Chau Pozo, una movilización que continúa

La Multisectorial de derechos humanos sigue su lucha para que el Pozo de Banfield, el lugar donde permanecieron cautivos los estudiantes secuestrados durante la Noche de los Lápices, sea declarado como “centro de lucha”.

Más de tres décadas pasaron de aquella noche en la que un grupo de jóvenes estudiantes secundarios de entre 14 y 17 años, que reclamaban por la vigencia del boleto estudiantil, fueran secuestrados, torturados y desaparecidos por efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires que comandaba el temible coronel Ramón Camps. Ese aberrante hecho es recordado como La Noche de los Lápices.

En la actualidad, militantes de derechos humanos siguen su lucha contra una represión estatal “que continúa, pero de forma solapada y encubierta”, afirmó Mariano Benítez, referente de la Multisectorial Chau Pozo, una organización que lucha por la conservación “como medio de prueba” del centro de detención conocido bajo el nombre de Pozo de Banfield, que funcionó en esa localidad durante la última dictadura militar.

Las organizaciones nucleadas en la Multisectorial lograron cerrar en 2006, tras varios años de lucha, el edificio donde funcionó el Pozo, que hasta ese año había sido utilizado por la Policía Bonaerense. El predio actualmente está a cargo de la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

En diálogo con AUNO, Benítez consideró que el lugar no sólo debe conservarse como medio de prueba para futuros juicios, sino que debe ser considerado un “centro de lucha” de las organizaciones y movimientos que conforman el colectivo Chau Pozo.

Sin embargo, los planes del Gobierno parecen ser otros, pues al parecer se busca transformar al ex centro de detención en un edificio histórico que funcione como museo de la memoria, iniciativa que se rechaza de plano desde la Multisectorial.

“Que un Gobierno que proclama su compromiso con los derechos humanos pretenda convertir el espacio donde funcionó el Pozo de Banfield en un baúl de recuerdos constituye una decisión hipócrita. El sitio tiene que preservarse como un lugar de lucha, de compromiso y resistencia”, señaló el militante.

Además de este reclamo concreto, Benítez afirmó que “la lucha contra la represión se extiende hasta hoy, ya que la persecución política contra militantes y trabajadores continúa”. Por ello, la Multisectorial prosigue su trabajo, principalmente, en denuncias sobre casos de “gatillo fácil”.

Desde Chau Pozo descreen del carácter “democrático” del gobierno nacional, ya que sus integrantes consideran que la actual administración “no representa ni resguarda la seguridad del pueblo”.

En otro orden, Benítez consignó que aún no hay novedades sobre el pedido que formuló la Multisectorial para que se inicie un proceso sobre el funcionamiento centro clandestino. “Por ahora sólo existen algunas menciones particulares sobre el Pozo de Banfield en otras causas, pero nosotros reclamamos una investigación amplia sobre este lugar, y no bajaremos los brazos hasta conseguirla”, aseguró Benítez.

Frente a lo que se considera como “un actual proceso represivo, llevado a cabo con medios y formas más sutiles”, el trabajo de Chau Pozo incluye los reclamos por la “aparición con vida de Julio López, la libertad de los presos políticos, la batalla contra la criminalización de la protesta y la anulación de la ley antiterrorista, que es una norma nefasta que declara que cualquier persona que se manifiesta en contra de un gobierno puede ser considerada terrorista”.

Mariano Benítez reseñó que el asesinato de su amigo y compañero Carlos “Petete” Almirón, ocurrido durante diciembre de 2001, en Plaza de Mayo, determinó su decisión de convertirse en militante. Por ello, desde entonces es miembro de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), organización que integra la Multisectorial.

También aclaró que “no hay vínculo ni participación” de Pablo Díaz sobreviviente de La Noche de los Lápices, en el trabajo que desde hace dos años realizan las organizaciones. “Nos hubiera encantado, pero él prefirió mantenerse cercano al Gobierno”, concluyó.

La Multisectorial Chau Pozo surgió en marzo de 2006, al cumplirse los 30 años del último golpe militar, y está integrada por alrededor de 40 organizaciones sociales y de derechos humanos, movimientos vecinales, partidos políticos y agrupaciones estudiantiles.

RCI-LDC-MFV
AUNO-16-09-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>