Aumentaron los pequeños emprendimientos comerciales

Fue en el marco de su adhesión a programas oficiales que ya financiaron 618 iniciativas. De ellas, 223 fueron presentados por personas que cobraban subsidios. Los coordinadores locales dicen que sus ingresos aumentaron entre un 300 y un 400 por ciento.

Al menos 237 titulares de planes sociales que viven en Lomas de Zamora se convirtieron en microemprendedores que tendrán réditos de entre 800 y 1000 pesos por haberse inscripto en dos programas del Ministerio de Trabajo que fomentan la creación de microempresas a través del adelanto de cuotas o la entrega de apoyo financiero y técnico a beneficiarios del Plan Jefes y del Seguro de Capacitación y Empleo.

En ese marco, el Instituto Municipal de Producción, Trabajo y Comercio Exterior lomense (IMPTCE) adelantó las cuotas de esos subsidios a los 447 proyectos adherentes al programa “Manos a la Obra” y 126 al “Pago Único”, que fueron aprobados por el Gobierno nacional, según apuntó a AUNO la coordinadora de Desarrollo Social y Asistencia Financiera del IMPTCE, Soledad Ponz.

Los rubros principales en los que se desempeñarán esos programas son la industria textil, el comercio y la marroquinería, aunque hay rubros muy poco elegidos, como la jardinería, que tienen mucho margen de ganancia.

Si bien la mayoría de los emprendedores recibió un anticipo de 5250 pesos correspondiente a dos años de cuotas, algunos adherentes al “Manos a la obra” pidieron montos menores y seguirán cobrando el resto como beneficiarios del Plan Jefes o del Seguro de Capacitación y Empleo, amplió Ponz.

De los 477 solicitantes del programa “Manos a la Obra”, 380 corresponden a personas desocupadas que no cobraban planes sociales y 97 a ex beneficiarios del Plan Jefes y Jefas de Hogar Desocupados (JyJHD).

A la vez, el IMPTCE gestionó otros 141 proyectos para el programa “Pago Único”, de los cuales 126 ya fueron aprobados e incluyen alrededor de 140 beneficiarios; en tanto que 14 siguen en evaluación y uno está siendo revisado “porque el dinero necesario para que comience a funcionar duplica el monto que se otorga”, justificó la funcionaria.

Con la conversión de estas personas “de beneficiarios a microemprendedores”, se espera que sus ingresos pasen del orden de los 250 pesos mensuales promedio a montos “que oscilan generalmente entre los 800 y los 1000 pesos” por ventas de productos o prestación de servicios, según estudios del IMPTCE.

Sobre la lógica de adjudicación del dinero, Ponz explicó que “una vez aprobados los proyectos, se notifica al beneficiario que ya puede cobrar el monto completo y se le da un plazo de tres meses para presentar las facturas de compra. Luego se hace un seguimiento, porque no queremos sólo entregar máquinas sino también capacitar laboral y administrativamente a los beneficiarios”.

La funcionaria concluyó que el hecho de pasar a tener una microempresa “impacta tanto en la economía del beneficiario que incluso algunos han llegado a participar en rondas de negociación de exportaciones”.

LP-AFD
AUNO-12-09-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>