Aragón: “La ley quedará para la historia de todos los argentinos”

El decano de Sociales y ex titular de la Afsca consideró que la determinación del máximo tribunal de declarar constitucional a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual saldó una deuda luego de 30 años de discusión en democracia. A su vez, ante los ataques de la oposición y de los grupos económicos, defendió la gestión de Sabbatella al frente de la autoridad de aplicación.

Gabriela Naso

Lomas de Zamora, noviembre 7 (AUNO).- El decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) y ex titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Santiago Aragón, aseguró que el fallo que declaró constitucional la Ley de Medios “alivió y descomprimió muchas tensiones vinculadas con la expectativa que la sociedad había puesto en esa norma y que todavía no podían desarrollarse”.

“El fallo representa la consumación de una expectativa vinculada con muchos años de espera, no sólo de los cuatro años desde la sanción formal del Congreso hasta el fallo de la Suprema Corte, sino de los 30 años en los que la ley se discutió en democracia”, sostuvo Aragón.

Asimismo, consideró que “el fallo de las 392 páginas es muy rico desde el debate del por qué necesitamos una Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y qué pensamos que son derecho a la información y a la libertad de expresión”.

El 29 de octubre pasado la Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (26.522), sancionada en 2009 por el Congreso, se atiene a los principios establecidos en la Carta Magna.

Además, el máximo tribunal de justicia expuso que los artículos 41, 45, 48 y 161 de la Ley de Medios, que estaban suspendidos por un amparo del Grupo Clarín, son constitucionales y estableció que el plazo de desinversión fijado para el grupo Clarín está vencido.

“Clarín, con las sucesivas argumentaciones que hizo en contra de la ley, hablaba de lo que realmente le interesaba, la competencia, el libre mercado y la rentabilidad de su conjunto de empresas, mientras que el Estado Nacional y particularmente la Corte Suprema de Justicia hicieron hincapié en que la rentabilidad de una empresa no depende de la cantidad de usuarios ni de abonados y en que la libertad de expresión de ningún modo se ve alterada o comprometida si una empresa reduce su cantidad de usuarios”, dijo Aragón.

El decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ señaló, en consonancia con el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, que “la ley tomó más cuerpo y se robusteció en estos últimos cuatro años”.

“Al debate vinculado con la sanción de la ley se le agregó el debate de cuatro años más acerca de la constitucionalidad y la necesidad de una Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Creo que ese debate le ha dado a la ley una legitimidad y un cuerpo en el vínculo de la ley con la sociedad que ha sido beneficios”, explicó Aragón.

El ex titular de la Afsca sostuvo que “si bien la demora de cuatro años es injustificable para el fallo de la Corte, para el tiempo que una sociedad exige no es tanto, porque la ley que va a quedar para la historia de todos los argentinos y va a permitir tener políticas vinculadas a la comunicación, a corto y mediano plazo, muy distintas a las políticas precedentes”.

Con referencia al plan de adecuación que el Grupo Clarín presentó el lunes pasado, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ aseguró que “expresa la voluntad de adecuarse a la ley que ha tenido el grupo pero, en principio, simplemente es una propuesta, la ultima que recibió el organismo de 19 grupos que estaban en la misma situación”.

“La propuesta que plantea el Grupo Clarín es compleja y no me atrevo a aventurar cuál va a ser el tratamiento que el Afsca le va a dar, sin duda va estudiarla puntillosamente, ya que tiene una cantidad de fundamentos que deberán comprobarse, como licencias que el grupo dice que tiene y alguna otra incongruencia”, profundizó Aragón.

A su vez, manifestó que “la ley tiene el poder, las herramientas y la legitimidad política para pensar si la propuesta se adecua a lo que significa un proceso de desinversión de esas características o si es una propuesta que esconde una voluntad de seguir hegemonizando el mosaico audiovisual”.

En otro orden, aseguró que acusar a la Afsca de no ser un ente autárquico, debido a la relación de Sabbatella con el Gobierno, “perseguir desde ahí o imputar desde ahí, es peligroso, porque se vuelve a la vieja discusión de separar lo técnico de lo político y esa discusión ha hecho mucho daño en la gestión política del país”.

“A mí me tocó ser presidente de la Afsca como lo fue Mariotto y como lo es Sabbatella. Nosotros tenemos una ideología política y somos militantes, y nadie debería escindirse de esa condición a la hora de pensar en gestionar un organismo”, explicó el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ.

Aragón afirmó que la condición militante de Sabbatella es “absolutamente evidente y a veces lo ha puesto del lado del Gobierno y en otras ocasiones lo ha puesto enfrente. Cuando el Estado lo propone como uno de sus miembros demuestra que el Gobierno no elige en virtud de lo que considera que es lealtad a un proyecto político, sino a lo que considera que es el hombre más apropiado para conducir el destino de la Afsca en este momento”.

“La Afsca actúa sin presiones de nadie, tal como lo dijo la Corte Suprema de Justicia en su fallo, y ni una nota ni una tapa van a condicionar el análisis que vamos a hacer de la propuesta de Clarín, con la misma rigurosidad, la misma vara y el mismo detalle con el que analizamos al conjunto de las empresas que hicieron propuestas de adecuación”, recordó Sabbatella, luego de la presentación del plan de adecuación voluntaria del Grupo Clarín.

AUNO 07-11-13
GN-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>