Una casa de familia, transformada en espacio de contención para chicos de Lomas de Zamora

Un matrimonio del barrio de Villa Fiorito convirtió parte de su hogar en la sede de la organización ‘Chicos del Sur’. Con subsidios de la Nación y becas del gobierno bonaerense, entregan desayunos y meriendas y organizan talleres para algo más de 70 nenes y jóvenes de uno de los barrios más postergados del conurbano.

Estela Rojas y Mario Espínola se conocieron realizando tareas a beneficio de la niñez, así que no parece casual que su matrimonio y su hogar estén ligados al trabajo social. Ambos decidieron abrir las puertas de su casa para contener, capacitar y ofrecer afecto a decenas de chicos en situación de riesgo. Y así surgió, hace 12 años y a la par de las necesidades de un barrio postergado del partido bonaerense de Lomas de Zamora, la organización ‘Chicos del Sur’.

La casa de la pareja quedó ocupada por chicos del barrio de Villa Fiorito y el matrimonio vio reducido su hogar a algunos metros cuadrados. “A partir de las inquietudes que compartíamos con los vecinos, nos propusimos crear un espacio para trabajar por la infancia”, contó Rojas a AUNO-Tercer Sector.

Allí, los chicos pueden desayunar, merendar y asistir a los talleres de carpintería, panadería, música, teatro, plástica, apoyo escolar, huerta, lectura. A la casa, ubicada en Bucarest 259, concurren diariamente, de 8 a 16.30, unos 60 chicos de entre 3 y 13 años, además de 15 adolescentes.

“Buscamos acercar soluciones colectivas a los problemas cotidianos de alimentación, contención, afecto de los chicos, a través de talleres de capacitación, atención, cariño”, comentó la mujer.

La obra de ‘Chicos del Sur’ fue pensada como una respuesta a las necesidades que padecen algunos de los 4,7 millones de chicos menores de 14 años sumidos en la pobreza, lo que equivale a casi la mitad de los niños argentinos, según los últimos datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). “Como integrantes del Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo, otro de nuestros objetivos es trabajar hasta que no haya ningún chico que se muera por hambre”, sostuvo Rojas.

Con motivo del Día del Niño, la organización solicita la donación de juguetes para obsequiarlos a los pequeños que se acercan a la casa. Asimismo, pide calzados, ropa, alimentos no perecederos, entre otros. Quienes pueden y deseen colaborar deben comunicarse al teléfono (011) 4267-9745 o al correo electrónico chicosdelsur2002@yahoo.com.ar.

La entidad, creada en 1995, recibe desde hace unos años un subsidio de 12 mil pesos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Y el gobierno bonaerense le otorga unas diez becas para comprar alimentos y llevar adelante los talleres. “Caminamos en busca de precios accesibles, pero, con los aumentos de los últimos tiempos, ni así nos alcanzan los recursos”, se queja Rojas.

En mayo, la organización participó de la cuarta marcha para erradicar el hambre infantil en el país, organizada por el Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo, que agrupa a unas 400 organizaciones de la sociedad civil (OSC) dedicadas al trabajo por los derechos de los niños.

Cómo comunicarse:
CHICOS DEL SUR
(011) 4267-9745
chicosdelsur2002@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>