La Fiscalía pidio la absolución para el ex policía acusado de asesinato

El juicio por el crimen de Enrique Redondo Martínez por parte de un ex suboficial de la Comisaría Cuarta de Lanús, acusado de “homicidio simple”, concluyó con los alegatos. La Fiscalía apoyó la hipótesis de la defensa del imputado: “legítima defensa”. El abogado de la familia de la víctima se mostró sorprendido por la postura y alegró que “no hay evidencias” que prueben esa versión.

Lomas de Zamora, mayo 18 (AUNO).- En la lectura de los alegatos del juicio a un ex suboficial de la Policía Federal acusado de haber asesinado a tiros a Enrique Redondo Martínez, un joven de 19 años de la localidad de Remedios de Escalada, Lanús, la Fiscalía pidió la absolución de todos los cargos para el imputado con el argumento de que “actuó en legítima defensa”, afirmación que el abogado de la familia denunció como carente de pruebas.

“No encuentro evidencia alguna que me haga pensar que los hechos pasaron de otra manera” a la expuesta por la defensa, que sostiene que el ex cabo Martín Venturini realizó los disparos la noche del 9 de octubre de 2002 cuando Redondo Martínez trataba de asaltarlo con un revólver, aseguró el fiscal Jorge Michelini.

El representante del ministerio público también basó su exposición ante el juzgado del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora, presidido por Guillermo Rolón, en que “una vez pasado el peligro”, al caer el joven al piso, el ex policía “depuso su actitud y llamó a la ambulancia”.

“Pudo haberse borrado porque no había testigos, pero no lo hizo, eso demuestra que no había otro móvil”, destacó Michelini, quien dijo “comprender” el “dolor de la madre de la víctima, pero desde el punto de vista judicial corresponde la absolución”.

A dos bancas de distancia, la madre del joven asesinado hace ocho años y medio, Delia Martínez, se mantenía en silencio y rígida en la silla, postura que conservó hasta el final de la sesión.

Su abogado, Miguel Iluchko, que solicitó “al menos doce años” bajo la figura de “homicidio simple”, discrepó con el alegato de la fiscalía y destacó que existe jurisprudencia que determina que “la legítima defensa debe ser acabadamente acreditada por quien la alega”.

“Sin embargo, Venturini nunca la alegó, ni en el período de instrucción ni durante el juicio”, enunció en primer lugar Iluchko y agregó que la hipótesis del robo que sostuvo la defensa basada en los testimonios del dueño de una siderúrgica de Remedios de Escalada, no está probada porque tuvo “contradicciones muy importantes entre los testigos” que la desacreditaron.

Uno de los testimonios referidos corresponde a Omar López, dueño de una zinguería de Escalda que declaró que un empleado suyo, Ezequiel Goyeche, le contó que la noche del asesinato había transportado en un Renault 12 negro a Redondo Martínez y a otro joven apodado “Negro”.

Según dijo López que su empleado le relató, cuando encontraron a Venturini, el “Negro” le dio un revólver a Redondo Martínez, que se bajó del coche en las calles Pastor Ferreyra —calle en que se produjeron los disparos— y Manuel Castro, y fue al encuentro del ex policía.

El relato fue apoyado por otro testigo, Fernando Huertas, también empleado de la zinguería, que dijo haber escuchado, no recordó cuando, una conversación en la que Goyeche decía que había llevado al “Negro” y a Redondo Martínez en un Renault 12 negro esa noche.

Sin embargo, Ezequiel Goyeche declaró en el juicio que sólo había usado un Renault 12 para llevar a Redondo Martínez a un kiosco para comprar cigarrillos.

Para el abogado de la familia, “los testigos fueron endebles” y ejemplificó que “Lopéz declaró que la conversación la mantuvo en un almuerzo de un día de trabado a unos 30 días días del asesinato, pero Ezequiel Goyeche comenzó a trabajar en el lugar entre cuatro y cinco años después”.

“Estoy sorprendido por la decisión del fiscal”, expresó a AUNO Iluchko y refirió que, al comenzar su presentación, “Michelini dijo: ‘Voy a mantener la materialidad infractora conforme al Artículo 79 en base al Homicidio Simple’. Y después terminó pidiendo la absolución”.

El próximo martes 24 de mayo a las 10 el juzagado dará el veredicto, y quizás también la sentencia, que podrán ser apelados por cualquiera de las partes.

RM-AFD
AUNO-20-05-11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>