Campaña solidaria para financiar la operación de una niña con parálisis cerebral

Antonella Celeste Fusco, una nena de dos años de Lanús, sufre de parálisis cerebral y epilepsia. Necesita un tratamiento especial basado en células madres que aún no se practica en Argentina. La esperanza de sus padres espera al otro lado del planeta, en China.

Lanús, agosto 9 (AUNO).- La pequeña Antonella Fusco de 2 años padece una encefalopatía crónica no evolutiva, más conocida como parálisis cerebral, y necesita un tratamiento con células madres que se ofrece en China, por lo que sus padres se largaron a una colecta de tapitas de plástico y llaves de bronce para poder afrontar los costos médicos y del viaje que suman unos 70 mil dólares.

A causa de esta enfermedad también sufre de Síndrome de West, que es una alteración cerebral epiléptica de la infancia grave y poco frecuente, que se suma a un cuadro de epilepsia por falta de oxigenación al nacer.

“Antonella es nuestra princesa, tiene un ángel especial y muchas pero muchas ganas de vivir, de mejorar, de seguir superándose, y sobre todo de ser feliz por eso queremos cruzar el mapa para poder intentar mejorar su calidad de vida”, se emocionó Natalia, la madre de la pequeña, en diálogo con AUNO.

Un posible tratamiento con células madres la espera en China, pero necesita de la colaboración de todos para afrontar ese viaje: “Todavía no tenemos fecha de traslado ya que tendríamos que tener por lo menos el 75% del dinero juntado para asegurarnos”, explicó Leandro Fusco, el padre de la nena.

La familia, además de juntar tapitas y llaves de bronce, realizará una rifa que sortea el 23 de agosto, además de festivales a beneficio para alcanzar los 70 mil dólares que se necesitan.

La pequeña nació con una doble circular en el cuello que le causó asfixia. Esa falta de oxigeno en su cerebro provocó un edema cerebral y graves hemorragias que la tuvieron en estado de coma durante 10 días.

“Me siento incomoda cuando alguien me dice que soy una mamá heroína, seria la heroína del cuento si yo hubiera elegido esto, pero creo que hago lo que cualquier mamá haría por un hijo en esta situación”, expresó Natalia.

“La salud de Anto es fuerte”, así la definen sus padres que hablan de la beba como “la causa del amor, de felicidad y el motivo de lucha diaria”.

“Con Leandro aprendimos tantas cosas, enfermería, estimulación, kinesiología, medicina, terapias alternativas, pero por sobre todas las cosas aprendimos que el amor cambia todo tipo de pronóstico, aprendimos a disfrutar de las cosas casi imperceptibles para otros”, subrayó Natalia y agregó que las expectativas son muchas.

Con el tratamiento, Antonella podría obtener una mejora de sus constantes convulsiones, de su capacidad motora, su inteligencia y el desarrollo de su cuerpo.

La familia además abrió hace una semana atrás una cuenta en el Banco Provincia para recibir colaboraciones. La caja de ahorro está a nombre de Fusco Leandro David, bajo el CUIL: 20-25601443-3, identificada con el CBU: 0140999-8 0320006065619-4. Para conocer más al respecto, está disponible el sitio web www.unamanoporanto.com.ar

09-08-13
MP-AG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>