Nueva protesta de los trabajadores de Cresta Roja

Realizaron una olla popular en la puerta de la empresa de Monte Grande. Bloquearon los portones de la planta y exigieron la reincorporación de los 1200 cesanteados.

Por Maira Haunau y Sara Benítez

Lomas de Zamora, febrero 3 (AUNO).- Los trabajadores despedidos de la avícola Cresta Roja realizaron una nueva olla popular frente a la empresa que tiene sede en Monte Grande para exigir la reincorporacion de 1200 operarios y demandar la solución definitiva que diferentes gobiernos prometieron brindar.

Carlos Stasiuk, uno de los ex empleados, afirmó a AUNO que el objetivo de la actividad fue “visibilizar la situación de los trabajadores”  y estimó que concurrieron 700 personas, entre trabajadores y despedidos de esa empresa, operarios de Coca Cola y Expreso Lomas, representantes del Sindicato de Camioneros y miembros de organizaciones sociales como Barrios de Pie, a quienes agradeció por “el apoyo”.

También especificó que, ante la falta de respuestas por parte de la empresa, las familias víctimas de las cesantías ascienden a 2 mil, ya que son 1200 los no reincorporados, 200 los despedidos y 300 los que debían volver a ser llamados.

El conflicto de Cresta Roja con los trabajadores tiene su origen en 2015 cuando sus dueños quisieron reducir el 30 por ciento de sus 3 mil empleados, tras no poder pagar una deuda que en 2013 alcanzaba los 1200 millones de pesos.

Estos últimos años se caracterizaron por despidos, falta de pago de sueldos y de bonos de fin de año, y la reincorporación de algunos de los más de mil trabajadores que realizaron diferentes cortes de autopistas, manifestaciones y ollas populares para reclamar por los que falta reingresar a la planta permanente.

En 2016, el entonces presidente Mauricio Macri visitó la fábrica situada en avenida Fair 2800, de Esteban Echeverría, para realizar un acto junto a la ex gobernadora María Eugenia Vidal, quien afirmó que el hecho de que la empresa aún funcionara a pesar de los conflictos «es un símbolo de que sí se puede».

Durante ese acto, el gobierno prometió convertir la planta en un “modelo de prueba” para incrementar su producción, pero sin embargo “lo único que dio Macri fue represión”, cuestionó Stasiuk.

Tres años más tarde, Granja Tres Arroyos S.A. adquirió el control operativo de Cresta Roja y su CEO, Joaquín de Grazia, realizó un aporte de 800 mil pesos a la campaña de Juntos por el Cambio.

Ante la falta de una solución definitiva, ese mismo año el intendente de ese distrito, Fernando Gray (PJ), se encargó de acompañar el reclamo de los trabajadores y de visibilizar la represión que sufrían cuando se manifestaban para exigir la reincorporación de sus compañeros.

Con la llegada de Alberto Fernández a la Presidencia, los despedidos lograron que se abriera una nueva instancia de diálogo ya que se reunieron con los ministros de Producción y Desarrollo Social, Matías Kulfas y Daniel Arroyo, respectivamente.

Kulfas se comprometió a investigar los despidos durante el gobierno de Juntos por el Cambio y a mediar por la reincorporación, mientras que Arroyo prometió “gestionar asistencia a las familias de los empleados suministrando medicamentos y alimentos”, concluyó Stasiuk. 

MLH-SMB-AFD

AUNO-03-02-20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>