“Nos quedó la sensación de una derrota”

El arquero Federico Crivelli lamentó la igualdad (1-1) en el clásico barrial con Los Andes, ya que, a su entender, el equipo celeste marcó una diferencia en el juego que no pudo plasmar en el marcador. “Fuimos superiores, pero no supimos dar la puntada final”, señaló el guardameta.

Manuel Rodríguez

Lomas de Zamora, octubre 21 (AUNO).- El arquero de Temperley Federico Crivelli habló tras el empate (1-1) en el clásico frente a Los Andes y admitió “sentir bronca” porque el equipo celeste no definió un partido en el que generó “muchas más ocasiones de gol” que el rival.

“Nos queda la sensación de una derrota. Me voy amargado porque era un partido muy favorable. Lo podríamos haber liquidado en el primer tiempo o en el comienzo del segundo. Desde el arco veía que el equipo llegaba fácil y que podía convertir en cualquier momento. Pero no se logró marcar la diferencia en la red”, declaró ‘Superman’, uno de los protagonistas del tradicional duelo barrial de la zona Sur del GBA que se disputó en el estadio Eduardo Gallardón.

Con un marco espectacular y el aditamento especial de la lucha por la punta del campeonato de la Primera B Metropolitana, el compromiso se jugó con gran intensidad. El ‘Gasolero’ contró el desarrollo del juego desde el principio y, tras varias llegadas, logró abrir el marcador por medio de Fernando Brandán. Tras el gol del
1-0, los conducidos por Aníbal Biggeri no cesaron de generar peligro en el arco de Alejandro Migliardi, pero sin conseguir ampliar la ventaja.

En el complemento, el ingreso en Los Andes el colombiano Oswaldo Blanco, que modificó un poco la ecuación. El local adquirió mayor presencia ofensiva y en una volea de Alejandro Noriega alcanzó la igualdad. La visita acusó recibo y tardó en reaccionar. Sin embargo, volvió a contar con algunas chances más, pero no concretó.

Al igual que ante Estudiantes de Buenos Aires y Deportivo Morón, Temperley volvió a empatar un cotejo que tenía dominado y desperdició una nueva ocasión de subir a lo más alto del torneo. “Nos fuimos con un sabor amargo. Nos faltó la puntada final”.

El final del encuentro se vio empañado por una pelea que se trasladó desde el césped hacia las tribunas. Cerca del final, la expulsión de Cristian Quiñónez y algunas actitudes de Blanco, originaron una gresca en la que participaron jugadores y auxiliares de ambos planteles.

A su vez, la comitiva de ‘El Gasolero’ debió abandonar el Gallardón bajó una lluvia de objetos contundentes que los simpatizantes ‘Milrayitas’ arrojaban desde la tribunas, ante un operativo policial que exhibió evidentes deficiencias.

“En un momento me saqué porque se metió a la cancha gente que tenía que estar. Blanco después me pidió disculpas y reconoció que actuó mal. La agresión a los dirigentes de Temperley fue lamentable. Se desbordó todo. Esas cosas en nuestro estadio no pasan”, concluyó el guardameta.

AUNO-21-10-13
MR-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>