Reúnen más de 160 mil firmas en apoyo a la Ley de Protección de Bosques

Son parte de la campaña lanzada hace dos semanas por Greenpeace, con el apoyo de otras ONG, para reunir un millón de adhesiones al proyecto que establece una moratoria de un año para los desmontes.

(AUNO/Ciencia) La campaña para reclamar que el Senado sancione la ley de Presupuestos Mínimos de Protección de los Bosques Nativos, lanzada hace poco más de dos semanas, ya logró reunir más de 160 mil firmas, informó la organización ambientalista Greenpeace, impulsora de la iniciativa.

El proyecto, que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados, prohíbe el desmonte o el aprovechamiento de bosques nativos sin autorización de la autoridad competente por un año o hasta que las provincias deben realizar un “ordenamiento de sus bosques” con criterios de sustentabilidad, para que el territorio sea utilizado “de manera racional, compatibilizando las necesidades sociales, económicas y ambientales”.

La campaña fue lanzada por Greenpeace con el apoyo de las fundaciones Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Vida Silvestre y Proteger, entre otras.

La recolección de firmas se realiza a través del sitio www.greenpeace.org.ar/leydebosques, donde los interesados pueden dejar su firma y también imprimir el formulario para hacerlo firmar entre sus allegados.

“En el país se perdieron 120 millones de hectáreas de bosques nativos y actualmente quedan 32 millones de hectáreas, es decir que el 70 por ciento de nuestros bosques desaparecieron por su desmonte”, afirmó Hernán Giardini, coordinador de la Campaña de Bosques de Greeenpeace.

De acuerdo con los últimos datos de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, entre 1998 y 2002 desaparecieron 782 mil hectáreas de bosques, y en los último cuatro años la situación empeoró, dado que se han desmontado 1,1 millones de hectáreas.

La gran mayoría de los bosques desmontados pertenecen al monte chaqueño, que comprende las provincias de Santiago del Estero, Chaco, Formosa y Salta, y la selva de yungas, en Salta y Jujuy. Los campos son deforestados principalmente para la plantación de soja.

Según Giardini, son precisamente los senadores que representan a esas provincias los que mantienen frenada la sanción de la ley. “Están presionando para no tratar la ley porque en sus provincias se venden esas tierras a un alto precio para la explotación agropecuaria”, sostuvo el representante de la organización ambientalista.

El proyecto aprobado por Diputados establece diez criterios ecológicos y categorías de conservación que apuntan a planificar, mediante la realización de “un ordenamiento territorial participativo, las actividades forestales, agrícolas y ganaderas evitando la fragmentación y degradación del bosque nativo”, y establece como prioridad el cuidado de los bosques que ocupan y utilizan comunidades indígenas y campesinas.

EV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>