Laguna de Rocha: la importancia de priorizar el medio ambiente en la zona

Desde 2005, los vecinos denuncian un promedio de dos incendios por año en la reserva histórica. La semana pasada detectaron uno nuevo. El anterior había sido en mayo. El intendente Gray prometió gestionar un patrullaje continuo. Ellos piden, además, que la Municipalidad investigue de oficio. Por otra parte, persiste el intento de la comuna lomense de instalar allí un basural. El rechazo de las instituciones.

“Porque pertenece a toda la gente”, sintetizó Gabriela Yerás porque no encontró otra forma más clara de justificar su causa. Es una de las representantes de los vecinos autoconvocados que defiende la Reserva Histórica de la Laguna de Rocha, en Esteban Echeverría. Y aunque ella y sus compañeros de lucha recibieron la promesa del intendente Fernando Gray de autorizar un patrullaje continuo para proteger la zona, la semana pasada registraron nuevos incendios que, por su extensión, “difícilmente” hayan sido accidentales.

Desde 2005, cuando los vecinos de la zona comenzaron a organizarse, hasta la fecha, detectaron un promedio de dos incendios anuales que dañaron a la flora y la fauna autóctonas. Ellos aseguran que estas prácticas buscan convertir la zona en un “campo raso” para que la biodiversidad no sea impedimento para instalar complejos hoteleros o plantas transformadoras, posibilidades que circulan y preocupan a los habitantes del área aledaña.

Sin embargo, hay análisis previos que destacan la presencia de especies a proteger, y por lo tanto si se produjera una falta de fauna, habría que recuperarla sí o sí. De acuerdo con los estudios realizados, dentro de la fauna afectada se encuentra el pájaro junquero, que teje su nido con hojas de juncos, los patos que habitan entre estas plantas y los cuises, que anidan en los tallos rastreros de los pastizales.

Esta semana, los vecinos volvieron a detectar columnas de humo que, por su extensión, adjudican a factores intencionales. Los bomberos voluntarios de Echeverría aludieron la posibilidad de que algunos de los focos haya sido provocado por cazadores furtivos que prenden fuego los pastizales para que los cuises salgan de sus nidos. Pero los vecinos desestimaron esa opción no sólo por la amplitud de la zona quemada sino también por la evidencia de haber necesitado químicos para provocar el daño.

Por ejemplo, el último 16 de mayo se detectó un incendio en los humedales de la laguna, desde el borde sur del espejo de agua hasta la laguna propiamente dicha, por lo que un área con esas características sólo podría encenderse con sustancias combustibles.

Además, el cuerpo de bomberos no dispone de los instrumentos ideales para apagar los focos en el interior de la reserva, ya que hay lugares en los que se afectaría a las especies si se ingresara con un coche bomba.

El viernes 30, Yerás y los demás vecinos recibieron la promesa de Gray de que gestionará camiones especiales para realizar un patrullaje continuo en la reserva, para prevenir incendios y cualquier práctica que dañase el ecosistema. El próximo 12 de junio se reanudará la conversación porque el jefe comunal responderá si, efectivamente, “le fueron otorgados los fondos por el Gobierno nacional o el provincial”, afirmó la vecina.

Los vecinos reclamaron también que la Municipalidad actúe de oficio e inicie una investigación para descubrir quiénes están detrás de los incendios, y de esta manera difundir en la población la importancia de una “gestión ambiental”.

Otro frente de conflicto fue abierto por la Municipalidad de Lomas de Zamora, que desde el año pasado persiste en la compra de parte de ese predio para la instalación de una “planta de tratamiento de residuos”. Ante el rechazo que la propuesta recibió de parte de una importante cantidad de instituciones —entre ellas los organismos que representan a los estudiantes de la Universidad de Lomas de Zamora—, el intendente Jorge Rossi “negó rotundamente que se vaya a ‘enterrar basura en la zona de Santa Catalina, es una mentira’”, según afirmó un comunicado. Sin embargo no descartó su intención de instalarlo y apeló a la necesidad de una eufemística “planta de tratamiento de residuos”. (ver Realizarán una recorrida por Santa Catalina )

La Laguna de Rocha fue declarada Reserva Histórica en 1996 y actualmente posee un “avanzado estado parlamentario” su reconocimiento como Reserva Natural, por un proyecto legislativo que destaca las condiciones del lugar para ser comprendida en la ley 10907 que se refiere a las “áreas de la provincia de Buenos Aires que deban sustraerse de la libre intervención humana para asegurar la perpetuidad de uno o más elementos naturales”.

Yerás señaló que frente al estado avanzado del proyecto no se puede hacer ninguna modificación al territorio, y “mucho menos vender tierras que son públicas, que son de todos”, en referencia a los “grupos económicos que pretenden asentarse en la zona sin entender el daño que causarían”.

MNL-AFD
AUNO-06-06-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>