Violencia de género en Lomas: un panorama de los proyectos y las deudas

La instalación de un vagón como dispositivo territorial reactiva la discusión sobre las políticas existentes y las que se proyectan. El rol del Estado y la mirada de las organizaciones.

Foto: Télam.

El intendente Martín Insaurralde y la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, firmaron recientemente un convenio mediante el cual se instalará un vagón, en la estación de Temperley, que servirá como dispositivo territorial para asistir a las mujeres y/o disidencias que se encuentren atravesando alguna situación de violencia de género. Ante la novedad, organizaciones feministas de Lomas consideran que hacen falta dispositivos más efectivos para un momento en que la violencia de género se ha recrudecido. La titular de Mujeres, Géneros y Diversidad del municipio, Tamara Gómez, aportó detalles de la propuesta.

Cómo será la iniciativa

En paralelo a la instalación del vagón territorial, el convenio tiene el propósito de conformar una mesa de trabajo entre la Nación y el Municipio. Apuntará a lograr un trabajo mancomunado y, mediante mecanismos de comunicación institucional, una transversalización de la perspectiva de género. Si bien el objetivo principal del acuerdo es brindar contención, asesoramiento y acompañamiento a todas aquellas mujeres y/o disidencias que así lo requieran, el vagón también estará adaptado para que se realicen oficinas y un espacio para dictar talleres.

La secretaria de Mujeres, Géneros y Diversidad de Lomas, Tamara Gómez, especificó a AUNO que el vagón estará en la estación de Temperley porque es una ubicación “estratégica”. Si bien actualmente se encuentran en plena planificación, articulación y diálogo con la cartera nacional, para realizar un diagnóstico profundo que sirva para trazar las estrategias, las políticas no estarán apuntadas únicamente al abordaje de la violencia. También se trabajará en torno a la prevención y la promoción de derechos.

La articulación no será únicamente con el Ministerio encabezado por Gómez Alcorta, sino que será también con diversos organismos, dado que es muy variada la paleta de intervenciones que se piensan llevar adelante. Apelan trabajar sobre la interseccionalidad, sobre las mujeres migrantes –ya que en el distrito se da la confluencia de muchas culturas–, también acerca de los derechos sexuales reproductivos y no reproductivos. Además, buscan realizar propuestas artísticas que ayuden a repensar cuestiones vinculadas al género.

La mirada de las organizaciones

Referentes del Frente Darío Santillán remarcaron que el convenio en cuestión es “interesante”, pero consideran que dispositivos como el del vagón “no funcionan correctamente”. Además, que la campaña de lanzamiento es “ineficiente y vacía de contenido”. “No entendemos cómo un vagón en una estación de tren puede contribuir a desmantelar este sistema patriarcal en el que las mujeres y disidencias atravesamos situaciones de violencia día a día, por eso consideramos que queda obsoleto ante una red de violencias”, advirtieron.

En tanto, la integrante de la Campaña por el Aborto Legal Anamá Cardozó reforzó la idea del Frente y coincidió en que este dispositivo debería instalarse “más adentro” del distrito, ya que en la estación “no va a tener mucho alcance” para aquellas personas que sufren violencia de género. De todas maneras señaló que este convenio “no es un avance” porque “lo único que hace es ponerle paños fríos” a una situación que es un problema estructural.

Sin embargo, la coordinadora del Área de Géneros de Marea, Juliana Szerdi, valoró la iniciativa ya que consideró que toda propuesta que implique mayor presencia del Estado para abordar las situaciones de violencia y discriminación de las mujeres y disidencias es una “buena noticia”. Pero que “habrá que esperar a ver cómo funciona y si realmente brinda respuestas a los problemas”.

Al respecto, Gómez hizo hincapié en que si bien la base va a estar en la estación de Temperley, habrá un abordaje territorial en todo el distrito y adelantó que las intervenciones van a ser “itinerantes”. “Por más que haya un centro de operación en donde esté instalado el vagón, las políticas que se armen en conjunto con Nación van a atravesar todo el municipio, lo que realicemos no será solamente ahí”, detalló.

