Fútbol con glamour en el Sur

El club inauguró 23 palcos de los más modernos del fútbol argentino en el estadio Florencio Sola que posibilitan una forma diferente de vivir cada partido. También se estrenó la confitería ubicada debajo de las plateas altas. Así quedaron culminadas las obras iniciadas a fines de 2006, que le costaron al ‘Taladro’ más de 9 millones de pesos.

-¿Les puedo servir algo caballeros? -preguntó la mesera.

_-Sí, traeme unos sándwiches de miga y 3 gaseosas por favor -_contestó Néstor.

Faltaban 20 minutos para que comenzara el partido y el ex dirigente e hincha de Banfield ya recibía en su palco la atención personalizada que le habían prometido. Algo impensado para un estadio de fútbol argentino y mucho más para una institución de la zona Sur del Gran Buenos Aires.

A pesar de eso, a partir del viernes pasado lo inimaginable se hizo real en el estadio Florencio Sola, donde los fanáticos y directivos ‘albiverdes’ ya disfrutan del confort y las comodidades que brinda la remodelada platea de la cancha de Peña y Arenales.

Entre los servicios, el sector de privilegio cuenta con televisores de plasma, butacas símil cine, frigobar, aire acondicionado, heladera, seguridad y una fantástica vista al campo de juego. “Todo un equipamiento de primer nivel, típico de un club europeo”, según coincidieron varios simpatizantes en diálogo con la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión.

A su vez, se estrenó una confitería debajo de las plateas altas, que se suma a las diferentes obras que se realizaron en el ‘Lencho’ Sola como el nuevo sistema lumínico, los vestuarios para árbitros y equipos de Primera y Reserva, un salón para realizar el control antidóping y cabinas de transmisión. El valor total de la obra ascendió los 9 millones de pesos.

“La inauguración de los palcos y la finalización de las obras representa un crecimiento muy grande. El club está creciendo en todos los aspectos. En lo institucional, lo futbolístico y en infraestructura. Todo esto es una representación de que se va completando todo lo que uno pretende”, aseguró el presidente de Banfield, Carlos Portell.

Por su parte, el socio vitalicio del club Cesar Delgado sostuvo: “Esta edificación es algo nunca pensado para nosotros que tenemos muchos años en el club”.

Y también comentó que se sintió “muy cómodo y conforme” con las obras, mientras dialogaba con AUNO sentado en uno de los 23 palcos que estrenó el club del Sur del Gran Buenos Aires en el partido contra Racing Club, por la segunda fecha del Clausura.

Durante el encuentro, los palcos -que costaron entre 54 mil a 110 mil pesos, según la ubicación, por un contrato de 5 años -, fueron ocupados por varios directivos, ex futbolistas, representantes de jugadores, socios e hinchas.

“La época en la que estuve al frente del club fue nefasta… hasta nos estaban por cortar la luz por falta de pago. Así que para nosotros es increíble estar sentados en estos cómodos asientos viendo el partido en un lugar tan lindo. Es todo un sueño”, aseguró el ex presidente de Banfield, Néstor Edgardo Villar, que gobernó entre 1981 y 1983.

De las viejas y tradicionales plateas separadas en tres sectores ya no queda nada. En el nuevo Florencio Sola, los hinchas podrán utilizar una de las instalaciones más modernas del país, a la altura de clubes como Boca, Vélez y River.

Una situación impensada hace siete años, cuando Banfield andaba sin rumbo en Primera B Nacional. Ahora, lejos de la oscuridad del fútbol del Ascenso, los fanáticos tendrán la posibilidad casi inédita de vivenciar cada partido de una forma diferente. “A puro lujo y confort. Al estilo de la elite”.

AUNO 20-02-08
NS-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>