Acto de repudio contra la represión a una comunidad aborigen en Formosa

Militantes de la CTA, de comunidades originarias y agrupaciones de izquierda expresaron su repudio contra el violento desalojo de una comunidad toba en Formosa, la semana pasada, que dejó un saldo de dos muertos. Los manifestantes, que no pudieron cortar el puente Pueyrredón, realizaron el acto sobre la avenida Mitre, en Avellaneda,

(Lomas de Zamora, noviembre 29) Manifestantes de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), organizaciones de comunidades originarias y agrupaciones de izquierda se concentraron este mediodía en las inmediaciones del Puente Pueyrredon, en Avellaneda, en un acto para repudiar los hechos ocurridos la semana pasada en la provincia de Formosa, donde dos personas murieron después de un violento procedimiento policial.

Los manifestantes se concentraron sobre la Avenida Mitre, en Avellaneda, con el objetivo de cortar la subida al puente que comunica con la Ciudad de Buenos Aires, donde se desplegaba un importante operativo policial.

La represión de la comunidad aborigen Qom (tobas) en La Primavera, Formosa, ocurrida el martes pasado, generó el repudio de organismos de derechos humanos, entre otros, Madres de Plaza de Mayo, el Servicio de Paz y Justicia, la APDH y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

Ese día, efectivos de la policía provincial desalojaron a integrantes de la comunidad aborigen que cortaban la ruta 86 desde hacía cuatro meses, en reclamo del reconocimiento por parte del Estado de la propiedad de las tierras donde viven y que pertenecieron a sus ancestros.

La represión dejó como saldo la muerte de un integrante de la comunidad toba y de un policía, en tanto que hubo 25 aborígenes detenidos, que luego fueron liberados, pero hasta ahora no hay imputados por las muertes.

En el hecho habrían participado, además, integrantes de una familia que se adjudica la propiedad de parte de las tierras donde viven los aborígenes. Tras el desalojo de la ruta, la policía quemó viviendas y pertenencias de la comunidad originaria.

El territorio que reclama la comunidad Qom consta de seiscientas hectáreas, en las cuales hay importantes extensiones de monte virgen pero también plantaciones de soja y algodón, sembrados por criollos.

Como consecuencia de la inusitada violencia de la represión, surgieron cuestionamientos al gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, y pedidos al Poder Ejecutivo Nacional para que disponga la intervención federal a la provincia.

Los reclamos no partieron de la oposición parlamentaria sino de aliados del propio oficialismo, como la diputada Silvia Vázquez, y los dirigentes Hebe de Bonafini y Luis D’Elía, además de organizaciones de izquierda y comunidades originarias.

AUNO 29-11-10 EV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>