Intendentes, con sus cuentas en desorden

En Lanús está previsto el cierre del ejercicio 2009 con un rojo de 15 millones; saldrá a buscar inversiones. Almirante Brown no tendrá déficit, pero sufrirá una desaceleración en su crecimiento. En Esteban Echeverría, admiten que están “apretados” con las cuentas, pero aseguraron que “hasta el momento” no saldrán a buscar recursos con aumentos de tasas. Todo lo contrario a Lomas de Zamora, que esta semana aprobó un incremento de entre el 30 y el 50 por ciento.

Merced al contexto económico internacional y a cuestiones políticas, la provincia de Buenos Aires encara un déficit presupuestario que rondaría los 5 mil millones de pesos. A mitad de año los municipios de la tercera sección electoral comenzaron a sentir el impacto de una fuerte reducción del flujo de dinero de la Provincia a las comunas. En algunos casos lograron evitar que se congelaran las inversiones previstas para 2009 pero en otros admitieron que el dinero “no alcanza para cubrir todo”, tal como lo sintetizó el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez.

En diálogo con AUNO, Díaz Pérez admitió que el distrito deberá cerrar este año con un déficit de 15 millones de pesos aproximadamente. En tanto, el gobierno comunal busca “vías para nivelar las cuentas” y evitar una desinversión. No ocurre lo mismo con Almirante Brown, donde no cerrarán el año con déficit, según el secretario de Coordinación y Gabinete de Hacienda, Jorge Herrero Pons. Pero habrá una desaceleración de las inversiones en ese municipio.

“Tenemos dificultades financieras”, reconoció Díaz Pérez, quien explicó que tuvo un “fuerte impacto la caída de la coparticipación provincial”. El intendente detalló que su administración está “buscando vías para nivelar las cuentas” como pueden ser los “nichos de deuda con el municipio. Al echar mano a los deudores, Lanús pretende aumentar la recaudación, que tuvo una baja considerable a partir de la segunda mitad del año.

El mandatario comunal explicó que el distrito tiene “un apoyo fuertísimo de la Nación en cuanto a obras”. Y si bien calificó este aporte como una “muy buena ayuda”, advirtió que “no alcanza para cubrir todo”.

No obstante, pronosticó una “recomposición muy positiva a nivel nacional, provincial y municipal”, porque este año el país debió atravesar “la crisis internacional y la gripe A”, lo que generó un impacto negativo en la Provincia. A esto se le sumó la sequía que, según el intendente, “complicó la producción y venta de soja, y por lo tanto la coparticipación”.

EN BROWN, NO HABRÁ DÉFICIT PERO SÍ LIMITACIONES
Por su parte, Herrero Pons aseguró a esta agencia que Almirante Brown “no va a cerrar con déficit”. Sin embargo, el secretario de Coordinación y Gabinete de Hacienda del distrito explicó que la delicada situación fiscal de la Provincia también los afectó: “De 2007 para acá casi duplicamos el presupuesto todos los años. En 2010 el aumento va a ser sólo del 15 por ciento”.

A pesar de la liviandad aparente de la situación en este distrito, la gestión del intendente Darío Giustozzi debió recurrir a una ampliación presupuestaria ante el complicado contexto económico que vive la Provincia. El Concejo Deliberante local extendió el presupuesto de 216 millones de pesos a 224 millones. Lejos de duplicar esa suma, para 2010 el cálculo de gastos será de 251 millones de pesos.

Según Pons, a diferencia de Lanús, Almirante Brown tuvo una “mejora en la recaudación” impositiva, lo que le permitió “compensar el menor ingreso desde la Provincia” y alcanzar una “mejora en los servicios”. Pero se pronunció en la misma línea que Díaz Pérez al advertir que terminarán con una baja de la coparticipación de un “8 o 10 por ciento”. No obstante, “Almirante Brown tiene espaldas para bancar esto, pero a otros municipios no les va a ser tan fácil”, concluyó el funcionario.

ECHEVERÍA AGUANTA, LOMAS AUMENTA
En el entorno del intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, informaron a AUNO que están “apretados” con las cuentas del distrito, pero que hasta el momento el dinero “se maneja con prolijidad”. En esta línea, aseguraron que “hasta el momento no se habla de aumentar las tasas municipales”.

“Estamos apretaditos con los números” indicaron las fuentes consultadas, quienes subrayaron que no estiman un cierre de año complicado. Es más, pronosticaron una mejora para el próximo año.
En Lomas de Zamora, la situación es distinta. Esta semana el Concejo Deliberante aprobó un aumento de tasas que oscila entre el 30 y el 50 por ciento. La medida todavía es resistida por los comerciantes de Banfield.

Sin embargo, el oficialismo aseguró que el ordenamiento impositivo se hizo con “la mayor justicia posible”, porque en las “zonas postergadas” del distrito el aumento va a ser “nulo”.

PANORAMA 2010
Aunque el presupuesto bonaerense 2010 aún no fue presentado en la Legislatura provincial, en la Cámara de Diputados estiman que rondará los 65 mil millones de pesos, con un déficit de 6 mil millones. La oposición ya empezó a tejer críticas a ese cálculo, por considerar que estará por debajo de los números reales.

Fuentes de la Cámara baja provincial explicaron a AUNO que esas cifras no contemplan una estimación de aumentos salariales, por lo que el déficit podría ser superior a esa previsión.

En tanto, el Ministerio de Economía de Buenos Aires, encabezado por Alejandro Arlía, se reserva el borrador del presupuesto y no se arriesga a dar los números concretos hasta que el gobernador Daniel Scioli haya tomado la decisión de enviar el proyecto al Parlamento.

PS-AFD
AUNO-16-10-09
aauno@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>