El apoyo de los vecinos a los trabajadores de Canale

Alrededor de 200 vecinos se acercaron a las puertas de la fábrica para solidarizarse con la causa de los trabajadores. La situación sigue siendo complicada. Por el momento, sólo cobraron el 50 por ciento del mes de octubre. Todavía esperan novedades de la empresa.

María Miranda

Lomas de Zamora, diciembre 19 (AUNO).-Hace más de tres meses que los trabajadores de la fábrica Canale de Llavallol no cobran su sueldo, no tienen respuesta de la empresa y la gerencia se tomó vacaciones, por lo que realizaron el fin de semana un festival solidario con el objetivo de reunir fondos para ayudarse entre sí y sobre todo a los trabajadores con problemas de salud —ya que no cuentan con una obra social— y a los que no pueden pagar el alquiler de sus casas.

Desde el sábado a la tarde, más de 200 vecinos se acercaron a la puerta de la fábrica para disfrutar de música al aire libre y colaborar y acompañar la causa de los trabajadores. La música acompañó toda la tarde de la mano de la murga La Colifata y de las bandas Antimateria, Lunfardo Sur, Volumen 4, El Último Tren, Una y Nos Vamos, y La Motora. Además se vendieron bonos solidarios a 50 pesos para un sorteo, hubo comida y bebidas.

En diálogo con AUNO, el delegado de Canale Nicolás Macci manifestó que “lo más importante y gratificante” es que haya ido tanta gente a apoyar la lucha. “El ánimo de los compañeros está bastante alto más allá de todo lo duro que es este conflicto”, remarcó.

La situación se agrava cada vez un poco más. El viernes pasado la empresa depositó el 50 por ciento del sueldo de octubre y aún falta parte de septiembre, de octubre y las remuneraciones completas de noviembre y diciembre. Sigue sin haber una respuesta por parte de los dueños, aunque Macci adelantó que “el lunes iba a haber un cronograma de pago”.

“Fue una bocanada de aire para todos que nos hayan depositado parte del sueldo, levantó el ánimo de todos pero sigue siendo todo muy difícil. Tomamos todo con pinzas”, señaló.

El fin del festival, contó, es para “bancar la lucha en todo sentido y dar una respuesta a los problemas que vayan apareciendo, de la manera que sea” y además puntualizó que “hay compañeros con problemas de salud debido a que cortaron la obra social y otros que tienen problemas para pagar el alquiler”.

Asimismo, manifestó que “está siempre latente” la posibilidad de realizar una movilización y corte de lucha pero remarcó la necesidad de “contar con el apoyo del gremio”.

En el festival también estuvo presente el secretario adjunto de la UOM de la seccional de Lomas de Zamora, Carlos Costello, quien subrayó que “es gravísima la situación porque hace tres meses que no cobran el salario y no se vislumbra una solución efectiva, pero desde la UOM se está al frente del conflicto como debe ser, tratando de buscar una solución”.

Y aclaró: “La solución no es ni siquiera la marcha que se puede hacer o los festivales sino que la solución tiene que estar por el lado de inversores o que traigan la plata que la llevaron”.

“Es complicado el tema porque no nos estamos enfrentando a una patronal, sino a un proyecto político que baja línea y en este contento la industria nacional no tiene ningún futuro con este gobierno. Ahora hay que sacar el conflicto afuera de la fábrica, hacer tomar conciencia a la población y vecinos”, aseveró.

El conflicto

La fábrica Canale es propiedad del grupo Alco y su presidente, Camilo Carballo, es también titular de la Cámara de Industriales de Productos Alimenticios (CIPA); vicepresidente de Copal y miembro de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Desde el 2010 el grupo entró en default pero el año pasado anunciaron que finalmente reestructuraron la deuda y que apuntaban a salir al mercado con nuevos productos. Eso no sucedió y una vez más la empresa comenzó a atrasarse con el paso de los salarios y terminó el 2015 con la presentación de un procedimiento preventivo de crisis, que abrió un ataque en regla contra los trabajadores con suspensiones, vacaciones adelantadas y pagando los salarios –en los casos que los paga- con dos meses de atraso.

Alco – Canale distribuye su producción en cinco plantas alimenticias; tres en la provincia de Mendoza (Real del Padre, Tunuyán y Tupungato), una planta en Catamarca y otra en Buenos Aires; dos fábricas de envases –una en Llavallol y otra en Tupungato- y dos centros logísticos. A todo esto hay que sumarle las fincas propias. En total emplea a alrededor de 2 mil trabajadores.}

AUNO-19-12-16
MM-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>