Lomas de Zamora y Lanús también se declararon en emergencia alimentaria

En ambos municipios se sancionó una ordenanza que faculta al Ejecutivo a reasignar partidas para la ayuda social. Hablan referentes de las organizaciones sociales.

Juan Pollio

Lomas de Zamora, septiembre 13 (AUNO).- Los concejos deliberantes de Lomas de Zamora y Lanús se hicieron eco del proyecto que esta semana obtuvo media sanción en el Congreso y declararon la emergencia alimentaria en esos distritos, con vigencia durante un año. Para Laura Berardo, la concejal lomense impulsora de la medida, aseguró que el número de comedores “asistidos” por la Municipalidad se “ha duplicado” el último año y estimó que actualmente ronda los doscientos.

En Lomas, el Legislativo comunal autorizó al Ejecutivo a cargo de Martín Insaurralde a priorizar dentro del Presupuesto la reasignación de partidas para el incremento de la asistencia alimentaria. Por otra parte, desde la comuna gobernada por el macrista Néstor Grindetti, la sesión que dio el visto bueno a un proyecto similar tuvo lugar hoy con el mismo resultado.

La diferencia entre ambas comunas es que en la primera está prácticamente asegurada su reglamentación, mientras que en la segunda no hay nada definido.
Para el concejal lomense Álvaro Llambi, la declaración de emergencia alimentaria surgió como respuesta a “la última devaluación” luego de las PASO. Sin embargo, reconoció a AUNO que se trata de una medida “acotada” ante la dimensión de la “catástrofe” actual provocada por la política económica del gobierno de Cambiemos.
Además, denunció la “crisis en términos de malnutrición” generada en los últimos meses del gobierno de Mauricio Macri: “Las familias, ante el alto precio que tienen los productos como la carne, terminan comiendo fideos o arroz”.

Estela Rojas, referente de la organización Chicos del Sur, de Villa Fiorito, sostuvo que los funcionarios que niegan la existencia de personas con hambre en el país lo hacen porque “niegan los resultados de sus propias políticas”. “Es como querer tapar el sol con las manos”, comparó y consideró que la realidad de los barrios “se aproxima bastante” a la crisis de 2001.

Las otras intendencias que hasta el momento declararon la emergencia alimentaria en zona sur fueron Quilmes y Ensenada. Desde Almirante Brown se adhirieron al reclamo hecho desde la Iglesia para declarar la emergencia alimentaria a nivel nacional y provincial, pero no se mencionaron medidas a nivel municipal.

Por su parte, Daniel Pérez, del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), señaló que Almirante Brown “fue bastante golpeada por el cierre de fábricas” y aseguró que en los últimos años hubo “un aumento de gente no organizada en los comedores” comunitarios. “Hay un sector que no es el de nuestras organizaciones, que vienen con una desocupación de segunda y tercera generación”, aseveró a AUNO.

La impulsora de la iniciativa en Lomas de Zamora, la concejala Laura Berardo, aseguró a esta agencia que la inflación “es muchísimo mayor en los alimentos” en comparación al resto de los productos.

Desde la intendencia existe una demanda sostenida desde hace dos años con el Gobierno para que haya un aumento del 50 por ciento en el presupuesto para merenderos y comedores. El número de estas organizaciones asistidas por la Municipalidad se “ha duplicado” el último año y estimó que actualmente ronda los doscientos, aseguró Berardo.

La iniciativa votada el jueves en la Cámara de Diputados establecería un incremento de emergencia como mínimo del 50 por ciento y actualizado trimestralmente de las partidas presupuestarias correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición. Mientras que la duración de la medida sería “hasta que dure la emergencia” alimentaria.

En los casos de Lanús y Lomas, el plazo en que regirá la emergencia alimentaria tiene duración de un año y no se establece cuánto es el porcentaje del presupuesto destinado a paliar la problemática alimenticia.

Por otra parte, desde las organizaciones sociales cuestionaron los motivos por los que los gobiernos municipales, provinciales y de la Nación aprobaron estas iniciativas para paliar la crisis. Para Esteban Marcioni, miembro del Frente Popular Darío Santillán (FPDS), “no votar la ley (de emergencia alimentaria) es pianta votos”.

“Generalmente el oficialismo está acompañando (el proyecto) porque entiende que no acompañar la medida es pérdida de votos”, aclaró el miembro del FPDS durante una entrevista con AUNO en la que remarcó que si la medida paliativa de la crisis tuvo cabida en estas últimas semanas fue por “la presión que se ha generado desde las organizaciones sociales”.

JP-AFD
AUNO-13-09-19

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>