Por otro lado, las tres militantes coincidieron en que falta mayor presencia municipal en los barrios, con refugios que reciban a aquellas mujeres y disidencias que se encuentran viviendo una situación violenta. También, políticas sociales y económicas y una articulación con las organizaciones sociales que, en muchas oportunidades, son quienes se encuentran realizando los acompañamientos a las víctimas. 

La situación del municipio

Desde el inicio del año hasta el mes de mayo se registró un incremento del 30 por ciento en las llamadas a la línea de emergencia 144, por eso el Municipio de Lomas puso a disposición otro número, el WhatsApp 1127282593, que se sumó a los otros tres teléfonos, 1143951192, 42670528 y 4239-9634, que ya existían. El nuevo número sirve como una herramienta que refuerza la presencia municipal, y aún finalizado el aislamiento, seguirá disponible. “El teléfono de guardia, que agregamos, sumó muchísimo para poder brindar una respuesta rápida y de calidad, frente a esta demanda que ha aumentado muchísimo en comparación a años anteriores”, especificó la secretaria lomense.

Además, actualmente, la Secretaría de Mujeres, Géneros y Diversidad de Lomas realiza encuentros virtuales con diferentes referentas barriales para ponerse en contacto y a disposición, para brindar una respuesta rápida en caso de que se presente una denuncia por violencia de género. Asimismo, para continuar fortaleciendo y tejiendo la red con las representantes de los barrios.

Gómez manifestó que son varias las actividades y proyectos que se están llevando a cabo desde el Municipio. Entre ellas, la articulación con los diferentes clubes de barrio, para logar que los y las dirigentes se capaciten con perspectiva de género; mientras que, con el foco puesto en repensar las masculinidades y apuntar al cambio sociocultural, desde el equipo municipal también dictan cursos y llevan adelante proyectos culturales y literarios. La violencia física “no es lo primero que aparece”, sino otros tipos de violencias, y por eso trabajar sobre la prevención se vuelve fundamental.

En cuanto a lo económico: “Estamos trabajando con microemprendedoras respecto a lo que tiene que ver con facilitarles algunos recursos, como por ejemplo microcréditos”.

De todas formas, las agrupaciones feministas desnudan una realidad poco feliz. En diálogo con AUNO el Frente sostuvo que el Municipio no trabaja territorialmente políticas de géneros ni tampoco articula con las organizaciones que ya vienen abordando la temática. Asimismo, las organizaciones solicitan la implementación efectiva de políticas sociales y económicas que puedan “darle un respiro” a quienes se encuentran atravesando situaciones de violencia.

Las organizaciones también entienden que hay otra deuda pendiente: existe un solo refugio municipal destinado a víctimas de violencia de género, el Hogar Fátima Catán, el cual, según advierten, solamente recibe a mujeres y/o disidencias cuando se trata de una problemática muy grave. Por otra parte, hay una única Comisaría de la Mujer, ubicada en Temperley. “Si sos de Fiorito, tenés que tomarte dos colectivos y ya son cuarenta pesos”, criticó Cardozo.

Para quien comanda la secretaria lomense no es algo pendiente que exista otro refugio porque es importante trabajar en la red para que la mujer y/ o disidencia pueda salir de las situaciones de violencia sin la necesidad de pasar por el hogar. Porque “no quieren” utilizarlo, no porque no esté “disponible”, sino porque creen que hay “muchas formas de resolver” la problemática antes de llegar al Fátima Catán. “Si tuviéramos la necesidad de crear más hogares de contención estaríamos fallando en todos los demás tipos de intervención”, subrayó. No obstante anticipó que se encuentran trabajando y proyectando para que exista una segunda comisaría, ya que Lomas es muy amplio y sería “beneficioso”.

La integrante de la Campaña por el Aborto Legal sostiene que el convenio “en algún punto es banal”. Entonces el grito es colectivo y al unísono, y suplica políticas públicas “realmente necesarias para mujeres, travestis, trans y disidencias”. “A las feministas del Conurbano Sur nos parece bastante gracioso porque sabemos que la instalación del vagón no es la manera de solucionarlo”, se lamenta. ¿Pero cuál es la manera?

