Cascini fue agredido y tuvieron que darle 50 puntos

El entrenador de Los Andes recibió un botellazo en la cara por parte de desconocidos, mientras se encontraba en una reunión familiar, el sábado por la noche, en la ciudad de City Bell, cerca de La Plata. El DT anticipó que no hará la denuncia.

Lomas de Zamora, diciembre 14 (AUNO).- El entrenador de Los Andes, Raúl Cascini, vivió un complicado fin de semana. El DT recibió una dura agresión mientras se encontraba en una reunión familiar en la que estuvieron presentes su ayudante de campo, Marcelo Delgado, y el entrenador de arqueros Daniel Rui. “Me partieron la cabeza”, remarcó.

El hecho se suscitó el pasado sábado, mientras las familias de los integrantes del cuerpo técnico de Los Andes disfrutaban de una celebración de fin de año en la ciudad de City Bell, cercana a La Plata.

Al promediar la velada, un grupo de jóvenes atacó deliberadamente los autos que estaban estacionados en las inmediaciones a la vivienda donde se llevaba a cabo el encuentro. En su afán por evitar los destrozos, Cascini resultó agredido. Le partieron un botellazo en la cabeza y debieron darle 50 puntos de sutura.

“Tuve suerte porque me podrían haber matado. Fue terrible, volaron piedras, botellas, una batalla campal”, explicó el técnico, y adelantó que no formulará denuncia alguna por temor a posibles represalias.

“Eran todos menores, este país está muy mal. La Policía ni apareció y además entran por una puerta y salen por la otra. El botellazo me pegó en medio del revoleo. Había amigos, estaba “El Chelo” (Delgado) y mi familia. No hice la denuncia porque no sirve para nada”, comentó Cascini, que luego del terrible episodio estuvo la noche del sábado en observación y recibió el alta médica el domingo por la tarde.

“Me explotó la frente. Me tuvieron que hacer una cirugía. Tengo más puntos que Los Andes. Realmente fue una desgracia con suerte porque me podría haber pegado en otro lado. Ahora estoy con los ojos cerrados y con la frente recién operada”, contó el entrenador.

Pero Cascini no fue el único damnificado. Es que también sufrieron heridas menores Delgado y Rui. “Se trató de algo muy feo. Estaban nuestras señoras, familiares, amigos… Muchos nervios, gritos, pero lo que importa es que hoy estamos todos bien”, puntualizó.

AUNO-14-12-11
MM-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>