Otra gestión en la mira: la rendición de cuentas de Groppi, desaprobada

Lo mismo ocurrió en Lanús cuando fue presentada la rendición del último año de la gestión de Manuel Quindimil. En ambos casos, la medida podría echar un manto de sombras a funcionarios de esas gestiones anteriores, ahora en manos del Frente para la Victoria. También en los dos casos, la propuesta fue apoyada por el arco opositor.

A dos días del rechazo de la ejecución presupuestaria de la última gestión del ex intendente lanusense Manuel Quindimil, el Concejo Deliberante de Esteban Echeverría desaprobó la rendición de cuentas de la del ex jefe comunal Alberto Groppi correspondiente a 2007 debido a “graves irregularidades” en las partidas destinadas a recolección de residuos, contratación de personal, obras de infraestructura y prensa.

En diálogo con AUNO, la concejal y presidenta del bloque del ARI- Coalición Cívica Silvina Celasco señaló que junto a los bloques del Frente Para la Victoria (FPV) y del vecinalismo “elevaron sus respectivos despachos con el rechazo de la rendición de cuentas al Tribunal de Cuentas provincial (tal como sucedió en Lanús) para que verifique la utilización del presupuesto” de Groppi, que estuvo al frente de la comuna hasta diciembre de 2007. Sin embargo, mientras algunos bloques del PJ señalaron que “no hubo tiempo para revisarla”, el bloque presidido por Celasco brindó algunas precisiones.

La presidenta junto con la concejal Patricia Gramajo, también del ARI, denunciaron que el presupuesto sancionado en 2006 para el ejercicio del año siguiente fue una “ficción jurídica” y, según manifestaron, “no refleja en lo más mínimo el compromiso de obras y servicios al que se comprometió la administración” anterior.

La dura crítica se apoya en la diferencia que surge entre las ampliaciones adjudicadas durante la sanción del presupuesto 2007, que fueron de 61.092.367 pesos, y las deducciones que se produjeron durante el gobierno anterior, de 37.160.052 pesos, es decir casi la mitad de lo sancionado para la gestión Groppi.

Este “desfase” fue también denunciado en el caso de Lanús: el concejal Mariano Amore, del ARI, precisó que “el presupuesto de 2007 era de 227 millones de pesos, de los que se ejecutaron 200 millones”. (ver Desaprobaron la rendición de cuentas de la gestión de Quindimil )

En Esteban Echeverría, las legisladoras del ARI puntualizaron que para la contratación directa de la empresa Covelia, encargada de la recolección de residuos, la gestión Groppi aumentó el pago de 1.150.000 pesos que cobraba la empresa rescindida a la cifra de 1.650.000, lo que arroja una diferencia de 500.000 pesos. A su vez, reprobaron al actual ejercicio del intendente Fernando Gray porque para “compensar” esa diferencia fueron reducidas las partidas de “un área tan sensible como Salud”.

Sobre el gasto en personal, las concejales indicaron que en 2007 aumentó un 25,3 por ciento respecto del año anterior y la planta de personal se duplicó desde 2006. Asimismo, manifestaron su “sorpresa” ante los “abultados” montos que la Subsecretaría de Medios e Información a la Comunidad comunal gastó durante la pasada gestión: 2.524.734 pesos, casi el doble de lo destinado, por ejemplo, al servicio de recolección de residuos.

Finalmente, las concejales denunciaron que los cambios en el presupuesto “no fueron notificados” como establece la Ley Orgánica Municipal. Al igual que en el caso lanusense, la medida podría afectar a funcionarios que estuvieron al frente del gobierno municipal durante el último mandato del ex jefe comunal de Esteban Echeverría.

FG-AFD
06-05-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>