En el Suteba consideraron “lamentables” y “elitistas” las declaraciones de la ministra Soledad Acuña sobre los docentes

Los titulares del sindicato docente de Esteban Echeverría, Lomas de Zamora y Almirante Brown manifestaron su desacuerdo con los dichos de la ministra porteña de Educación. Los calificaron como “lamentables”, y exigieron su renuncia.

Las resonantes declaraciones sobre los docentes por parte de la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, calaron hondo en el seno de los gremios y el gobierno nacional. A raíz de ello, titulares del Sindicato Unificado de Trabajadores de la educación de Buenos Aires (Suteba) condenaron las afirmaciones realizadas por la ministra, a quien acusaron de ser “elitista”, pidieron su renuncia y recordaron el desfinanciamiento en el sector educativo público llevado a cabo por parte de la gestión macrista.

La polémica tuvo su génesis cuando Acuña, durante un ciclo de charlas realizada por el diputado de Juntos por el Cambio Fernando Iglesias, advirtió “sobre una raíz de la militancia política en las aulas que está en la formación docente”, además de afirmar que el perfil de los aspirantes a docentes “son de los sectores cada vez más bajos socioeconómicos y cada vez más grandes de edad que eligen la carrera como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras”.

Entre los datos de los cuales se nutre la autoridad máxima de la Ciudad en materia educativa se encuentra la evaluación diagnóstica efectuada en el 2017 realizada a más de 11 mil estudiantes avanzados de carreras docentes. Entre los consultados, el 51 por ciento era mayor de 25 años y el 29 por ciento había estudiado otra carrera de nivel superior y la abandonó, en tanto que cinco de cada diez estudiantes destacaron elegir la carrera porque les garantiza un empleo relativamente estable.

Los titulares de Suteba de tres distritos de referencia del conurbano bonaerense destacaron en diálogo con AUNO que quien se encargó de ejercer un posicionamiento ideológico “fue la ministra”, quien luego del revuelo generado volvió a expresarse en contra de la supuesta militancia en las aulas.

“No hay que tratar a los estudiantes como papagayos repetidores de contenidos descontextualizados”

Javier Perín, Suteba Lomas.

El titular de Suteba de Lomas de Zamora, Javier Perín, calificó como “lamentable que una ministra de Educación estigmatice a los docentes”, en tanto que subrayó que la única herramienta para formar “hombres y mujeres libres capaces de construir un proyecto colectivo de justicia e igualdad es la educación”.

“Si la ministra considera que negarse a convalidar el trabajo docente como administración obediente de paquetes pedagógicos exógenos y enajenantes está mal, la que tiene una visión diferente de la educación es ella. No hay que tratar a los estudiantes como papagayos repetidores de contenidos descontextualizados”, afirmó en relación al rol de los maestros y profesores dentro de las aulas.

Por otra parte, el referente de Suteba de Lomas de Zamora recordó que en 2017, el ex ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, realizó diferentes encuestas en donde una de ellas arrojó que el 75 por ciento de los docentes encuestados estudiaba por vocación y compromiso tanto con los niños como con la escuela pública. “Ellos mismos obtuvieron resultados totalmente contrarios a lo que esbozan, que no es más ni menos que una visión clasista, racista y ofensiva contra todo el conjunto de la docencia, a los que nos tratan de pobres y fracasados”, afirmó.

En sintonía con Perín, el secretario general de Suteba Esteban Echeverría, Dante Boeri, sostuvo que la postura por parte de los referentes políticos de Cambiemos “es totalmente elitista en relación al origen social”. En esa línea, ponderó que la educación “es un derecho”, y que la condición socioeconómica “no puede determinar tu nivel de estudio”.

“El problema es que este sector político sí relaciona el posible nivel cultural con el origen social, lo cual me lleva a recordar la frase de la gobernadora Vidal sobre para qué queríamos tantas universidades en el conurbano si total son todos pobres y no pueden llegar a recibirse”, destacó Boeri.

El dilema sobre el contenido y la edad de los docentes

Desde el sindicato que nuclea a los trabajadores de la educación en la Provincia señalaron que la real preocupación de Acuña no es la militancia política en las aulas, sino el contenido en sí mismo.

“Les molesta que se enseñe lo acontecido durante la dictadura militar, que se explique la historia de las abuelas de Plaza de Mayo o que incluso el gobierno de Néstor Kirchner forme parte de la currícula”, explicó el titular de Esteban Echeverría y también del municipio de Ezeiza. Y agregó: “Todo profesor tiene su mirada ideológica, hay diferentes posturas y esa es la riqueza de la escuela pública, pero nadie le dice a un alumno lo que tiene que pensar“.

