El país intenta avanzar hacia la eco-certificación forestal

Como parte de un lento fenómeno mundial, Argentina buscará que en los próximos años sus bosques se manejen de forma “ecológica”, de manera que la extracción de madera se pueda certificar como proveniente de zonas con un manejo sustentable y “socialmente correcto”.

(AUNO*) Esta es la intención de la Secretaría de Agricultura de la Nación, según resaltó el subsecretario, Javier De Urquiza, quien reconoció que actualmente el país se encuentra “atrasada” en cuanto a las naciones desarrolladas.
Desde hace unos años, el comercio mundial de madera ha migrado de las formas tradicionales hacia una más sofisticada en la que el consumidor final europeo o norteamericano en menor medida, exige que la madera con la que están construidos, por ejemplo sus muebles de dormitorio, provenga de bosques tratados de manera “amigable”.
“La idea básica que subyace en la eco certificación forestal es sencilla: los productores e industriales de la madera esperan que sus productos eco certificados, aquellos que proceden de bosques en los que se cumplió una serie de estándares sociales y ambientales, sean valorados en el mercado, y en consecuencia, preferidos al momento de su compra por el mayor número de consumidores”, indicó el funcionario.
Además, puntualizó que, “en otras palabras, se asume que la creciente preocupación social por el cuidado del medio ambiente y la protección de los bosques se traducirá en demanda”.
Tras destacar que en el mundo el crecimiento de los bosques “ecocertificados” fue exponencial, De Urquiza resaltó: “en la Secretaría de Agricultura somos concientes que la sustentabilidad ambiental es crucial para mantener la producción agropecuaria y forestal, pero también lo es velar por nuestros intereses comerciales”.
“Queremos un perfil exportador para el sector forestal argentino, pero no deseamos encontrarnos en un futuro cercano en el mercado internacional con barreras arancelarias de carácter ambiental. El tema comercial es nuestra preocupación y por esta razón este año estamos comenzando a construir un Programa Nacional para la Certificación de Plantaciones Forestales”, indicó el funcionario.
Para definir la magnitud de lo que se viene en la materia en los próximos años, de Urquiza recordó que en enero pasado, el presidente de Francia, Jacques Chirac dijo que para el 2010 su gobierno “sólo utilizaría madera ecológicamente certificada en sus obras públicas”.
“No veo como una amenaza a este nuevo contexto en el comercio internacional de la madera sino como una clara oportunidad para el desarrollo de nuestro sector forestal. La eco certificación nos brinda un marco de referencia que no tenemos en la actualidad para avanzar hacia objetivos concretos”, dijo el funcionario de la secretaría de Agricultura..
Además, indicó que “el cumplimiento de los estándares no está limitado a lograr mejoras significativas en la gestión ambiental, sino que también implica cumplir con normas específicas de salud y seguridad en el trabajo forestal, y un tema no menor en la Argentina, estar al día con los impuestos. En estos dos puntos en particular sabemos que resta mucho por hacer”.
También admitió que “en el tema eco certificación venimos atrasados”, puntualizó que “decisiones que debieron ser tomadas varios años atrás recién son asumidas en la actualidad” y ejemplificó que “Chile y Brasil ya tienen sus sistemas de certificación forestal en marcha”.
Al referirse a la implementación del programa, De Urquiza reconoció que se contará con la “importante ayuda económica de la Unión Europea”, que financiará la creación y desarrollo del programa nacional de certificación, “que son las etapas más complicadas, que se refieren a la construcción institucional y capacitación”.
“En el caso del INTA confiaremos una vez más en su capacidad técnica, que liderará la identificación de los estándares de manejo forestal sostenible”, explicó el funcionario, quien aclaró que el programa de eco certificación que se busca alcanzar “estará restringido a las plantaciones forestales, que en la Argentina son en su mayoría de pinos, eucaliptus y álamos”. “Los bosques nativos escapan a la injerencia institucional de Agricultura”, dijo.
Además, añadió que “en el futuro, el cuidado del medio ambiente tendrá la misma trascendencia que hoy tienen los aspectos sanitarios”. “Al igual que en el fútbol. La eco certificación forestal ha comenzado a diferenciar en el comercio mundial de la madera una incipiente primera y una segunda división. Tenemos muy en claro en cual de las dos categorías queremos que participe la Argentina, y esta administración trabaja para lograr este objetivo”.
AUNO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>