Los índices de homicidios “no son los que muestran los grandes medios”

Madres contra el Paco y un asesor de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación analizaron el informe de la Corte Suprema que dio cuenta sobre la cantidad de asesinatos en el Departamento Judicial de Lomas de Zamora y los motivos por los cuales fueron cometidos.

Belén Escobar

Lomas de Zamora, noviembre 26 (AUNO).- Según una investigación de la Corte Suprema, en Lomas de Zamora el 80 por ciento de los homicidios ocurren en Cuartel IX y la mayoría de ellos, al igual que en el resto del Departamento Judicial local, se deben a “ajustes de cuentas” o “venganza”. “Los datos coinciden con nuestra realidad. En el barrio vemos casi todos los días un pibe muerto o herido por peleas”, comparó Isabel Vázquez, una de las fundadoras de Madres contra el Paco. Para Ciro Annicchiarico, abogado en derecho penal y especialista en derechos humanos, “los conflictos reales” expresados en esos números “no tienen nada que ver con lo que exponen los grandes medios de comunicación”.

Según los datos dados presentados por el ministro Eugenio Zaffaroni, Lomas de Zamora es el cuarto distrito del Conurbano con mayor concentración de asesinatos y, tanto esa comuna como Esteban Echeverría y Avellaneda, tiene una tasa de criminalidad promedio de 7,22 víctimas cada 100 mil habitantes.

Sin embargo, ese promedio es superado por Lomas, cuya tasa de asesinatos es de 10,54 producto de un registro que da cuenta de 65 asesinatos; en Esteban Echeverría es de 8,97, número al que le corresponden 27 homicidios; y en el caso de Avellaneda es de 7,58, lo que representa 26 muertes.

Las tramas de las películas en las que dos bandas se enfrentan por un territorio para la comercialización de drogas no están muy lejos de la realidad que se vive en Lomas de Zamora. “Las peleas entre dos grupos para ver quién se queda con determinadas zonas del barrio son muy comunes. Incluso, a veces, se tirotean entre parientes”, explicó y subrayó que “los que se llevan la peor parte son los pibes pobres”.

En la lista de motivos de los asesinatos, el 37 por ciento de las víctimas en Lomas de Zamora fueron por “riña”, el 25 por “robos” u “otros”, el 9 por “conflictos intrafamiliares”, el 3 ciento en casos de “legítima defensa” y el 1 por ciento ocurrió durante una “intervención policial”.

“Nuestros pibes valen mucho dinero en la calle”, consideró la impulsora de las Madres contra el Paco, quien además señaló que “la venta de droga es uno de los factores más influyentes para que se cometan asesinatos” en el distrito y denunció que “a veces hay familias enteras metidas en el negocio del narcotráfico”.

Alicia Romero, otra de las impulsoras de esa organización, consideró que para revertir esta situación se debiera “estudiar el acceso a la Justicia” de algunos sectores sociales, “porque hay personas que no saben los derechos que posee”.

Por otro lado, denunció que “hay gente de Cuartel IX que comete delitos y que convive tanto con la policía como con la Justicia”, y explicó que “uno de los temas más preocupantes en nuestra zona es el uso de armas y el reclutamiento para vender droga. Es un problema de adultos que mete a pibes jóvenes en el medio”.

De acuerdo con los datos proporcionados por el máximo tribunal, durante 2012 fueron 176 las muertes registradas en el Departamento Judicial de Lomas de Lomas de Zamora, que está integrado por el distrito homónimo más los partidos de Lanús, Almirante Brown, Avellaneda, Ezeiza y Esteban Echeverría.

“La infraestructura tiene que ser acorde a la población y eso es un problema en este Departamento Judicial porque agrupa a partidos muy populosos y por ese motivo, no se puede afrontar el nivel de conflictividad”, analizó Ciro Annicchiarico, abogado especialista en derecho penal.

Según los datos recogidos durante 2012, de la totalidad de homicidios cometidos en el Departamento Judicial, en el 49 por ciento de los casos existía una relación entre víctima y victimario.

“Nuestro departamento es uno de los más complejos de Latinoamérica y sus conflictos reales no tienen nada que ver con lo que exponen los grandes medios de comunicación”, destacó el abogado que también asesor jurídico de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, y estimó que por esa razón “hay una distorsión de la realidad”. “Maximizar casos de inseguridad que no pasan del 10 por ciento sirve para no afrontar el problema real, que es gravísimo”, analizó.

EL MITO DEL DELINCUENTE “MENOR”
La Corte también precisó que el 88 por ciento de los victimarios tienen entre 18 y 65 años; el 5 por ciento son menores considerados “punibles” (quienes tienen entre 16 y 18 años y pueden ser sometidos a un proceso penal), mientras que el 2 por ciento son considerados “no punibles” (aquellos que tienen menos de 16 años y son sometidos a una causa civil).

“Mientras las problemáticas sociales se afronten desde el lugar el lugar equivocado, la situación no va a mejorar”, consideró Annicchiarico y señaló que las falencias no se solucionan “porque hay otros intereses en el medio”, aunque no especificó cuáles.

Según los números del informe, los homicidios por “robo puros”, representan el 15 por ciento en Ciudad y el 19 en el Conurbano. “Es más común que alguien muera en una pelea en un club de barrio que por un asalto. No hay que tapar una cosa con la otra”, subrayó Annicchiarico.

En cuanto a los resultados generales, referidos a la Ciudad de Buenos Aires, al Departamento Judicial de La Plata y al resto del Conurbano, el número total de víctimas de asesinatos de 2012 asciende a 995, de los cuales 158 son porteños, 48 son platenses y 789 del resto de la zona metropolitana de la provincia.

En relación con las cifras de Europa y Canadá, “la tasa es alta”, pero en comparación con las de los países latinoamericanos “es en general baja, junto con las de Uruguay y Chile”.

MBE-AFD
AUNO-26-11-13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>