Un plantel ante la desazón de “no jugar por nada”

La derrota por 2-0 ante Tristán Suárez en el estadio Alfredo Beranger dejó al “Celeste” prácticamente sin posibilidades de ingresar al Torneo Reducido. “Ya no peleamos por nada. Sólo nos queda entrenar y jugar para cumplir hasta que se termine el campeonato”, admitió con resignación el arquero Alejandro Medina.

Lomas de Zamora, abril 27 (AUNO).- El arquero de Temperley Alejandro Medina se mostró “muy dolorido” tras la derrota (2-0) en el estadio Alfredo Beranger ante Tristán Suárez, y señaló que “ahora lo único que queda es entrenar para cumplir con el fixture”, debido a que las chances de ingresar al Torneo Reducido para pelear un ascenso a la Primera B Nacional “ya no existen”.

Lejos de los puestos de vanguardia, a once puntos del último equipo que hoy ingresa al Reducido (Comunicaciones, que suma 52 unidades), y con seis fechas por delante, el “Cele” deberá presentarse en cada partido simplemente con el propósito de cumplir. La caída con Tristán Suárez dejó a los dirigidos por Rubén Tanucci al margen de todo.

“A todo el mundo le gusta prepararse con un objetivo. Teníamos dos partidos seguidos en casa, la idea era sumar y seguir luchando. Pero lamentablemente, volvimos a fallar delante de nuestra gente. Será muy difícil entrenar a partir de ahora. No tenemos ninguna meta en el corto plazo”, remarcó la “Araña”.

El “Gasolero” cayó en nueve de sus últimos doce partidos y no muestra señales de recuperación. El estado anímico de la gran mayoría del plantel está alicaído y la situación del equipo en la tabla de los promedios para el descenso, con miras a la próxima temporada, comienza a ser un factor de suma preocupación para los simpatizantes.

“Hace mucho tiempo que no recuerdo una situación así en el club. Me da mucha tristeza e impotencia. Sólo nos queda mejorar en lo que se pueda, entrenar y que sea lo que Dios quiera”, apuntó Medina con un cierto abatimiento.

El “Celeste”, que supo estar quinto en el campeonato, actualmente se encuentra en el fondo de la tabla con 41 puntos. Además, hace seis partidos que no gana y en esta segunda parte de campeonato, sacó tan sólo nueve puntos sobre 39.

Restan 18 unidades por jugarse en la competencia, y aunque las matemáticas todavía le dan vida al “Gasolero”, Medina admitió que “se debe poner los pies sobre la tierra, y asimilar que ya no hay posibilidades de luchar por un ascenso”.

“Cometimos errores infantiles durante toda la segunda rueda, y los terminamos pagando caro. Creo que existió un problema de moral. Perdimos confianza en nuestro juego. Es realmente muy triste ver al equipo en el fondo de la tabla, sobre todo después del buen comienzo que tuvimos en la primera rueda”, subrayó Medina.

Por otro lado, para Medina, la poca experiencia que tiene el plantel celeste, donde la mayoría son jóvenes que no superan los 30 partidos en Primera, “ha sido un problema durante el transcurso de todo el campeonato”.

“La falta de experiencia de algunos jugadores influyó. Los chicos cometen errores, es cierto, pero de todas formas, la culpa no es de ellos, sino de nosotros, los más grandes. Somos lo que debemos ponerle el pecho a la situación y proteger a los más jóvenes, para que se vayan afianzando en Primera”, explicó.

El próximo rival de Temperley será Deportivo Armenio, el lunes, otra vez en el Beranger. Sin embargo, la “Araña” —-que no estará presente por haber llegado a las cinco amarillas—considera que el torneo “prácticamente ha finalizado” para el equipo.

“Sea cual sea el resultado, la campaña será mala y eso no se puede cambiar. Pero igual, los tres puntos tenemos que conseguirlos para dejar bien parada a la institución”, remarcó.

AUNO-27-04-11
MEJ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>