La Plaza que dejó de gozar

Una mirada crítica sobre los cacerolazos y la misoginia en la TV

Por Verónica Randi

Dejaron de gozar con el dólar, dejaron de gozar con viajes al exterior, dejaron de gozar de la evasión de impuestos, dejaron de gozar del uno a uno para comprar autos o perfumes importados, dejaron de gozar la represión, dejaron de gozar la mano dura, dejaron de gozar de ser los únicos privilegiados, dejaron de gozar de una democracia formal para las minorías y dejaron de gozar de dar sus mágicas recetas sopladas por el FMI.

Dejaron de gozar del unicato en el sindicato, dejaron de gozar de ser los comunicadores en su pedestal, dejaron de gozar de ser los únicos de tener libertad de expresión, dejaron de gozar de la seguridad que nunca existió, dejaron de gozar su homofobia y racismo en público y dejaron de gozar de pagar sueldos equivalentes a planes sociales.

Dejaron de gozar de la credibilidad de los incrédulos, dejaron de gozar del diálogo sin interlocutores, dejaron de gozar liderazgo, dejaron de gozar de notoriedad, dejaron de gozar de no ser interpelados, en definitiva dejaron de gozar.

Y si no se puede gozar es que vivimos en una dictadura… Esto es peor que la dictadura, la oposición en esto está toda de acuerdo y bien unida, lo dice hace mucho tiempo y lo machaca cada vez que puede.

Y cuando la vieron en la revista Noticias “El Goce de Cristina”, en esa tapa que se parece tanto a las tapas de la revista Humor que caricaturizaba a los jerarcas de la dictadura, salieron a acabar.

“Se va acabar, se va acabar la dictadura de los K”. Perdón salieron a cacerolear, como una buena ama de casa, que siempre cumple con su deber de madre y esposa y nunca usa la Cadena Nacional.

Y lo que más les indignó es que dijera a sus colaboradores que había que tenerle un poco de miedo… Pero, ¿qué se cree? ¡Que puede retar a los hombres! Esto es peor que Venezuela, que por lo menos gobierna un hombre.

Y la libertad es para pocos, aunque parezcan muchos cuando llenan la Plaza. La libertad es para los que la saben usar… que justamente son ellos. Porque siempre gozaron de la libertad de decidir quién podía gozar y quién no.

Ahora parece que también pueden gozar los chicos de 16 años de la libertad de elegir. Esto es el colmo ¿Cómo va a tener la misma libertad un chico que no sabe ni lavarse la bombacha que un viejo de mierda?

Y que acabe de una vez por todas esta dictadura de la libertad. ¿Qué pretenden ahora? ¿Que los presos gocen de libertad condicional? ¿Qué somos animales acaso? Si siempre fue Clarín y su hegemonía la que hizo el listado de cómo se debía distribuir la libertad.

Y no sólo la libertad, la riqueza también. Encima la Presidenta aumenta la Asignación Universal por Hijo un día antes del cacerolazo de la anorgasmia

“Pero que vayan a laburar esos negros de mierda”. Pero inteligentemente los medios enfocaron la multitud pacífica y civilizada. Tan civilizada que ni el pasto pisaba. Buena estrategia la que le soplaron a Macri de vallar con cinta el pasto unos días antes. Buena estrategia mediática la de no permitir que el cacerolero muerto de hambre de Recoleta exprese con quien quiere saciar su hambruna.

Y tiene razón. Al fin y al cabo no sólo de pan y lujos vive el hombre y mucho menos la mujer. Y por favor no me acusen de misógina que es de lo único que podemos gozar por estos día de dictadura K.

Y hay que reconocer algo. No se privan de gozar de la misoginia desde tempranas horas de la mañana. A las seis bien tempranito vemos a la chica degollada por el pollero o a la embarazada desaparecida y su esposo principal sospechoso en libertad (la justicia de los hombres, esa que representan con una hermosa mujer con los ojos vendados no encontró ninguna prueba).

Por las mañanas los que desayunan a la americana y la banda de chicas que también la tienen adentro nos anotician de infidelidades, que las mujeres son más vivas cuando engañan, que el nuevo Código Civil “no obligará a tener sexo” que “el matrimonio pasará a ser un contrato débil” y que se “legaliza la infidelidad”, mientras que la hermosa cocinera revuelve el estofado.

En el canal de la familia, a las 11 de la mañana veremos a chicas hermosas con poca ropa, haga frío o calor contando como se matan en el gimnasio y los miles de tratamientos y cirugías que se hacen para cirujear un minuto de cámara.

De chicas hermosas y golpeadas

A la una hablarán si son gatos, putas o tigres de bengala. A las 5 sabremos cómo cogen todos con todas o mejor dicho como se garchan a todas. Cuánto y quiénes cobran, cómo se hace un buen pete, si es mejor el sexo oral o anal, y sobre todo a cuántos políticos, sin nombrarlos, tienen en sus agendas.

A las 8 volvemos a ver a las mujeres golpeadas, quemadas, degolladas, torturadas y a Candelita y a su madre (que algo habrá hecho). Por suerte a las 10 empieza Tinelli y tenemos diversión sensible (de abajo) para toda la familia.

Si la chica tuvo un ACV seguro que miente, si se cruza o descruza las piernas es porque no usa bombacha. Y en zoológico de animales sueltos veremos lo divertido y rentable que es ser gato.

También cómo cazar y casar al empresario. Rial lo reconoce como si no tuviera nada que ver: “No sé por qué estas chicas se denigran, el medio las usa y después las tira”. Y la gente se pregunta azorada: ¿Qué pasa que hay una ola de feminicidios?

Nada, qué va a pasar, si son todas unas yeguas, putas, cretinas y Kretinas, infieles, vivas, ladronas, golpeadoras, estúpidas, drogadictas, botineras y gozadoras, hasta de la Cadena Nacional y en ¡Prime Time gozan! Hasta Tinelli fue censurado porque no pudo hacer su programa. Esto es una dictadura KK indudablemente, lo dice toda la oposición.

Espero que la semana que viene Cristina lance por Cadena Nacional el “Plan orgasmo para todos” aunque es probable que como es para todos, tampoco gocen. “Se va acabar, se va acabar, la dictadura de los K”.

AUNO 15-09-12
VR HRC

Fuente: Verónica Randi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>