Buscan crear en el país un banco de sangre de cordón umbilical

Especialistas argentinos proyectan crear un banco de sangre de cordón umbilical, una opción para conseguir células madre como las que se obtienen mediante trasplantes de médula ósea. La iniciativa ya cuenta con el apoyo de entidades médicas de prestigio internacional, entre ellas el instituto pionero que impulsó el almacenamiento de la sangre del cordón. De concretarse, el banco sería el primero de su tipo en Argentina.
Por Daniela Bordón

(AUNO*)Tras un parto, el cordón umbilical se desecha junto con la placenta. Sin embargo, desde 1988 existe la posibilidad de recuperar sangre del cordón (SCU), una fuente rica en células primordiales, que son las que producen todas las demás células sanguíneas, incluidas las plaquetas coagulantes y los glóbulos rojos y blancos.
Al igual que la médula ósea donada, la SCU puede utilizarse para tratar diferentes trastornos genéticos que afectan a la sangre y al sistema inmunitario, la leucemia y ciertos cánceres, además de algunos trastornos hereditarios. Las células madre pueden obtenerse de tres fuentes diferentes: de la sangre del cordón umbilical, de la médula ósea o de la sangre periférica.
Una de las ventajas que presenta la obtención de células madre de la SCU es que pueden tomarse inmediatamente de la placenta en el momento del parto. La recolección de células primordiales de la médula ósea requiere un procedimiento quirúrgico, por lo general con anestesia general, que puede causar dolores post-operatorios.
Por esta razón, un grupo de especialistas argentinos impulsa la creación de un banco de este tipo para tener la posibilidad de contar con un stock de SCU. Actualmente, existen cincuenta bancos en el mundo. Claudio Dufour, presidente de Argencord, la entidad que se constituyó para facilitar la tarea, subrayó que la iniciativa que están desarrollando es “totalmente solidaria y desinteresada”.
En este sentido, Dufour le comentó a AUNO que “el interés científico fue lo que nos dio el impulso inicial en 1999. Posteriormente, se suma el factor económico tras la debacle de 2001, por el costo que implica traer un cordón umbilical del exterior en un trasplante no relacionado. Son 19 mil euros”.
“Si a esto se le suma el costo del trasplante, estamos hablando de unos 200 mil pesos en total. De contar con un stock de SCU, podríamos achicar considerablemente la cifra “#8220;explicó-. En caso de hacer un trasplante, sólo habría que cubrir los costos operativos que implica conservar los cordones, y ese dinero iría al automantenimiento del banco”. “Además, tendríamos la opción de ingresar al circuito internacional, vendiendo los cordones al exterior a precios como los que se manejan allí”, agregó.
Los pasos para el trasplante

Para llegar a un trasplante con SCU proveniente de un banco, los pasos previos serían los siguientes: en un principio, es necesaria la donación voluntaria por parte de la pareja que espera un hijo. “La tarea comenzaría logrando los convenios con los centros obstétricos y de maternidad que quieran trabajar junto a nosotros, para vincularnos con los padres y madres que estén de acuerdo con la donación y den su consentimiento, ya que eso es algo que ya está legislado de modo universal”, indicó Dufour.
Tras el nacimiento, se traslada la placenta a un laboratorio para realizar una serie de procesos. “Entre ellos, todo lo que hace a la antisepsia y los estudios serológicos, que son los controles pertinentes. Después de realizar estos procedimientos, se procesan todos los datos y los cordones son congelados en el banco”.
Una vez constituido el banco, cuando se requiera un trasplante será posible contactarse con el Incucai, que dispondrá de toda la información que permitirá medir la compatibilidad con el posible destinatario de la donación.
Actualmente, el proyecto se encuentra en una instancia temprana, ya que la ONG que se constituyó para emprender la iniciativa, aunque está habilitada, aún no recibió la personería jurídica. Por esta razón, no pueden recibir donaciones que serían destinadas a la compra de equipos.
A nivel nacional, la iniciativa cuenta con el apoyo del Ministerio de Salud. Dufour contó que ya tuvieron una entrevista con el titular de la cartera, Ginés González García, quien “se mostró muy interesado” por la propuesta y los contactó con el Incucai.
Dufour resaltó que en el ámbito internacional cuentan con el apoyo de “grupos de prestigio, que están dispuestos a darnos su aporte: el banco de Nueva York, que fue el primero en el mundo; además, nos dan su aval los bancos de Milán, el 12 de Octubre, de Madrid y el de Río de Janeiro, Brasil, que es el único en Latinoamérica que funciona como una entidad de bien público, el modelo que nosotros queremos seguir”.
Por otra parte, el especialista comentó que “todo lo que tiene que ver con el desarrollo de estos bancos es muy reciente, la entidad pionera es la de Nueva York y recién está cumpliendo diez años. El primer trasplante exitoso se hizo en 1988, así que la cantidad de bancos, que son cincuenta en todo el mundo, es bastante importante”.
AUNO 30-03-04 DBmar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>