La Policía impidió que vecinos de Cuartel IX entregasen un petitorio en Casa de Gobierno

Fue en Plaza de Mayo en el marco de un reclamo por obras públicas frente a la sede del Ejecutivo nacional. La Policía Federal y la Infantería evitó que los manifestantes dejaran una carta dirigida a la Presidenta. La protesta se hizo frente a la Catedral metropolitana, a cien metros de Casa Rosada.

Vecinos de Budge y Fiorito denunciaron que fueron “maltratados” por la Policía y la Infantería al intentar realizar un abrazo a la Casa Rosada con el fin de entregar un petitorio para la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, a causa de la falta de respuesta por parte de los ejecutivos provincial y municipal a los problemas hídricos.

Unos 200 vecinos de organizaciones sociales de Budge y Fiorito detuvieron los colectivos, tomaron las pancartas que rezaban: “Cristina, no queremos más aguas en nuestras casas, queremos obras”, y se agruparon en el mástil frente a la Casa Rosada. Pero un policía se acercó y fustigó: “Acá no se puede manifestar”.

La protesta llegó hasta la Plaza de Mayo luego de que la Asamblea Vecinal de Campoamor y Recondo se reuniera con ejecutivos municipales para acordar “un acta de compromiso de trabajo” que no se cumplió, según indicó Armando Chávez, referente de la organización.

Los vecinos intentaron resistir, pero tuvieron que correrse hasta el segundo vallado, que corta en dos a la plaza, a la altura de la Catedral de Buenos Aires, desde donde podían protestar.

A pesar de que se les impidió manifestarse cerca de Casa de Gobierno, los vecinos se esperanzaron al lograr que la Policía dejara pasar a sólo cinco de ellos para alcanzar el petitorio. Pero quien se disponía a recibirlo no era un empleado de la Mesa de Entradas, sino un agente detrás del primer vallado de seguridad, a metros de la puerta de ingreso.

Ante la negativa de recibir el petitorio para la presidenta, los manifestantes intentaron regresar a los micros caminando hacia el puerto por la calle Rivadavia con la intención de elevar sus pancartas al pasar por el costado de la Casa Rosada. Esta vez no estuvo la Policía para impedirlo, sino la Infantería.

“La Infantería se nos adelantó. Unos 20 de ellos se formaron en línea y se pusieron los cascos, nos intimidaron con palos. Parecían tortugas ninjas”, contó Chávez.

Esta no es la primera vez que los vecinos de la Asamblea no obtienen respuestas de parte de las autoridades, por lo que Chávez aseguró que “hay indignación en la gente, nos quitan el derecho a reclamar y vamos hasta la Casa Rosada y nos maltratan”.

Los vecinos habían logrado reunirse con el secretario de Obras Pública, Julio Massara, y susecretario de Asuntos Hídricos, René Chávez, el 12 de febrero pasado para acordar un acto de compromiso de trabajo, que contenía diez puntos de acción.

Pero según el referente de la asamblea vecinal, el municipio comenzó con los dos primeros puntos acordados una semana después de la reunión para abandonarlo a los pocos días de ejecución, dejando “cráteres” sobre la calle Recondo. “En el municipio no nos dan pelota”, explicó Chávez en referencia a los reclamos efectuado ante las autoridades.

NL-MFV
AUNO 12-03-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>