En tanto, para Perín, “recuperar la centralidad de la escuela pública es vital”, y consideró que “los saberes de los sujetos deben ponerse en diálogo para “construir conocimientos que incidan en la realidad con un sentido transformador”, a través de pilares fundamentales como la verdad, justicia, políticas de género, educación sexual integral, entre otras, explicó.

“Ese debate debe darse dentro de las escuelas y es algo que les preocupa a los sectores que siempre han entendido a la escuela como una máquina donde se debe obedecer lo que los grandes poderes pregonan”, remarcó.

Por su lado la secretaria general de Suteba Almirante Brown, Haydée Kazieczko, afirmó que “el concepto que tiene de lo que es ejercer la docencia es justamente un posicionamiento ideológico, lo que ella crítica”, en tanto que defendió la proliferación de debates enriquecedores entre docentes y estudiantes.

La discusión en torno a la edad de inicio del estudio por parte de quienes se transforman luego en futuros profesionales de la educación atraviesa también el debate. Para Boeri, “no es cierto que el sistema este plagado de docentes de edad muy elevada, ya que a partir de los 50 años con ciertos requisitos pueden jubilarse”. De todos modos, aclaró que no ve problema alguno en la posibilidad de continuar enseñando si  la persona se encuentra en condiciones óptimas de salud, y que el conocimiento “no distingue edades”.

Efectivamente, el régimen previsional docente en la provincia de Buenos Aires presenta aspectos que lo distinguen de otras profesiones. Según lo establecido en el Decreto-Ley 9650/80, la jubilación automática para docentes puros dependientes de la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) o de la Dirección Provincial de Escuelas de Gestión Privada (Dipregep) se da a los 50 años de edad y 25 de servicios, con diez años mínimo frente a las aulas, o bien con 55 años y 30 de servicios docentes en cualquiera de las ramas de la enseñanza.

“Si bien está demostrado que muchas personas comienzan a estudiar a una edad avanzada, es un fenómeno que se da en cualquier carrera universitaria. De todas formas el sistema educativo de la Provincia establece un límite de edad para el ingreso a la docencia para así figurar en el listado oficial, de modo que el estado cuenta con herramientas que prevén ciertas consideraciones”, analizó Perín, quien sin embargo realzó que desde la seccional de Lomas de Zamora “se alienta a la formación y estudio de cualquier ciudadano”.

Pedido de renuncia de la ministra que jamás estuvo frente a un aula

En forma unánime, los titulares de Suteba de las regiones mencionadas consideraron que Acuña debería ser removida de su cargo a raíz de sus declaraciones “ofensivas y estigmatizantes”. Sin embargo, hay un punto central en el análisis: la formación de la ministra y sus antecedentes.

“Nunca ejerció la docencia, por lo tanto no puede dimensionar lo que significa ser maestro de la escuela pública, donde somos la mayoría de las veces la palabra de acompañamiento a las familias y la única presencia del estado en el barrio, haciéndonos cargo de lo que otros no hacen”, subrayó Kazieczko, quien además sostuvo que alguien que denigra a los docentes de esa manera “no debería conservar su cargo”.

Acuña es licenciada en Ciencia Política, y entre los antecedentes previos a su llegada al cargo que ocupa desde 2015, se destaca la presidencia de la Comisión de la Mujer (2003-2005) y la Comisión de la Salud (2005-2007). Además, fue legisladora y subsecretaria de Promoción Social en el Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad de Buenos Aires (2007-2011) y tuvo a su cargo la Subsecretaría de Equidad Educativa en el Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad; es decir, jamás ejerció la docencia.

“La única verdad es que ella desconoce por completo el sistema educativo público, nunca estuvo parada en un aula enseñando”, agregó Boeri. Por su parte, Perín destacó que los pensamientos de Acuña no escapan a la forma de gestión que impulsó durante cuatro años su partido, “en donde se intentó colocar voluntarios en las aulas, cerrar centros de adultos y desfinanciar el presupuesto educativo en forma permanente”.

Tras coincidir con su par de Lomas de Zamora sobre la reducción ejercida en las partidas presupuestarias que incluso llevó a múltiples escuelas del Estado a dejar de contar con línea telefónica e internet, el referente de Suteba Esteban Echeverría concluyó: “Muchas personas se forman de grande porque con políticas como las desarrolladas por el Gobierno anterior tenían que trabajar para comer o ayudar en la casa y no podían estudiar. Cuando el estómago está vacío es difícil desarrollarse como profesional”.

AUNO-2-12-20
FC-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>