La gurú del desamor

Un casamiento frustrado significó para Josefina Franci un cambio de rumbo: se convirtió en escritora. Querido ex futuro marido se llama su primer libro, que reúne las cartas que nunca envió a su expareja y tips para afrontar el desamor.

Por Sofía Parcesepe

Josefina Franci tiene 28 años y se dedica a la publicidad desde hace nueve. Su vida era estable, vivía en Inglaterra, tenía trabajo y estaba por casarse. Pero la ruptura amorosa con su futuro marido la impulsó a convertirse en escritora. Escribe porque tiene la necesidad imperiosa de poner en palabras todo su dolor para así sanar. Su libro, Querido ex futuro marido (PAM! Publicaciones), es un relato sincero de desamor, amor, odio y mucha desilusión escrito en primera persona. Además, es una guía para saber cómo superar y afrontar una separación. ¿Por qué decidió contar su historia? ¿Qué la impuso a escribir su primer libro?

En octubre de 2016 viajó a la Argentina para organizar el casamiento que se iba a celebrar el 18 de febrero. Un 31 de diciembre estaba en su departamento ultimando los detalles de la boda pero aún no sabía que ese día una llamada por FaceTime, una red social de videollamadas exclusiva de Apple, iba a cambiar su vida para siempre. Su futuro marido, un señor inglés, a través de una videollamada y a miles de kilómetros de distancia, llorando le dijo: “no puedo, perdón, pero no voy a ir”. Franci, anonadada, del otro lado del mundo y de la computadora, no entendió qué pasaba. Su futuro marido canceló la boda a 49 días del gran evento. Así comenzó una nueva etapa en la vida de Franci quien, años después, escribió una novela que relata en primera persona el desamor. Durante ocho largos meses de insomnio escribió todas las cartas que nunca le envió a su expareja. 

Querido ex futuro marido es un relato crudo, descontracturado y de fácil lectura acerca de qué le sucede a una mujer a la que le rompen el corazón. En 176 páginas “Jowie”, como le gusta que la llamen, expone las cartas y mails que nunca le envió a su expareja y además cuenta cómo es cortar una relación sin tener explicaciones del porqué. Creó una playlist de Spotify con canciones que representan sus emociones y acompañan cada capítulo del libro. A lo largo de la novela brinda algunos tips para saber cómo reaccionar “si tu pareja te cancela el casamiento vía FaceTime”.

-¿Qué te impulsó a escribir sobre tu propia historia?
-Creo que lo diferente de mi libro es que yo no pretendía que lo fuera. Eran cartas y mails para hacer catarsis que iban a quedar en mi computadora y nada más. Un día una amiga me preguntó cómo estaba y ahí decidí contarle acerca de lo que estaba escribiendo. Ella es escritora, se lo envié y me dijo “tenés oro en tus manos”. Después, con el tiempo, me animé a publicarlo pero el proceso de escritura y de creación fue completamente distinto al de otro libro. En mi caso no pensé una idea y a partir de ahí escribí, sino que empezó como un proceso de catarsis y después decidí publicarlo. 

-¿Cómo fue la experiencia de escribir tu primer libro Querido ex futuro marido?
-Escribir mi primer libro no te puedo decir que fue lo más porque la verdad es que la pasé bastante mal [risas]. Yo no me considero una escritora por ahora, sino una persona que tenía una historia para contar y que decidió publicarlo. No viví una experiencia parecida a la de cualquier escritor que piensa un tema, escribe sobre eso, busca una editorial, lo edita y publica. En mi caso fue distinto.

-¿Cómo es escribir en un momento en donde la tristeza abunda? 
-Qué buena pregunta [risas]. A mi me ayudó mucho escribir porque me sentía muy sola y al escribir dejé de sentirme así. Me empecé a sentir acompañada conmigo misma, con mis palabras, con todo lo que no me animaba a procesar en mi mente. Pero a la hora de sentarme frente a una computadora o a un papel y una birome largaba todos esos fantasmas que tenía y que no quería ver.

