema propuesto por el entrenador Luis Zubeldía, con tres defensores en el fondo, no pasaba sobresaltos y el fútbol estaba en los pies de Marcos Aguirre.

Así Lanús ganó confianza de la mano de la velocidad que podía implementar el uruguayo Mario Regueiro, la carta goleadora que busca mostrar el elenco del Sur del Conurbano bonaerense en esta temporada.

Por su parte, los de Sarandí dependían de la pelota parada por parte de Juan Krupoviesa, o los desniveles de Luciano Leguizamón. El juego se perdía más en fricción y presiones. Promediando el primer tiempo, nada de fútbol.

Pero de la nada, el primer gol del campeonato pareció ser de de otro partido: a los 25 minutos Aguirre se sacó un hombre de encima en la puerta del área, luego de un desborde de Hernán Grana. Quedó solo frente al arco después de una gambeta, y ubicó la pelota al lado del palo derecho de Cristián Campestrini, con un fuerte remate. Así se abrió la cuenta, de la nada.

A partir de allí, Lanús se hizo dueño del partido; de los tiempos, con paciencia. Y entre Pizarro y Aguirre manejaron los trámites en la mitad de la cancha. Los dirigidos por Gustavo Alfaro mostraban la lucha de Mauro Obolo en la delantera y poca asociación entre sus volantes.

Así se completó el primer período. El “Granate” se llevó a los vestuarios una ventaja desde la técnica del juvenil Pizarro, la conexión entre Pelletieri y la proyección de Grana, sumada a los aportes de Regueiro. Pero especialmente por un golazo de Aguirre.

Arsenal cayó en los centros, a la espera de mejorar la circulación de la pelota hacia el área de Agustín Marchesín durante la segunda parte. En tanto que Lanús arrancó lento, afirmado en el campo de juego y sin apuros. La necesidad de buscar el empate obligaba a los del Viaducto a dejar espacios.

Y así, Obolo alcanzó la igualdad luego de conectar un centro de Leguizamón que no logró desviar el arquero del “Grana”. El 1-1 a los diez minutos del complemento, cambió el desarrollo del partido.

Las imprecisiones volvieron y el mediocampo repetía fricción. Ya no aparecía Aguirre. No movía la pelota Pizarro. Entonces otra vez de fútbol, nada, pues el balón se la pasaba en el aire.

Hasta que a los 20 minutos, Obolo tuvo una nueva oportunidad: el delantero quedó solo frente a Marchesín, que salió rápido a cortar la definición y evitó así la ventaja del “Arse”. El resultado seguía igualado.

Promediando el complemento, Zubeldía buscó mayor despliegue de la mano de Adrián Peralta para presionar más adelante en el campo del local; en tanto que Alfaro intentó darle rapidez a la delantera con Matías Alustiza.

Y la modorra del partido cambió a los 30. Un tiro libre de Santiago Salcedo que despejó el arquero quedó en el área, para que luego de una serie de rebotes —entre los que se contaron un despeje en la línea por parte de la defensa—, el balón pasó por los pies de Regueiro y nuevamente Campestrini la sacó al córner con una enorme atajada.

¿Pasó el peligro?
Luego del saque de esquina volvió a cabecear el uruguayo y otra vez tapó la figura del portero. Pero la pelota le quedó servida a Pizarro, que suavemente definió con el arco libre y decretó la ventaja del “Granate” a quince minutos del final.

El 2-1 tiró atrás a Lanús y le cedió el terreno al local. A puro centro Arsenal buscaba igualar. La paciencia y tranquilidad que el “Grana” mostró durante los primeros minutos del complemento quedaron en el pasado. En el final, el despeje era la fórmula.

La entrada de Gonzalo Castillejos le dio la posibilidad a los de Zubeldía para aprovechar espacios libres que dejaba la defensa del “Arse”. Pero ya no había tiempo para más.

En la figura de Aguirre con un golazo, y el oportunismo de Pizarro para estar en el lugar indicado, los tres puntos viajaron del Viaducto para Guidi y Arias. Sin sobrarle nada y con apenas más recursos que el rival, el primer partido del campeonato fue para Lanús. El “Granate” es líder, hasta que jueguen los demás…

AUNO-06-08-10
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>