Andrada, el arquero que no debutó en Primera, pero ya tiene plata

El guardavalla mendocino, que todavía no jugó en el once titular de “El Granate”, ponderó la medalla plateada que consiguió en los Juegos Panamericanos junto a la Selección sub 20 que conduce Walter Perazzo. “Es un logro que se debe valorar. Esta temporada fue impresionante en lo personal. Conseguí cosas que nunca voy a olvidar”, consideró.

Matías Quercia

Lomas de Zamora, noviembre 2 (AUNO).- Su agitado 2011 contó, en orden cronológico, con el campeonato Sudamericano que afrontó en Perú; el Mundial Sub 20 que disputó en Colombia; una gira por Asia con la Selección Argentina mayor a cargo de Alejandro Sabella y, finalmente, los Juegos Panamericanos que se desarrollaron en Guadalajara, México, donde obtuvo la medalla plateada.

Ese es el derrotero cumplido por Esteban Andrada. El arquero de Lanús, que aún no debutó oficialmente bajo los tres palos, tuvo un amplio recorrido con la celeste y blanca durante esta temporada. Y así lo analiza: “Fue un año impresionante, con muchos logros personales que disfruté y realmente no me lo voy a olvidar”, apuntó en diálogo con* AUNO*.

Quizá la meta de mayor relevancia fue la que consiguió la semana pasada. Enojado por el resultado definitivo que determinó la victoria (1-0) del conjunto azteca que le valió el oro, el guardavalla mendocino fue expulsado apenas concluyó el encuentro por insultar al árbitro.

Más calmo con el paso de las horas, optó por ponderar el segundo puesto. “Hay que valorar lo que tenemos. Fue un campeonato duro, con muchos equipos competitivos y pese a quedarnos a un paso del primer lugar, debemos destacar la trascendencia de la medalla plateada, algo que no se logra todos los días”, consideró.

Y agregó: “Tal vez los Panamericanos para la gente que sigue habitualmente el fútbol profesional no tiene mucha relevancia, como sí ocurre con otras disciplinas menos conocidas. Pero para nosotros, que estuvimos ahí, el objetivo era ganar y realmente se vivió una experiencia única. Más allá de la derrota final, hicimos un excelente torneo”.

Andrada fue una de las figuras del conjunto que conduce Walter Perazzo. Es que apenas recibió dos tantos a lo largo del certamen –uno en el debut frente a Brasil y el otro en la final-, y además se erigió como estandarte en varios compromisos, principalmente durante las semifinales contra Uruguay, donde el combinado nacional venció por 1-0.

“Fue un campeonato con un rendimiento lleno de altibajos. Posiblemente nos haya faltado un poco de regularidad para lograr vencer a las distintas selecciones con más holgura, pero la realidad marca que todo está muy parejo”, resaltó.

Y continuó: “Finalmente se llevó el oro quien tenía más obligaciones por el hecho de ser local. México contó con un equipo repleto de futbolistas con experiencia y que juegan habitualmente en Primera División, mientras que Argentina tenía en su plantel pibes que apenas están dando sus primeros pasos en una categoría mayor”.

Aun así, el portero de Lanús es consciente de la importancia de este tipo de competencias tanto para él como para el resto de sus compañeros. “Se aprende muchísimo en estos torneos de alta competencia. Se va adquiriendo a medida que pasan los partidos, con el escaso descanso y la necesidad de saber administrar las fuerzas de la mejor manera”, señaló.

Paso a paso hasta la final
Con esa premisa envuelta en cautela, el recorrido comenzó con Brasil como adversario. El 1-1 dejó un sabor dulce en la presentación. “Fue un inicio difícil que se supo sobrellevar. Una caída al principio hubiese sido complicado de revertir”, analizó. Los otros dos duelos del grupo fueron triunfos: A Costa Rica 3-0 y a la débil Cuba 1-0.

“No había que confiarnos por el menor prestigio que tenían los rivales. Los cubanos llegaron al cierre de la zona con la sorpresa de empatar 0-0 con Brasil. Pero jugamos concentrados, entendiendo cuáles eran nuestras virtudes y clasificamos sin problemas”, subrayó Andrada.

El turno de enfrentar en semifinales a Uruguay mostró el peor repertorio del elenco que conduce Perazzo pese al 1-0 con gol del defensor Germán Pezzella. “Fuimos imprecisos, trabamos el circuito futbolístico de la mitad de cancha sin ideas y nos conformamos con muy poco. Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta el cansancio”, destacó.

Allí apareció la figura del arquero para asegurar el pase a la final. “Tuve algunas atajadas clave pero prefiero resaltar antes que nada la seguridad que me brindó la defensa. Principalmente con Pezzella y (Leandro) González Pires –ambos centrales de River-. Esa fue la base en la confianza del plantel”, enfatizó.

“Seguir trabajando para mejorar”
El guardameta del conjunto del Sur del Conurbano bonaerense venía de participar en la gira por Asia que realizó Sabella con la mira puesta en las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial en 2014. Aquellos compromisos ante Venezuela y Nigeria no lo tuvieron en la cancha pero sí inmerso en el plantel.

“Es la pauta que me marca la necesidad de seguir trabajando para mejorar y demostrar que estoy en condiciones de llegar a conseguir grandes cosas”, comentó el juvenil de 20 años, que ya incluso fue sondeado por Barcelona aunque por el momento continuará su carrera en “El Granate”. “Hay tiempo para ir a jugar en Europa”, sentenció.

Por último, Andrada no quiso perder oportunidad para referirse a lo que se le avecina a su equipo, pues el domingo Lanús deberá medirse con Banfield en el Florencio Sola. “Estando afuera se sufre más. Por eso, una final como la que viví con México genera menos nervios de los que se sienten en este tipo de partidos. Un triunfo no dará una medalla, pero se va a festejar de la misma forma”, concluyó.

AUNO-02-11-11
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>