El acceso a la Justicia: un pilar fundamental

Las referentes entienden que la mayoría de las veces tanto factores económicos como edilicios terminan siendo la principal limitación de las víctimas para poder salir de la encrucijada de violencias. Además, quien coordina el área de géneros en Marea subrayó que el acceso a la Justicia es una herramienta “fundamental”. Esto implica poder acceder a un patrocinio gratuito de calidad con profesionales que se preocupen y se ocupen de las causas y una “atención amorosa” en las instituciones y en comisarías.

Desde el Frente también ahondaron en este aspecto: “La justicia patriarcal opera sin tapujos en los Tribunales de Lomas de Zamora, ralentizando o hasta negando las denuncias y las medidas de protección que les compañeres opten por elegir, como así también cubriendo y defendiendo violadores y femicidas”.

Si bien la lista de deudas pendientes y exigencias sigue, la pregunta es una: ¿pueden las organizaciones sociales suplir el rol del Estado? Mientras tanto, en el país cada 29 horas se produce un femicidio.

La necesidad de repensar las políticas actuales

Estos espacios buscan que los procesos de asesoramiento, acompañamiento y asistencia no caigan en lógicas que revictimicen a las víctimas. Consideran que muchas de las políticas que existen reproducen este mecanismo, y al mismo tiempo señalan que algunas “sólo refuerzan” la idea de las mujeres y disidencias como les encargades de su propio cuidado ante este sistema cisheteropatriarcal.

A su vez, encuentran que los espacios municipales que tienen la tarea de contener en muchas oportunidades “no funcionan para escuchar y acompañar de forma efectiva” y recaen justamente en una perspectiva de “culpabilización a les compañeres, normalizando la violencia”. Por eso, también, el ojo militante está puesto en modificar los instrumentos normativos “del engranaje del sistema patrialcal” para transformar la sociedad según las luchas de estos tiempos, por la igualdad y la libertad.  

La experiencia del vagón en Moreno

En la estación de Moreno se instaló un vagón territorial hace aproximadamente un año y medio. Sin embargo desde que asumió la actual gestión “se encuentra cerrado y hasta el día de hoy no ha vuelto a funcionar”, manifestó la referente provincial de Mumalá Analía Kelly. “El 10 de diciembre de 2019, cuando asumieron los nuevos gobiernos nacional, provincial y local, se venció el contrato con la ONG que gestionaba el vagón”, detalló.

Como explicó la referente, por estos días el vagón está cerrado y el lugar físico al cual dirigirse “sólo en casos urgentes” es la Dirección Municipal de Géneros. “Lo que plantearon ahora es que va a ser un espacio abierto para la participación de organizaciones con un cronograma de talleres y atención a la comunidad vinculados a la problemática”, adelantó. Pero hasta ahora sólo está en planificación, no hay ninguna acción concreta al respecto, y en principio, no se retomaría hasta que se disipe la pandemia.

Desde que se firmó el convenio, en marzo, hasta ahora, se realizaron tres mesas locales de manera virtual en las cuales se pensaron –y se continúan pensando– distintas estrategias para abordar un plan de aplicación en los distintos territorios de Moreno con el objetivo de erradicar la violencia. Esta mesa está conducida por la Dirección de Géneros municipal, pero en ella también trabajan las organizaciones, la Fiscalía, la Comisaría, los Juzgados, les concejales y la Dirección de Diversidad, entre otros actores. 

Dentro de las cuestiones positivas del vagón, Kelly celebró que favorece la relación entre las mesas de integración de los distintos actores territoriales para el abordaje de la violencia de género. De todas formas consideró que aún falta ampliar la articulación más precisamente con las organizaciones que se encargan de acompañar a mujeres y disidencias en situación de vulnerabilidad y/o violencia de género.

Lamentablemente, “falta bastante para recorrer” porque a diario las cifras de femicidios no decrecen y se mantienen constantes en el tiempo en la Argentina. “Entendemos que hay cierta apertura y que hay determinadas cosas que van mejorando, sobre todo el diálogo, pero falta mucho camino aún por recorrer en este sentido porque la violencia de género no cesa y en las cifras no se ven reflejadas las distintas estrategias que se van pensando”, lamentó la integrante provincial de Mumalá.

AUNO-13-10-2020
DESP-MDY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>