Promueven la lactancia materna como forma de prevenir la gripe A y otras enfermedades

En el marco de la campaña “Amamantar salva vidas”, lanzada en la Semana Mundial de la Lactancia Materna, las autoridades sanitarias promueven que extender la alimentación a los bebés exclusivamente con leche naterna. Solo el 36,5 por ciento de los menores de seis meses reciben esa alimentación

En la Argentina, el 46 por ciento de los bebes menores de cuatro meses son alimentados solo con leche materna, pero la cifra cae al 36,5 por ciento cuando se habla de menores de seis meses. Las cifras, que corresponden a 2007, son superiores a 2001, cuando, según datos de la Organización Panamericana de la Salud, solo se alimentaba con leche materna el 10,8 por ciento. En el marco de la pandemia de gripe A, y al celebrarse en estos días la Semana Mundial de la Lactancia Materna, las autoridades sanitarias lanzaron la campaña “Amamantar salva vidas, también en las emergencias”.

A raíz de la presencia y circulación del virus de la gripe A H1N1, la directora de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de la Nación, Ana Speranza, sostuvo que “es importante dejar claro que las mujeres afectadas deben continuar dándole el pecho a sus hijos, incluso si están tomando medicación antiviral”.

“Las madres —continuó Speranza— que estén enfermas de gripe deben tomar las mismas precauciones que las personas que no están amamantando, es decir, lavarse las manos con agua y jabón y colocarse un barbijo cuando se amamanta”.

La funcionaria explicó que “la leche materna otorga no solo nutrientes sino también anticuerpos que defienden al bebé contra infecciones como la bronquiolitis, la neumonía y hasta las diarreas, el asma o el síndrome de muerte súbita”.

En tanto, la presidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría, Margarita Ramonet, señaló que “las mamás que trabajan deben tener un espacio adecuado para dar el pecho a sus hijos, tanto si hay una guardería en el lugar o para extraerse leche y guardarla en una heladera y luego llevársela a su hijo al regresar al hogar porque la leche materna es el primer alimento y no tiene sustituto.

Por su parte, el ministro de salud de la Nación, Juan Manzur, consideró que si bien “en nuestro país casi el 50 por ciento de las madres amamanta a su hijo hasta los cuatro meses, aunque ese es un muy buen indicador, nuestro objetivo es seguir estimulando la lactancia materna porque es la mejor manera de nutrir y proteger a los niños”.

Según explicó, la manera de incrementar la lactancia es “promover mejoras en la capacitación del personal de las áreas de neonatología de los hospitales y de los equipos que se desempeñan en los Centros de Atención Primaria de la Salud”.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, los menores de 6 meses alimentados solo con leche materna a nivel mundial son solo un 40 por ciento por lo que el porcentaje de la Argentina estaría por debajo de esos parámetros.

Los beneficios específicos de la lactancia materna son:

-Protege de infecciones como diarreas, neumonías, otitis, bronquiolitis y otras infecciones graves de los bebés.

-Previene enfermedades como el asma, el eczema, neumonías, alergias, diabetes, enfermedad celíaca, inflamatoria intestinal crónica y leucemia además de reducir la anemia el riesgo de obesidad y la lesión de retina del prematuro.

-A la madre que amamanta la protege de la anemia y la depresión post-parto, del cáncer de mama y de ovario, de la diabetes, la hipertensión, la osteoporosis, la artritis reumatoidea y la obesidad post-parto.

-Los adultos que fueron amamantados sufrirán menos afecciones cardiovasculares, diabetes atereoesclerosis y obesidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>