-¿Escribir sana?
-Escribir súper sana. Es una buena actividad para poder largar, vomitar todo y que después quede ahí en un papel. Me sirvió para sacarme todo lo que tenía adentro. Cuando publiqué el libro sentí que me di el alta de la terapia. Le pude contar a todo el mundo qué era lo que me estaba pasando y todo lo que me venía guardando y que no podía sanar del todo, se me fue. Dejé de llorar, dejé de sentirme con esa mochila que me pesaba mucho, con ese tabú. Me sentí mucho más liviana, me sirvió mucho publicar el libro para mi proceso de duelo.

-¿Escribir el libro marcó un antes y un después en tu vida?
-Re. Sí. Sigo siendo una simple mortal, mi vida cambió mucho pero sigo siendo la misma. Primero, en cuanto a lo personal, el duelo me cambió muchísimo. Si bien yo ya había superado un montón de cosas de lo que fui viviendo, pero la realidad es que siempre te queda algo y todavía me pesaba la mochila. Publiqué el libro y conocí un montón de gente que empatizó mucho con mi historia y eso fue liberador, lo viví como salir del closet. A nivel profesional cambió un montón, tuve que empezar a dividirme entre mi vida de mortal y de escritora. Lo viví medio a lo Hannah Montana [ríe]. A la mañana trabajo de publicista y después el resto del día me dedico al libro.

-¿Cómo fue el momento de publicar tu libro?
-Fue rapidísimo. El proceso previo a publicar fue mucho más tedioso que otra cosa. Elegí la editorial porque quería una que me respetara y valorara mi historia, no quería ser una más o que me tomaran como un negocio. Conocí a las chicas de la editorial PAM! Publicaciones, que es una editorial independiente, y nos enamoramos a primera vista. Busqué y recibí propuestas de otras editoriales pero las elegí a ellas porque me encantó la sensación que me dio cuando las conocí, me dejé llevar por la intuición. Las conocí, me gustó y dije “vamos para adelante”.  Ahí empezamos todo el proceso de edición del libro, dejamos bastante en crudo porque no queríamos que se perdiera la virginidad del relato, de las palabras y de su valor agregado. Además, yo soy redactora entonces el proceso de corrección fue súper rápido. 

-¿Cómo difundiste tu libro?
-Fue todo por redes sociales y principalmente por Instagram. Yo venía hace un año hablando en esta red social, con los pocos seguidores que tenía, sobre el lanzamiento de mi libro, pero no contaba de qué era. Sabía que para el lanzamiento tenía que hacer mucho ruido entonces hice un video en donde estoy disfrazada de novia, recreando y parodiando la situación de la llamada de FaceTime cuando me entero de la cancelación del casamiento. Ese video se viralizó muchísimo, tan es así que me contactaron desde Instagram para decirme que les había llegado mi video y que querían regalarme pauta para poder hacerlo viral y que tenga un mayor alcance. 

-¿El exfuturo marido sabe de la existencia del libro?
-Sí, sabe. Está al tanto del libro pero no lo leyó porque está escrito en español y él es inglés. Yo le mandé un mail para informarle cuando supe que iba a escribir porque necesitaba que me dé su consentimiento por escrito. Obviamente no iba a nombrarlo ni a poner fotos. Por suerte me dio su bendición. 

-¿Te dedicarías de lleno a la escritura?
-Uf, [resopla y piensa]. No sé, me encanta la publicidad y lo que hago y creo que jamás podría dejarla. Pero a la vez soy redactora y me encantó la experiencia de publicar mi libro. Trabajo de manera freelance para diferentes marcas de la Argentina, Chile y otros países del mundo. Aún sigo trabajando de eso, me divido entre la publicidad y la literatura.

-¿Tenés planes de escribir un segundo libro o hacer una continuación de Querido ex futuro marido?
-Sí, creo que éste no va a ser mi único libro. Estoy haciendo todo lo posible para que haya un segundo libro pero tampoco me quiero presionar. Cuando tengo inspiración me siento a escribir y cuando sienta que lo terminé lo voy a releer mil veces y si veo que está el mismo nivel o supera mi primer libro lo publicaré. Soy muy autoexigente, tiene que ser el mejor libro del planeta tierra. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>